Codependencia: Poner el “yo” en Independencia

Codependencia: Poner el “yo” en Independencia

¿Dónde está tu centro de fuerza? ¿Está en ti o en otras personas o circunstancias? Paradójicamente, las personas controladoras a menudo sienten que no tienen control sobre sus vidas o incluso sobre sí mismas.

El control es importante para los codependientes. Muchas personas tratan de controlar lo que no pueden controlar (otras personas), en lugar de lo que pueden controlar (los suyos, sus sentimientos y su comportamiento). Inconscientemente, son controlados por los demás, sus adicciones, miedos y culpas.

Las personas que tienen el control de sus propias vidas y su destino son más felices y exitosas. En lugar de sentirse víctimas de los demás o de su destino, están motivados desde dentro y creen que sus esfuerzos darán resultados, buenos o malos. Tanto la creencia como la experiencia les permiten funcionar de manera autónoma.

Este artículo explora la autonomía, los puntos de control y la autoeficacia como motivadores importantes y ofrece algunos consejos para ayudarlo a obtener una mayor sensación de control.

autonomía

La palabra “autonomía” proviene de la combinación latina de yo y ley. Significa que manejas tu propia vida y reconoces tus acciones. Es posible que aún esté influenciado por factores externos, pero considerando todo, sus acciones reflejan sus elecciones. (Los debates filosóficos y sociológicos sobre el libre albedrío y la autodeterminación están más allá del alcance de este artículo).

En diferentes culturas, la autonomía es una necesidad humana básica. Las personas que experimentaron autonomía informaron niveles más altos de salud mental y funcionamiento social. Su sentido de bienestar y autoestima aumentó. Cuando te valoras a ti mismo, tienes más poder para afirmar tu autonomía. Es el sentimiento de separación y plenitud lo que te hace sentir separado en una relación y completo cuando estás solo. Te sientes independiente y capaz de decir no a la presión de los demás. Tu comportamiento está determinado por tus creencias, necesidades y valores, que te dan un mayor control sobre tus pensamientos y emociones. Esto es lo opuesto a rebelarse o agradar a los demás. Los rebeldes no son autónomos en sus pensamientos y acciones. Son una reacción contra una autoridad externa, por lo que están controlados por ella. En efecto, la autonomía te permite escuchar a alguien de forma no defensiva y modificar tu perspectiva para incorporar nueva información.

Cuando carece de autonomía, tiene más control sobre las acciones, pensamientos y sentimientos de los demás y se adapta en consecuencia. Reacciona y se preocupa por las expectativas y reacciones de otras personas, y difiere de sus opiniones. Puede ser difícil para usted tomar decisiones y actuar por su cuenta. En cambio, usted es fácilmente influenciado o busca las opiniones de los demás. Esta tendencia proviene y refuerza la baja autoestima. La falta de autonomía y autoestima puede dar lugar a muchos síntomas, como:

  • presión
  • adiccion
  • Violencia doméstica
  • abuso emocional
  • Problemas de comunicación
  • preocupación y ansiedad
  • culpa, y
  • enfado

desarrollo de la voluntad

La individualización es el proceso de convertirse en un individuo psicológica y cognitivamente independiente que comienza en la infancia y continúa hasta la edad adulta. Los bebés primero deben sentirse seguros con sus madres y cuidadores. El psicoanalista Erik Erikson cree que la confianza o desconfianza básica se forma durante los primeros 18 meses de desarrollo y depende de una sensación constante de comodidad y satisfacción de las necesidades básicas del bebé. Si el cuidador no está disponible emocionalmente, es rechazado o es inconsistente, el niño está inseguro en este mundo.

“La duda es hermana de la vergüenza”, dice Erickson.En la segunda etapa, hasta los 3 años, los niños aprenden a controlarse a sí mismos, comenzando por controlar las excreciones del cuerpo. Aquí, el niño comienza a tomar decisiones rechazando y expresando sus necesidades y preferencias. Esto genera confianza y un sentido de independencia. Los niños pequeños pueden sentirse inadecuados y sospechosos si no se apoyan estos desarrollos naturales. Imagínese si sus elecciones fueran ignoradas o rechazadas constantemente por figuras de autoridad en todo su mundo. Empezarás a dudar de ti mismo y te sentirás avergonzado muy rápidamente.

Debido a los estilos de crianza disfuncionales, los codependientes a menudo carecen de motivación y agencia intrínsecas. Su conexión con estos recursos internos aún no se ha desarrollado. Por capaces que sean, muchos no tienen confianza ni son competentes en todas las áreas, incluso si realmente lo son, es difícil para ellos motivarse a menos que haya una fecha límite externa, una recompensa, un apoyo o una competencia. El poder más efectivo y duradero viene del interior. Pero si creciste en un ambiente autoritario, caótico, descuidado o controlado, es cuestionable si recibiste apoyo y aliento. Ambos, junto con la libertad de experimentar y explorar sus impulsos y preferencias innatos, son necesarios para permitir que la dinámica interna se desarrolle de forma natural. A veces, los padres son más indulgentes con los niños pequeños y luego reprimen sus esfuerzos independientes cuando son adolescentes.

Mujeres y Autonomía

Es más probable que las mujeres carezcan de agencia debido a influencias culturales, de desarrollo y sociales. Una razón es que las niñas no tienen que ser separadas de sus madres para ser mujeres. Según Carol Gilligan, la feminidad se define por el apego y la identidad de género de una mujer se ve amenazada por la separación. Por otro lado, dado que los niños deben separarse de sus madres e identificarse con sus padres para convertirse en hombres, su identidad de género se ve amenazada por la intimidad. (En una Voz Diferente: Teoría Psicológica y Desarrollo de la Mujer, 1993, pp. 7-8). Además, se anima a los niños a ser más agresivos y autónomos, y las niñas están protegidas y más apegadas a sus padres.

Las mujeres a menudo se quejan de ser buenas por sí mismas, pero se pierden tan pronto como están en una relación o en presencia de una pareja. Algunas personas renuncian a sus pasatiempos, amigos, carreras y actividades creativas. Tienen dificultades para pasar de un fin de semana íntimo a la oficina, o no pueden expresar sus puntos de vista frente a una pareja o figura de autoridad.

punto de control

Las creencias también afectan tu comportamiento y determinan si tu actitud hacia la vida es pasiva o activa. Si sabe por experiencia que su voz o sus acciones no tienen ningún efecto, desarrolla una sensación de inutilidad, una actitud de “¿cuál es el punto?”. Empiezas a convencerte de no tomar medidas. Esto refleja la creencia de que su “punto de control” es externo, que está controlado por una fuerza o destino externo. Se siente impotente para alcanzar sus metas y afectar su vida.

Por otro lado, con los puntos de control interno, crees que si estás preparado y trabajas duro, puedes lograr resultados. Eres más autónomo y responsable de tus acciones, sentimientos y de satisfacer tus propias necesidades. No culpas a los demás ni a las circunstancias externas por tus fracasos y éxitos. Movilizas recursos para cumplir tus deseos en lugar de esperar señales, situaciones o instrucciones de los demás.

autoeficacia

La autoeficacia es una creencia en las propias capacidades y también es importante para la motivación. Conocer tus esfuerzos a través de la aventura y la experiencia será efectivo. A medida que adquiere nuevas habilidades o experimenta entornos y experiencias desconocidos, gana confianza, autoeficacia, coraje y el impulso para cambiar. Las personas que dudan de poder lograr algo por lo general no lo intentan.

sugerencia

El desarrollo de la autoestima es la base de la autonomía. Descubre tus necesidades, deseos y pasiones. Practique la autoexpresión, la autoaceptación y el establecimiento de límites (ser capaz de decir que no). Asuma riesgos, incluidos los riesgos interpersonales, para aumentar su competencia, autonomía y eficacia. Esto a su vez aumenta la autoestima y proporciona un incentivo para tomar más riesgos.

Piense en sus intenciones y metas y por qué son importantes. Obtenga apoyo y aprenda lo que se necesita para lograr sus objetivos. “La interdependencia de los tontos” proporciona pasos y ejercicios para lograr la autonomía.

“Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.”

(Visited 1 times, 1 visits today)