Episodios maníacos: síntomas, tratamiento y técnicas de manejo de la manía.

Conocimiento sobre episodios maníacos.

El período maníaco, también conocido como manía, es un período de energía. Puede hablar más rápido de lo habitual, notar sus pensamientos rápidos, hacer mucha actividad y sentir que no necesita dormir tanto.

Un episodio maníaco es un estado de ánimo extremadamente enérgico, feliz o irritable que dura al menos una semana. Los episodios maníacos suelen ser un signo de trastorno bipolar tipo I.

Puede sentirse bien durante un episodio maníaco, pero los síntomas y comportamientos pueden estar acompañados de riesgos.

Por ejemplo, en un episodio determinado, puede realizar inversiones arriesgadas, gastar más dinero de lo habitual o emprender demasiados proyectos sin el tiempo o la capacidad para completarlos.

Los tratamientos para el trastorno bipolar, como medicamentos, terapias y cambios en el estilo de vida, pueden ayudar a las personas a controlar episodios emocionales como la manía.

¿Qué es un episodio maníaco?

Los episodios maníacos se definen como un estado de ánimo elevado o irritabilidad y un exceso de energía durante al menos 1 semana. Esto significa que ha estado experimentando estos síntomas durante la mayor parte de esa semana.

Los síntomas suelen ser lo suficientemente graves como para atraer la atención de quienes los rodean y, en ocasiones, pueden requerir hospitalización.

Aunque la manía generalmente se asocia con el trastorno bipolar, en realidad solo se encuentra en un tipo: bipolar I.

Si experimenta una manía más leve (llamada hipomanía) con un episodio depresivo, es posible que le diagnostiquen otro tipo de trastorno bipolar, el trastorno bipolar II.

Según el DSM-5, la edad promedio de la primera aparición de la manía bipolar tipo I es de 18 años. Pero algunas personas experimentan síntomas en la infancia o la edad adulta.

El inicio de la manía puede variar de persona a persona. Es posible que se sienta muy bien, como si estuviera “en la cima del mundo” o que pudiera hacer cualquier cosa, o puede volverse muy irritable.

A menudo, las personas tienen dificultades para concentrarse o quedarse dormidas durante la manía. Eventualmente, esto puede tener un impacto grave en el trabajo o la vida social.

Durante la manía, algunas personas pueden hacer cosas sin considerar las consecuencias, como gastar demasiado dinero o arriesgar la seguridad personal.

El trastorno bipolar generalmente se puede tratar con una combinación de medicamentos y terapia. Consulte los 10 pequeños pasos que puede seguir para controlar los síntomas del trastorno bipolar.

Los síntomas de la manía

El Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5) establece que los episodios maníacos implican al menos 3 de los siguientes cambios de comportamiento:

  • Alta autoestima, alta confianza en sí mismo o arrogancia.
  • Necesidad reducida de dormir, como sentirse descansado después de solo 3 horas de sueño
  • Habla rápido, en voz alta, a veces incluso de manera caótica, o siente la presión de seguir hablando.
  • Pensamientos intensos o pensamientos que cambian rápidamente
  • Sentirse distraído con facilidad o incapaz de concentrarse en una cosa durante mucho tiempo.
  • Realizar muchas actividades a la vez, como tareas laborales, organizar actividades sociales o deportes aparentemente sin propósito.
  • Participar impulsivamente en actividades que pueden tener consecuencias perjudiciales, como gastos excesivos, alcohol o drogas, o conducción peligrosa.

Estos comportamientos no son comunes para usted, por lo que sus amigos y familiares pueden reconocer este cambio.

Por definición, los síntomas de la manía son lo suficientemente graves como para obstaculizar su vida y sus operaciones. Por ejemplo, pueden causar:

  • Problemas en el trabajo
  • desempleo
  • Perdidas economicas
  • Dificultades en tus relaciones.

Los síntomas pueden ser lo suficientemente graves como para requerir hospitalización para mantenerse a salvo.

Para diagnosticar un episodio maníaco, su médico descartará otras causas de estos síntomas, incluido el uso de medicamentos o drogas, y otras afecciones médicas.

Hablemos de los síntomas en detalle:

Aumentar la autoestima

Este síntoma es como aumentar la autoconfianza acrítica. Esto puede parecer aceptar un nuevo proyecto sin ninguna experiencia específica, como comenzar una novela sin experiencia en escritura, o buscar publicidad para un invento sin considerar todos los detalles.

Las ideas exageradas también son comunes, como pensar que tiene una relación especial con figuras políticas o religiosas famosas.

Menos necesidad de dormir

Los episodios maníacos suelen implicar una disminución de la necesidad de dormir.

Es posible que se despierte unas horas antes de lo habitual, pero aún se sienta con energía. Cuando esta afección es grave, las personas a veces permanecen despiertas durante varios días, pero aún así no se sienten cansadas.

Habla rapido

La manía generalmente implica un habla rápida y fuerte que es difícil de explicar. Incluso si otras personas no están dispuestas a comunicarse, es posible que desee seguir hablando.

Las bromas, los juegos de palabras, el comportamiento dramático y los cantos son todos comunes.

Usted o las personas que lo rodean también pueden notar que está usando una forma de hablar llamada sonido metálico. Aquí, puede vincular palabras en función de su sonido en lugar de su significado. La rima forzada y la aliteración son comunes.

Si su estado de ánimo es más irritable que alto, su discurso puede contener quejas, comentarios hostiles, ira o peroratas.

Pensamientos acelerados

Sus pensamientos pueden ser mucho más rápidos de lo que expresa durante un episodio maníaco. Algunas personas dicen que es como si vieran 2 o 3 programas de televisión al mismo tiempo.

También puede volar con ideas: discursos rápidos casi continuos, cambios repentinos de un tema a otro. Cuando este síntoma es severo, su habla puede parecer desorganizada o difícil de entender.

Siéntete distraído con facilidad

Puede perder fácilmente el enfoque y terminar enfocándose en objetos no relacionados. Por ejemplo, durante una conversación, es posible que su atención se centre en el ruido de fondo o en los objetos de la habitación en lugar de la conversación que está teniendo.

También puede ser más difícil distinguir entre las ideas que están relacionadas con la conversación y las que solo están ligeramente relacionadas (o no están relacionadas en absoluto). Esto puede hacer que pierda el rumbo y descarrile el chat.

Hacer muchas actividades

Es muy común esforzarse demasiado durante la manía, organizarse y participar en muchas actividades, incluso si no siempre puede completarlas. Puede encontrarse trabajando en proyectos a todas horas del día y de la noche, con poco sueño o descanso.

También puede sentirse más sociable, actualizar a viejos conocidos o llamar a amigos (o incluso a extraños), a veces en momentos extraños durante el día o la noche. Otra persona puede pensar que estas interacciones son invasivas o exigentes.

La hipersexualidad (mayor motivación para la actividad sexual) puede ocurrir durante un episodio maníaco.

Por último, puede parecer inquieto o inquieto, caminar más de lo habitual o tener varias conversaciones al mismo tiempo, como por teléfono y conversaciones cara a cara.

Comportamiento de alto riesgo

La sensación de hinchazón, aumento de la autoestima y arrogancia que experimenta a veces puede llevarlo a participar en actividades que tienen consecuencias dañinas.

Por lo general, no es consciente del daño que estas acciones pueden causar en ese momento.

Algunos ejemplos incluyen:

  • Conducción insegura
  • Abuso de alcohol o drogas
  • Inversión empresarial excesiva o arriesgada
  • Actividad sexual que es inusual para usted.

Tratamiento y estilo de vida

Un plan de tratamiento eficaz para el trastorno bipolar suele ser una combinación de medicamentos y psicoterapia.

La psicoterapia, también conocida como terapia de conversación, puede ayudarlo a reconocer y cambiar las emociones, pensamientos y comportamientos perturbadores.

Según la persona y su situación, las opciones de tratamiento para el trastorno bipolar pueden incluir:

  • Educacion psicologica
  • Terapia cognitivo-conductual (TCC)
  • Relaciones interpersonales y terapia del ritmo social (IPSRT)
  • Terapia centrada en la familia
  • Terapia de comportamiento dialéctico (DBT)

Los medicamentos para el trastorno bipolar suelen incluir estabilizadores del estado de ánimo y antipsicóticos atípicos. También es posible que deba tomar medicamentos para ayudar a dormir o aliviar la ansiedad.

A veces, es posible que deba tomar antidepresivos para ayudar a aliviar los síntomas de la depresión y también tomar estabilizadores del estado de ánimo para evitar que los antidepresivos desencadenen la manía.

El Instituto Nacional de Salud Mental también recomienda el ejercicio regular para ayudar a reducir la depresión y la ansiedad y promover un mejor sueño. Dormir bien puede mejorar significativamente la salud mental.

¿Quieres saber más? Lea sobre el tratamiento del trastorno bipolar aquí.

Cómo lidiar con un episodio maníaco

Manejar el trastorno bipolar y la manía puede ser complicado, pero a través de prueba y error, puede encontrar la mejor manera de sobrellevarlo.

Los signos de un episodio maníaco varían de persona a persona. Tomarse el tiempo para comprender sus desencadenantes puede ayudarlo a sentirse más empoderado y con más control cuando aparezcan los desencadenantes.

El seguimiento de emociones es una excelente manera de hacer esto.

Las aplicaciones o escribir un diario funcionan bien para algunas personas.La Depression and Bipolar Support Alliance (DBSA) proporciona un rastreador de salud gratuito que puede imprimir y publicar en la pared o guardarlo en una carpeta..

También puede resultarle útil que sus seres queridos (o ambos) le notifiquen cuando noten algún signo, porque es posible que no siempre se dé cuenta de que está sucediendo.

La International Bipolar Foundation ofrece los siguientes consejos para prevenir episodios maníacos:

  • Cuando note signos de un episodio emocional inminente, comuníquese con. Hable con su equipo de tratamiento y comuníquese con familiares o amigos. Resolverlo temprano puede evitar que la trama empeore.
  • Evite el uso de alcohol y otras sustancias. Estos pueden interactuar con las drogas y afectar el estado de ánimo.
  • Sea paciente, ya sea para usted mismo o para encontrar el tratamiento adecuado. Encontrar el medicamento y las herramientas adecuadas para afrontar la situación puede llevar algún tiempo. Sea amable con usted mismo.
  • Un paso a la vez. Los pequeños pasos pueden incluir establecer un programa de sueño, hablar con amigos para recibir apoyo o contactar a un profesional de la salud mental.
  • Busque apoyo. Únase a un grupo de apoyo donde pueda hablar sobre su experiencia con otras personas.
  • Prueba técnicas de manejo del estrés. Aliviar el estrés puede mejorar el bienestar general. Algunas opciones preferidas son el ejercicio, la meditación, el yoga o la jardinería.
  • Acepta ayuda. Puede que se necesite algo de práctica para aceptar la ayuda de otros, pero obtener el apoyo adecuado de familiares y profesionales es esencial para evitar la depresión y el aislamiento.
  • Desarrolle un plan de acción de emergencia. Este plan de seguridad se puede utilizar en situaciones de crisis. Cree una lista de recursos y estrategias de afrontamiento para usar cuando sea necesario.
  • Obtenga Zzz de alta calidad. Dormir lo suficiente, mantener buenos hábitos de sueño y crear un entorno de sueño tranquilo y oscuro son beneficiosos para la salud mental.

Es importante continuar con su plan de tratamiento, sin importar cómo se sienta durante el episodio maníaco. Si bien es posible que sienta que ya no necesita el medicamento, suspender el medicamento cuando finaliza el episodio puede tener efectos secundarios desagradables.

Una vez que termine el episodio maníaco, cuídese y restablezca sus rutinas de sueño, dieta y ejercicio.

Para obtener más ayuda sobre el manejo del trastorno bipolar, consulte DBSA y la International Bipolar Foundation.

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.

(Visited 18 times, 1 visits today)