Trastorno obsesivo compulsivo e ira: por que ocurre y que hacer

¿El trastorno obsesivo compulsivo te enoja?

El trastorno obsesivo compulsivo y la ira a menudo van de la mano. A continuación, le mostramos cómo canalizar sus frustraciones de manera saludable o ayudar a sus seres queridos.

Pareja hablando por la ventanaCompartir en PinterestMaskot / Getty Images

Las personas con trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) tienen pensamientos intrusivos y despiadados (trastorno obsesivo-compulsivo) y pueden comportarse de maneras que se sienten incontrolables (trastorno obsesivo-compulsivo).

Por ejemplo, pueden estar muy preocupados sobre si su casa es segura o apagar la estufa. Pueden sentirse obligados a realizar ciertos rituales en el mismo orden u orar en exceso para evitar daños.

Las personas con trastorno obsesivo compulsivo también experimentan episodios de ira. El trastorno obsesivo compulsivo es una enfermedad crónica y dolorosa, por lo que la ira tiene sentido. De hecho, la ira es una emoción humana común que todo el mundo experimenta.

Pero la ira intensa, especialmente cuando se vuelve agresiva, puede hacer que las personas con TOC y sus seres queridos sientan dolor.

La buena noticia es que definitivamente puede manejar la ira fuera de control de una manera saludable, y también puede ayudar a sus seres queridos manejándola. Eso es.

¿Las personas con trastorno obsesivo compulsivo experimentan con frecuencia episodios de ira?

Algunos estudios han demostrado que los episodios de ira pueden ser más comunes en el TOC. Por ejemplo, este estudio de 2011 encontró que de 42 adultos con trastorno obsesivo compulsivo que asistían a una clínica ambulatoria, 21 informaron que experimentaron un arrebato de ira.

  • Gritar a los demás
  • Amenazado con lastimar a otros
  • Actuar agresivamente
  • Amenazado con irse

En el mismo estudio, las personas que experimentaron episodios de ira también experimentaron más ataques de pánico y depresión más severa.

Este estudio de 2019 de 90 pacientes chinos con trastorno obsesivo compulsivo encontró que aproximadamente el 31% había experimentado al menos un arrebato de ira en la última semana. En este estudio alemán de 2020, las personas con TOC también informaron más enojo que las personas sin TOC.

Los niños con trastorno obsesivo compulsivo también pueden experimentar ira.

Por ejemplo, este estudio de 2012 encontró que los episodios de ira son relativamente comunes entre los niños con trastorno obsesivo compulsivo entre las edades de 6 y 16 años. Los investigadores también encontraron que los episodios de ira están relacionados con síntomas y daños más graves.

Este estudio de 2015 encontró resultados similares. Los niños con trastorno obsesivo compulsivo tienen un aumento de la ira y síntomas más graves. Según este estudio, la ira también puede dañar a los cuidadores y hacer que empeoren sus relaciones con sus padres, hermanos, parientes y compañeros.

¿Qué causa los ataques de ira en pacientes con trastorno obsesivo compulsivo?

El vínculo entre el TOC y la ira es complejo y de múltiples capas. Algunas personas con trastorno obsesivo compulsivo pueden enojarse porque tienen que soportar esta difícil enfermedad. Otros pueden sentirse enojados debido a pensamientos obsesivos o conductas compulsivas.

Si padece un trastorno obsesivo compulsivo y ha experimentado pensamientos violentos intrusivos, es importante recordar que no existen los delitos de pensamiento, solo porque crea que eso no significa que sucederá.

Hay muchos factores que pueden desencadenar arrebatos de ira en adultos y niños con TOC. Estos pueden incluir:

  • Los familiares no están acostumbrados a comportamientos compulsivos, que también pueden provocar un miedo profundo.
  • Otros no comprenden o minimizan la sensación de trastorno obsesivo compulsivo.
  • Interrupción de impedimento o perfecta ejecución del ritual.
  • Frustrado con el trastorno obsesivo compulsivo
  • El sentimiento de ira debe ser reprimido.
  • efectos secundarios médicos
  • Síntomas del trastorno obsesivo compulsivo, como tener que realizar un comportamiento compulsivo a la perfección y tener constantemente pensamientos perturbadores no deseados
  • Ansiedad y estrés crónicos
  • PANDAS, significa “enfermedad neuropsiquiátrica autoinmune pediátrica asociada con infección estreptocócica”, una infección estreptocócica en niños que desencadena o agrava el trastorno obsesivo compulsivo al causar cambios de humor e irritabilidad.

El trastorno obsesivo compulsivo afecta a personas de todas las razas, desde niños hasta adultos. Aunque las opciones de diagnóstico y tratamiento están ampliamente disponibles, las experiencias de las personas pueden variar.

Las barreras al tratamiento son un desafío particularmente significativo para los afroamericanos y otros grupos históricamente marginados. Según la investigación, es poco probable que reciban servicios psicológicos y psiquiátricos, ni tampoco un tratamiento eficaz para el TOC.

Las opciones asequibles, los profesionales de salud mental disponibles y la educación comunitaria se consideran barreras.

¿Cuál es la trama de la ira?

En el trastorno obsesivo compulsivo, el alcance, la intensidad y los comportamientos específicos del episodio de ira pueden variar de una persona a otra. Algunas personas pueden expresar la ira de manera destructiva, mientras que otras interiorizan la ira. Algunas personas pueden tener ambos.

Durante un episodio de ira, los adultos o niños con TOC pueden:

  • gritos
  • jurar
  • Decir cosas hirientes
  • lanzar cosas
  • herirnos a nosotros mismos
  • lastimar a otros

A menudo, las personas con TOC dirigen su ira hacia adentro, lo que puede incluir:

  • Pensamientos de autolesión o suicidio
  • Sentirse despreciable o inútil
  • Manténgase alejado de los familiares

Si ha sido testigo de un arrebato de ira, es comprensible. Sin embargo, es útil recordar que las personas con TOC se enfrentan a muchas cosas.

Por lo tanto, incluso si dirigen su enojo hacia usted, su frustración realmente puede provenir de lo que están experimentando.

Por supuesto, esto no significa que cualquiera pueda volverse violento. Si esto sucede, considere los siguientes recursos para obtener ayuda inmediata.

¿Cómo lidias con la trama enfurecida?

Todos se enojan de vez en cuando. Asimismo, la ira es una emoción natural, incluso necesaria. Por ejemplo, cuando alguien cruza tus límites, la ira te lo dirá. La ira también es una señal de que es posible que deba hacer algunos cambios importantes.

Para comprender mejor el vínculo entre el TOC y la ira, considere las siguientes preguntas:

  • Todos los días, ¿cuándo me siento más deprimido?
  • ¿Cuándo estoy menos frustrado?
  • En el último mes o semana, ¿por qué debería estar enojado con alguien?
  • ¿Hay alguna señal temprana de que mi enojo se está acumulando?
  • ¿Qué emociones o experiencias pueden estar detrás de mi enojo, como la soledad, la vergüenza o la tristeza?
  • ¿Qué tiene que ver mi ira con mis pensamientos o comportamientos recurrentes?

En términos generales, al lidiar con la ira, la clave es evitar que se convierta en agresividad. Considere probar estas prácticas para canalizar su ira de manera efectiva y minimizar los episodios de ira:

  • Recibir tratamiento para el trastorno obsesivo compulsivo. Una vez que sus síntomas se controlen con éxito, su ira puede disminuir.
  • Descubra qué provocó específicamente su enojo y piense en soluciones para cada uno de ellos.
  • Descubra sus primeras señales de advertencia personales para que pueda practicar algunas técnicas de relajación antes de perder el control de su ira.
  • Use aplicaciones de meditación para ayudarlo a relajarse y mejorar la concentración.
  • Haga del yoga una parte de su día, por ejemplo, pruebe este video de 20 minutos de ansiedad por el yoga.
  • Identifique las formas positivas en que desea que los demás lo apoyen.
  • Registre sus sentimientos con regularidad.
  • Durante el brote, salga de la habitación hasta que se calme y haga una pausa por un momento.
  • Considere un curso de manejo de la ira.

Si su ser querido tiene un trastorno obsesivo compulsivo, puede ser difícil saber cómo ayudarlo a superar el arrebato de ira. En términos generales, es importante crear un entorno de apoyo, controlar sus emociones y establecer límites para mantener su seguridad.

Aquí hay algunas medidas específicas que pueden ayudar:

  • Es difícil admitir que padecen un trastorno obsesivo compulsivo y que su enfado está justificado.
  • Evite obligarlos a dejar de estar enojados o criticarlos por su frustración.
  • Reconozca sus mejoras, sin importar cuán grandes o pequeñas sean.
  • Anímelos suavemente a que prueben ejercicios tranquilos, pueden hacerlo juntos.
  • Compruebe sus sentimientos con regularidad y anímelos a compartir sus frustraciones.
  • Escuche atentamente lo que comparten, no los juzgue ni los interrumpa y se ponga a la defensiva.
  • Evite compararlos con otros pacientes con trastorno obsesivo compulsivo o comparar su progreso diario.
  • Aprenda a manejar su ira y frustración de manera efectiva.
  • Considere participar en terapia familiar o trabajar con su propio terapeuta.
  • Desarrollar un contrato familiar con objetivos claros para reducir los síntomas del trastorno obsesivo compulsivo y llegar a un consenso.
  • Determina lo que necesitas para sentirte seguro y aboga por ello.

Mira al futuro

Para muchos adultos y niños, el TOC y la ira a menudo van de la mano. La relación entre los dos es complicada.

En general, sufrir de TOC y lidiar con sus síntomas puede hacer que las personas se sientan frustradas, confundidas y enojadas. Sentirse incomprendido e interrumpido en el ritual también puede exacerbar la ira.

Aunque la ira es una emoción normal y natural, en determinadas circunstancias, puede convertirse en un comportamiento ofensivo y violento. Cuando esto sucede, es importante asegurarse de que todos estén seguros y pedir ayuda.

Para mantener un ambiente seguro y saludable, también es importante desarrollar un plan de acción que todos comprendan y apoyen. Su plan puede incluir un conjunto de objetivos comunes, comportamientos apropiados e inapropiados y consecuencias.

Finalmente, date la gracia. Dale gracia a quien amas. Consulte estos recursos para TOC y considere trabajar con un terapeuta que se especialice en TOC.

El TOC es muy tratable y toda su familia puede prosperar.

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.

(Visited 21 times, 1 visits today)