Todo lo que necesita saber sobre la bulimia nerviosa

Acerca de la bulimia nerviosa

La bulimia es un trastorno alimentario, generalmente conocido por sus síntomas típicos de comer en exceso. Pero la enfermedad implica mucho más que estos.

La bulimia nerviosa, también conocida como bulimia, también se caracteriza por una obsesión por la comida, el peso, la imagen corporal y la forma.

Mediante un tratamiento correcto y estrategias de afrontamiento, y entendiendo esta situación, se puede controlar la bulimia.

¿Qué es la bulimia?

El trastorno por atracón es un trastorno alimentario que implica comportamientos alimentarios extremos y dañinos.

El trastorno por atracón generalmente se caracteriza por comer en exceso (ingerir grandes cantidades de alimentos) y eliminación (deshacerse de los alimentos de alguna manera). Muchas personas con bulimia comen grandes cantidades de alimentos en un período corto de tiempo, durante el cual se sentirán fuera de control, como si no pudieran dejar de comer hasta que terminen la comida.

Después de comer en exceso, puede resultar una sensación abrumadora de culpa y vergüenza, lo que lleva a la autorización para deshacerse de la comida.

Pero, en realidad, existen dos tipos de bulimia: secuestrante y no eliminatoria.

  • Elimina la bulimia. Este es el tipo más común de bulimia y generalmente implica vómitos o el uso de diuréticos y laxantes para aclararlo.
  • Bulimia no depurativa. Este tipo generalmente incluye ayuno o ejercicio excesivo después de comer en exceso.

Algunas personas pueden tener comportamientos de bulimia que se aclaran y que no se aclaran.

El comportamiento de la bulimia se suele realizar en privado, por lo que muchas personas con esta enfermedad se sienten solas y aisladas. Pero si padece bulimia, no está solo.

Aproximadamente 28,8 millones de estadounidenses sufrirán trastornos alimentarios a lo largo de su vida. De estas personas, al menos 288.000 (alrededor del 1%) padecen bulimia nerviosa.

¿Tiene más preguntas sobre la bulimia? Puede leer algunas preguntas frecuentes aquí.

Estadísticas de bulimia

Aunque los medios siempre han creído y enfatizado este punto, la bulimia no solo afecta a las mujeres blancas jóvenes. Afecta a personas de todas las edades, identidad de género, orientación sexual, raza y tipo de cuerpo.

Echemos un vistazo rápido a todas las estadísticas sobre la bulimia y sus efectos:

  • En los Estados Unidos, alrededor del 1% de las personas sufrirán bulimia en algún momento de sus vidas.
  • La bulimia afecta a las mujeres (0,5%) con una frecuencia cinco veces mayor que a los hombres (0,1%).
  • En comparación con los hombres, las mujeres con bulimia tienen más probabilidades de buscar tratamiento para sus trastornos alimentarios.
  • La mediana de edad de aparición (al inicio de la enfermedad) fue de 18 años.
  • Entre los adolescentes con bulimia, el 41,3% refirió comportamientos purificadores, mientras que el resto realizó comportamientos no purificadores.
  • En comparación con los adolescentes blancos, los adolescentes negros tienen un 50% más de probabilidades de participar en comportamientos relacionados con el trastorno por atracón (como los atracones).
  • Los hispanos tienen más probabilidades de sufrir bulimia que sus compañeros no hispanos.
  • Los estudiantes universitarios asiático-americanos informan que, en comparación con sus compañeros no asiáticos, la incidencia de conductas relacionadas con el trastorno por atracón (como lavarse) es mayor.
  • Los hombres homosexuales tienen 7 veces más probabilidades de comer en exceso que los hombres heterosexuales y 12 veces más probabilidades de ser eliminados que los hombres heterosexuales.
  • Los varones homosexuales y bisexuales tienen más probabilidades de realizar conductas de limpieza, como vómitos, ayuno o el uso de laxantes o pastillas para adelgazar para controlar el peso.
  • Entre el 35% y el 57% de las adolescentes tienen comportamientos relacionados con la bulimia, como el vómito autoinducido y el uso de medicamentos para adelgazar o laxantes.
  • La bulimia es el tipo de trastorno alimentario más común entre los soldados.

Signos y síntomas

No siempre es fácil observar si alguien tiene bulimia. Las personas con bulimia pueden ser delgadas, de peso medio o con sobrepeso.

Algunos signos comunes de bulimia incluyen:

  • Hinchazón de mejillas o mandíbula.
  • Deshidratación severa
  • Callos o abrasiones en los nudillos o el dorso de las manos
  • Problemas gastrointestinales, como estreñimiento o reflujo ácido.
  • Rotura de vasos sanguíneos en el ojo.
  • Dientes manchados o descoloridos

Las personas con bulimia suelen ocultar sus síntomas con mucho cuidado. Sin embargo, puede notar estos comportamientos que pueden indicar un problema.

Los comportamientos o cambios comunes pueden incluir:

  • Van al baño después de comer.
  • Encontrarás envoltorios de comida vacíos en lugares inesperados.
  • Hacen ejercicio con regularidad, incluso con mal tiempo o cuando están cansados ​​o lesionados.
  • Acumulan comida en lugares desconocidos.
  • Encontrarás paquetes vacíos de laxantes, diuréticos o pastillas para adelgazar.
  • Se saltan comidas o comen porciones mucho más pequeñas.
  • Usan en exceso enjuagues bucales, mentas o chicle.

Si desea obtener más información sobre los signos y síntomas de la bulimia, puede leer más aquí.

Causas y factores de riesgo

La causa exacta de la bulimia no se comprende completamente, pero los expertos creen que hay varios factores que aumentan las posibilidades de que una persona desarrolle este trastorno alimentario.

Los factores incluyen:

  • Genética
  • Estrés emocional
  • Salud mental
  • Experiencia social y cultural
  • Evento estresante de la vida
  • Bullying y humillación por peso
  • Evento traumatico

Es necesario comprender más sobre las causas de que alguien desarrolle bulimia. Por ejemplo, los investigadores han estado estudiando la conexión entre los cambios en la estructura del cerebro y la dieta.

¿Quieres saber más? Puede encontrar todas las causas y factores de riesgo de la bulimia aquí.

diagnóstico

Si cree que puede tener bulimia u otros trastornos alimentarios, puede hablar primero con un profesional de la salud, quien puede proporcionarle una evaluación, diagnóstico o derivación a un especialista en trastornos alimentarios.

Su médico puede comenzar con un examen físico. Pueden observar de cerca su peso y estatura para determinar su índice de masa corporal (IMC). También se revisará su historial médico anterior para buscar cambios extremos de peso a lo largo del tiempo.

También se le harán preguntas sobre sus hábitos alimenticios y de ejercicio, y es posible que se le pida que complete un cuestionario de salud mental.

Se puede realizar un análisis de sangre para descartar cualquier otra afección que pueda causar sus síntomas o que esté relacionada con sus síntomas.

En última instancia, el diagnóstico de bulimia suele basarse en el cumplimiento de los criterios del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5).

Pero diagnosticar la bulimia no siempre es fácil. Muchas personas con comportamientos relacionados con la bulimia no cumplen con los estrictos criterios de diagnóstico.

Un estudio de 2018 señaló que la cantidad de personas que padecen trastornos alimentarios es mucho mayor que la cantidad de personas que cumplen con pautas de diagnóstico estrictas (menos del 2%): 14% a 22%.

Además, los negros, los aborígenes y las personas de color tienen menos probabilidades de ser diagnosticados con trastornos alimentarios que los blancos.

Incluso si no cumple con los estrictos criterios de diagnóstico, debe buscar y obtener apoyo cuando lo necesite.

tratar

Hay varias formas de tratar y controlar la bulimia.

Cada plan de tratamiento es único para usted. No hay dos planes de tratamiento iguales, porque cada paciente con bulimia es diferente.

Por lo general, el plan de tratamiento incluirá al menos uno o ambos de los siguientes:

  • Psicoterapia individual, grupal o familiar
  • Terapia de conducta cognitiva
  • Rehabilitación para pacientes hospitalizados o ambulatorios
  • Terapia nutricional
  • droga
  • Consulta nutricional
  • Grupos de apoyo

Para muchas personas, la bulimia es una enfermedad de por vida. Algunos pacientes con bulimia pueden establecer una relación saludable con la comida y el ejercicio después del primer tratamiento. Otros pueden recaer y necesitar tratamiento nuevamente.

Puede ver nuestra investigación en profundidad sobre el tratamiento de la bulimia aquí.

complicación

Con el tiempo, el ciclo continuo de comer en exceso puede dañar todo el cuerpo y provocar complicaciones que afectan el corazón y otras funciones corporales.

Algunas complicaciones comunes de la bulimia incluyen:

  • Esófago dañado o inflamado
  • úlcera
  • Inflamación pancreática
  • La caries dental
  • Glándulas inflamadas o dañadas en la mandíbula y las mejillas
  • anemia
  • Arritmia
  • insuficiencia cardiaca
  • Insuficiencia renal
  • Desnutrición

En algunos casos, las complicaciones graves, como insuficiencia cardíaca u orgánica, pueden provocar la muerte.

Otras condiciones

Las personas con trastornos alimentarios suelen tener problemas de salud mental al mismo tiempo.

Según el Instituto Nacional de Salud Mental, el 94,5% de los pacientes con bulimia también tienen al menos otra condición de salud mental.

Las condiciones de salud mental coexistentes comunes incluyen:

  • ansiedad
  • Frustrado
  • Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)
  • Uso de sustancias
  • Desorden de personalidad

La investigación también muestra que el 30-40% de los pacientes con bulimia tienen más probabilidades de participar en conductas de autolesión, como cortarse.

Convivir con la bulimia

Sufrir de bulimia puede ser un trabajo duro. No siempre es fácil restaurar hábitos alimenticios saludables y usar habilidades de afrontamiento cuando sea necesario.

La recuperación completa puede llevar meses o incluso años. Por lo general, las personas encontrarán obstáculos en el proceso.

La recuperación no puede comenzar por completo hasta que haya experimentado las siguientes condiciones:

  • Recuperación física: Tener una buena condición física en general, incluido el mantenimiento de un peso saludable.
  • Recuperación de la conducta: Reducir o eliminar comportamientos relacionados con la bulimia, como atracones y aclarar o no aclarar.
  • Recuperación mental: Tenga una imagen real de su peso y forma corporal, y tenga metas saludables.

Un sistema de apoyo sólido también es clave. Los padres, socios, amigos, etc. pueden ayudar a fomentar comportamientos alimentarios positivos y brindar asistencia cuando sea necesario.

Incluso si siente que no se ha recuperado por completo, el tratamiento puede reducir en gran medida sus síntomas. Con un manejo continuo a lo largo del tiempo, es posible que pueda eliminar todos los síntomas.

Puede obtener más información sobre el sufrimiento de la bulimia aquí.

Consigue ayuda

Puede ser aterrador para algunas personas admitir que tienen bulimia, pero es importante buscar ayuda lo antes posible. Si no se trata, la bulimia puede causar un gran daño al cuerpo.

servicial. Primero puede hablar con un profesional de la salud o un experto en trastornos alimentarios. Hábleles sobre sus síntomas, pensamientos y sentimientos.

Si se preocupa por sus seres queridos, su apoyo y aliento serán de gran ayuda. Aunque no puede obligar a las personas con bulimia a buscar ayuda, bríndeles ayuda y hágales saber que su preocupación no tiene precio.

Si desea conectarse con otras personas que también sufren de bulimia, puede encontrar foros comunitarios en la Asociación Nacional de Trastornos de la Alimentación.

Si desea encontrar un centro de tratamiento local cercano, puede encontrar información relevante aquí.

Otras organizaciones donde puede buscar ayuda incluyen:

  • Asociación Nacional de Anorexia Nerviosa y Trastornos Relacionados (ANAD)
  • Colegio de Trastornos de la Alimentación
  • Alianza para la concienciación sobre los trastornos alimentarios
  • Esperanza de trastorno alimentario

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.

(Visited 3 times, 1 visits today)