Tratamiento del trastorno de la personalidad del rendimiento | Centro de psicología

Tratamiento del trastorno de la personalidad del desempeño

El trastorno de la personalidad del desempeño puede afectar muchos aspectos de su vida, pero con tratamiento, sus síntomas pueden controlarse.

Si a menudo siente la necesidad de ser el centro de atención y esto afecta su vida y la forma en que se ve a sí mismo, es posible que tenga un trastorno de personalidad del desempeño (HPD).

Los patrones de comportamiento de HPD incluyen buscar atención y exagerar las emociones. Si tiene HPD, las personas a menudo pueden describirlo como:

  • Dinámico
  • encantador
  • coqueto
  • Manipulado
  • Tentador
  • impetuoso

Mediante el tratamiento y el autocuidado, puede controlar los síntomas del HPD y avanzar hacia una mejor calidad de vida.

¿Se puede curar el trastorno de la personalidad del desempeño?

Los profesionales de la salud mental prefieren hablar sobre el manejo y el tratamiento de los síntomas en lugar de «curar».

Si tiene HPD, es posible que se sienta mejor consigo mismo cuando los demás lo reconozcan. La psicoterapia (terapia de conversación) puede ayudarlo a cambiar esta forma de pensar.

El tratamiento puede ayudarlo a desarrollar habilidades que mejoren la autoestima. También puede ayudarlo a vivir su propia vida sin preocuparse por si otras personas quedarán impresionadas.

¿Cuál es el mejor tratamiento para HPD?

El tratamiento tiene como objetivo revelar y abordar por qué la atención de los demás lo hace sentir mejor consigo mismo y ayudarlo a desarrollar habilidades para manejar y cambiar estos sentimientos y comportamientos.

Algunas causas de HPD incluyen:

  • Genética
  • El trauma de la niñez o las malas experiencias de la niñez pueden hacer que las personas utilicen conductas de búsqueda de atención como mecanismo de afrontamiento.
  • Comportamientos aprendidos del entorno infantil y las relaciones interpersonales.

Aunque no puede cambiar sus genes, su terapeuta puede ayudarlo a descubrir cómo el pasado puede afectar sus sentimientos y comportamiento actuales.

Debido a que los trastornos de la personalidad duran toda la vida, es posible que desee recibir tratamiento nuevamente en el futuro después de completar una serie de tratamientos.

Cuando usted es un participante activo y está dispuesto a entablar una relación con su terapeuta, sus síntomas responderán mejor al tratamiento.

Terapia de conducta cognitiva

La terapia cognitivo-conductual (TCC) puede ayudarlo a identificar y cambiar patrones de pensamiento disfuncionales. Los estudios han demostrado que la TCC es muy eficaz para los trastornos de la personalidad.

CBT está orientado a objetivos, estructurado y enfocado en el presente. Los participantes hacen la tarea como parte de su tratamiento.

Terapia psicodinámica

La terapia psicodinámica es más flexible y abierta, y no incluye tareas. Su objetivo es conectar su experiencia pasada con su comportamiento actual.

Si tiene un trastorno de personalidad que experimentó en la infancia, la terapia psicodinámica puede ayudar a aclarar esta conexión.

Terapia interpersonal

La Terapia de Relaciones Interpersonales (IPT) verificará sus relaciones actuales.

Al igual que la CBT, la IPT puede ayudarlo a identificar patrones de pensamiento desadaptativos, especialmente cuando se aplican a la forma en que interactúa con los demás.

Si las relaciones interpersonales problemáticas hacen que desarrolle síntomas de depresión, IPT puede ayudarlo a cambiar la forma en que participa en estas relaciones, como ayudarlo a mejorar sus habilidades de comunicación.

Medicamentos HPD

Los medicamentos no son el tratamiento estándar para los trastornos de la personalidad. Además, los expertos dijeron que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) no ha aprobado medicamentos para el HPD.

Los médicos a veces recetan medicamentos para las enfermedades acompañantes, como la depresión o la ansiedad. Las diversas opciones de medicamentos se dividen en varias categorías, según cómo afecten su cerebro.

Los estudios han demostrado que varios medicamentos que se usan comúnmente para otras enfermedades pueden ayudar a aliviar los trastornos afectivos del HPD:

  • Antidepresivos, que se utilizan a menudo para la depresión.
  • Estabilizador del estado de ánimo, a menudo utilizado para el trastorno bipolar.
  • Antipsicóticos, de uso frecuente para la esquizofrenia.

Los científicos dicen que estos medicamentos pueden ser útiles para las personas con estas otras enfermedades, pero no hay mucha investigación sobre su efectividad para los pacientes con HPD.

Autocuidado de HPD

Además de los cursos de tratamiento, practicar el cuidado personal puede ayudarlo a sanar y mejorar su salud.

A continuación, se muestran algunos elementos básicos del cuidado personal:

  • Dormir lo suficiente. El sueño es una parte importante de su salud física y mental. Si no duerme bien, ahora es un buen momento para concentrarse en hacer un horario de sueño constante. Los recordatorios de higiene del sueño, como el tiempo sin pantalla, también pueden ayudar.
  • Hacer ejercicio regularmente. El acondicionamiento físico puede ayudar a mejorar el sueño, reducir los niveles de estrés y aumentar su salud y bienestar en general. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan al menos 150 minutos de actividades para aumentar la frecuencia cardíaca por semana y entrenamiento de fuerza al menos dos veces por semana. Todo ayuda.
  • Practica la atención plena. Considere utilizar otras técnicas para reducir el estrés, como ejercicios de relajación, entrenamiento de atención plena, yoga y reducir los factores desencadenantes del estrés en la vida.
  • Come alimentos nutritivos. Sin nutrición, el autocuidado es incompleto. Si es más fácil, puede comenzar con poco: intente agregar uno o dos alimentos saludables a su dieta cada semana, mientras reduce los alimentos no saludables, como los alimentos altamente procesados ​​o los alimentos que contienen azúcares agregados.

¿Quién diagnostica HPD y cómo?

El proceso de diagnóstico comienza con la comprensión del médico de su historial médico y un examen físico. Harán esto para descartar cualquier condición física que pueda hacer que desarrolle síntomas.

A continuación, su médico puede derivarlo a un profesional de la salud mental para ver si tiene un trastorno de la personalidad.

Asegúrese de consultar a expertos que hayan recibido formación especializada en este campo. Por eso, su médico de cabecera le recomendará que consulte a un psiquiatra o psicólogo.

Su experiencia les ayuda a determinar el diagnóstico correcto, porque algunos trastornos de la personalidad tienen comportamientos dramáticos y emocionales. Incluyen:

  • Trastorno de la personalidad del desempeño
  • Trastorno narcisista de la personalidad
  • Trastorno límite de la personalidad

El psiquiatra o psicólogo comparará sus síntomas con los criterios descritos en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, 5ª edición (DSM-5).

Criterios de diagnóstico

Considere preguntarse si ha experimentado patrones de comportamiento que se incluyan en algunas de las siguientes categorías:

  • Comportamiento de búsqueda de atención: Como exagerar la historia o tratar de «soltar» a otras personas
  • Comportamiento seductor: Coquetear o vestirse provocativamente cuando sea inapropiado
  • Emociones fluctuantes y reacciones extremas: Rápidos cambios en las emociones y reacciones, dado que el contexto les parece extremo a los demás.
  • La afirmación de fanfarronear no es necesariamente cierta: Fingir estar informado pero carecer de detalles para respaldar su afirmación.
  • Apariencia primero: Intentar influir con ropa elegante, accesorios o peinados.
  • Acto dramático: Por ejemplo, reacciones emocionales exageradas.
  • Fácil de sugerir: Siga las tendencias o adopte una forma de pensar sin tener que pensar demasiado en estas opciones
  • Estado exagerado de la relación: Actúa como si la conexión personal fuera más profunda que la real

Los profesionales de la salud mental diagnostican HPD en personas con al menos cinco síntomas en estas categorías.

Revisemos

Si tiene HPD, puede recibir tratamiento.

Puede aprender habilidades para apoyar su autoestima sin la aprobación de los demás. Su terapeuta puede ayudarlo a aprender técnicas para establecer límites personales y regular las emociones.

Entre tratamientos, practicar el cuidado personal ayudará a su tratamiento y a su salud en general.

Recuerde, sea usted el centro de atención o no, usted es importante.

Parte de su comportamiento con HPD puede presentar desafíos, pero no tiene por qué definirlo. Cuando esté listo, puede brindar apoyo para el diagnóstico y el tratamiento.

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.