Trastorno por atracón: causas y factores de riesgo

¿Qué causa el trastorno por atracón?

La bulimia es una enfermedad común pero a menudo incomprendida. Comprender sus causas puede ayudar a romper el estigma.

La bulimia es el trastorno alimentario más común en los Estados Unidos. De hecho, la Asociación Nacional de Trastornos de la Alimentación (NEDA) declaró que el riesgo combinado de anorexia y bulimia puede ser tres veces mayor.

Aunque es común, todavía es incomprendido y muy estigmatizado. Muchas personas se muestran reacias a buscar tratamiento debido a la vergüenza y el estigma asociados con esta enfermedad.

Por eso es tan importante comprender las causas del trastorno por atracón. Cuando entendemos por qué sucede, podemos ayudar a reducir el estigma y alentar a las personas a obtener apoyo.

¿Qué es la bulimia?

Aunque el trastorno por atracón no es una enfermedad nueva, es un trastorno alimentario agregado recientemente al Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5).

“Por definición, el atracón es el consumo de una cantidad anormalmente grande de alimentos en un corto período de tiempo, acompañado de una pérdida de control”, dijo Angela Karras, psicóloga clínica licenciada especializada en trastornos alimentarios en la ciudad de Nueva York.

“La definición de ‘grandes cantidades de comida’ varía de persona a persona”, agregó.

Aunque no hace daño hacer esto una o dos veces, si ocurre con frecuencia y afecta negativamente su salud mental o física, puede convertirse en una enfermedad.

“Para ser diagnosticado con trastorno por atracón, una persona debe atracarse al menos una vez a la semana durante 3 meses”, dijo Karras.

Esta afección generalmente comienza en la adolescencia o principios de los veinte, pero puede afectar a cualquier persona: niños y ancianos.

¿Quieres saber más? Puede leer acerca de los signos y síntomas aquí.

razón

El trastorno por atracón es causado por una combinación compleja de factores biológicos, ambientales y psicológicos.

Es la interacción entre estos factores lo que puede aumentar sus probabilidades de desarrollar esta enfermedad.

Sin embargo, todos somos únicos, por lo que la combinación de factores de riesgo varía de persona a persona.

Experiencias familiares y de la niñez

La bulimia suele ser endémica en la familia. Hay varias razones posibles para esto, que incluyen:

  • Similitud biológica o genética entre miembros de la familia.
  • Las actitudes de su familia hacia la comida y la imagen corporal.
  • Vida familiar estresante

Lo que escuche en la infancia afectará su relación con la comida.

Escuchar comentarios críticos sobre su peso, tipo de cuerpo o hábitos alimenticios a medida que crece puede provocar trastornos alimentarios en el futuro, especialmente si estos comentarios provienen de personas cercanas a usted.

“Sabemos que las burlas basadas en el peso son un factor común y común para las personas que terminan con el trastorno por atracón”, dijo Elizabeth Wassenaar, psiquiatra y directora médica del Diet Recovery Center.

Animar a los niños a hacer dieta o perder peso también puede provocar trastornos alimentarios. Esto es especialmente dañino para las personas que ya pueden tener una mayor probabilidad de desarrollar un trastorno alimentario.

“Cómo nuestros padres moldean la dieta, el cuidado personal y su percepción general del peso”, dice Karen Koenig, psicóloga dietética, psicoterapeuta licenciada y terapeuta que se ha recuperado de los trastornos alimentarios.

“Por ejemplo, mi padre comió en exceso, así que pensé que estaba bien. También me pidió que terminara toda la comida del plato”, agregó. “Mi madre tiene regulaciones dietéticas estrictas, lo que parece injusto, así que violé estas regulaciones para protegerme y proteger mis necesidades”.

Sociedad y Cultura

Muchos factores sociales y culturales influyen en los trastornos alimentarios.

La cultura alimentaria, la presión de verla de cierta manera y los anuncios interminables que fomentan expectativas corporales poco realistas afectan nuestra relación con la comida y el cuerpo.

“Una de las principales fuerzas sociales que contribuyen a los atracones es la pérdida de peso, la dieta y la restricción de alimentos”, dijo Koenig.

“Cuando nuestra ingesta de nutrientes está por debajo de cierto nivel, nuestro cuerpo nace para querer alimentos”, dijo. “Cuando nos sentimos privados de comida emocionalmente, o cuando sentimos una falta de felicidad en general, también buscamos comida”.

Por lo tanto, las expectativas de hacer dieta, restringir ciertos grupos de alimentos o cambiar el tamaño y la forma de nuestro cuerpo pueden llevar a la pérdida del control al comer.

La atención de la sociedad a la “delgadez” también contribuye a la imagen corporal negativa.

Wassanaar dijo: “La idealización cultural de la pérdida de peso en sí misma puede desencadenar personas propensas a los trastornos alimentarios y conducir a comportamientos de trastornos alimentarios”.

Finalmente, hay factores socioeconómicos.

“Debido a los bajos ingresos familiares, algunas personas crecen con alimentos suficientes o insuficientes”, dijo Koenig. “Así que estas personas comen en exceso porque están acostumbradas a ver comida y a comer cuando hay comida”.

psicología

Para muchas personas, el trastorno por atracón puede estar relacionado con la salud mental y otros aspectos de la afección.

En una encuesta nacional realizada en 2006, casi el 80% de los pacientes con bulimia cumplían los criterios para otras afecciones de salud mental.

Un estudio de 2009 encontró que el 73,8% de los pacientes con bulimia experimentaron otra enfermedad mental en algún momento de sus vidas, y el 43,1% actualmente padece otra enfermedad mental.

Estas condiciones de salud mental incluyen:

  • ansiedad
  • Trastorno de estrés postraumático (PTSD)
  • Depresión mayor
  • Desorden bipolar
  • Trastorno del control de impulsos
  • Trastorno por consumo de sustancias
  • Otros trastornos alimentarios

Un estudio de 2016 encontró resultados similares. Las personas con trastorno por atracón también son más propensas a sufrir otros trastornos alimentarios y problemas de salud mental, y el riesgo de suicidio también es mayor.

Además, “la mayoría de las personas con trastorno por atracón tienen antecedentes de trauma o negligencia”, dijo Wassanaar.

Para algunas personas, comer en exceso está relacionado con el desafío de expresar emociones. Este comportamiento también puede ser una forma de lidiar con la ira, la tristeza, el aburrimiento o el estrés.

También puede usar los atracones para lidiar con:

  • Solo
  • auto-humillación
  • falta de confianza

Karas explicó que cuando siente que su dieta está fuera de control, también puede sentirse avergonzado o culpable. Esto puede llevar a sentirse como un “fracaso”, lo que puede exacerbar la ansiedad, especialmente en situaciones sociales relacionadas con la comida.

Para reducir esta ansiedad, las personas pueden comenzar a encogerse o reducir la interacción social. La soledad puede provocar ansiedad y depresión. Este es un ciclo.

Factores biológicos de riesgo

“Existe evidencia de que el trastorno por atracón puede ocurrir en la familia”, dijo Karas. Por lo tanto, si alguien en su familia tiene la enfermedad, las investigaciones muestran que usted también tiene más probabilidades de tener la enfermedad.

Esta situación también puede deberse a la química y la estructura de nuestro cerebro.

Los estudios han demostrado que las personas con trastorno por atracón pueden ser más sensibles a la dopamina en el cerebro, que es responsable de las recompensas y los sentimientos de placer.

Otros estudios han demostrado que ciertas estructuras cerebrales pueden estar involucradas, lo que resulta en una mayor respuesta a los alimentos. Esto puede dificultar el control de la cantidad de alimentos que ingerimos.

Es por eso que algunos investigadores están estudiando cómo los cambios en los niveles químicos del cerebro afectan nuestros hábitos alimenticios. Creen que estos estudios pueden brindarnos una mejor oportunidad de comprender las diferencias en el cerebro.

Por ejemplo, el hipotálamo es el área del cerebro que controla el hambre. En el trastorno por atracón, es posible que no envíe información correcta sobre el apetito y la saciedad.

Además, dijo Wassanaar, “los pacientes de Blimia tienen indicadores de inflamación más altos que los controles con el mismo peso, lo que puede darnos algo de información sobre cómo sus cuerpos manejan el estrés”.

¿Cómo diagnosticar?

Por lo general, no se sabe que alguien tiene un trastorno alimentario al observar a alguien. Y es difícil saber si alguien tiene bulimia, porque puede ocultar su comportamiento por vergüenza o vergüenza.

Para obtener un diagnóstico, un profesional de la salud mental o de la salud generalmente le preguntará primero acerca de sus síntomas, con qué frecuencia aparecen y su historial médico.

Si comienza con su médico de cabecera, es posible que lo derive a un profesional de la salud mental o alguien que se especialice en trastornos alimentarios.

El médico también puede ordenar pruebas de detección de sangre, orina u otras pruebas de detección para detectar afecciones de salud que pueden ser causadas por el trastorno por atracón.

Según el DSM-5, debe tener al menos 3 síntomas de trastorno por atracón para ser diagnosticado. Estos síntomas suelen aparecer al menos una vez a la semana durante 3 meses.

¿Qué tan efectivo es el tratamiento?

El tratamiento de todos se ve diferente. Puede trabajar con un profesional de la salud o un equipo para determinar el mejor plan de tratamiento para usted.

“La recuperación es posible”, dijo Callas. El objetivo es mejorar tu relación con la comida, el cuerpo y contigo mismo.

“Lo que queremos aprender es cómo sentir la flexibilidad de los alimentos respetando nuestro hambre y las señales completas”, dijo Karras.

Las emociones están íntimamente relacionadas con nuestra relación con la comida. Al igual que otros mecanismos de afrontamiento, los atracones suelen protegerlo de ciertas cosas. Tiene una función.

Encontrar la causa raíz de este comportamiento puede ayudarlo a romper este ciclo y establecer una nueva relación con la comida.

La terapia de conversación puede ser una herramienta muy útil para tratar el trastorno por atracón. Con un terapeuta de confianza, puede analizar las causas subyacentes de su afección, incluido cualquier trauma o afección de salud mental que pueda afectar la forma en que se siente y se comporta.

Al mismo tiempo, si le ayuda, un dietista que comprenda la bulimia puede desarrollar un plan de dieta consistente que respalde la nutrición y tenga en cuenta su salud mental.

Esto significa que el tratamiento puede involucrar:

  • Terapia cognitivo-conductual (TCC)
  • Psicoterapia interpersonal
  • Otras terapias conductuales
  • Antidepresivos para tratar enfermedades concurrentes, como la depresión.

Las investigaciones también muestran que los métodos de afrontamiento diarios pueden mejorar su bienestar general, como la práctica de la atención plena, el ejercicio regular, una buena higiene del sueño y la búsqueda de sistemas de apoyo en persona o en línea.

Puede leer más sobre el tratamiento del trastorno por atracón aquí.

¿Que sigue?

Aunque el trastorno por atracón es complicado, es totalmente posible recuperarse.

“El trastorno por atracón es muy tratable y más del 65% de los pacientes con trastorno por atracón pueden lograr la abstinencia a largo plazo mediante el tratamiento adecuado”, dijo Wassenaar.

Sin embargo, si no sabe que otras personas están experimentando trastornos alimentarios, los trastornos alimentarios pueden resultar muy solitarios.

Puede ser útil leer las experiencias de otras personas con los trastornos alimentarios, por ejemplo, en uno de estos blogs.

NEDA tiene un foro donde puede conectarse con otras personas que comparten experiencias similares. También brindan información sobre cómo encontrar un centro de tratamiento local cerca de usted.

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.

(Visited 21 times, 1 visits today)