Distinga el trastorno obsesivo-compulsivo de otras enfermedades: ¿es un trastorno obsesivo-compulsivo o algo más?

¿Tengo un trastorno obsesivo compulsivo o algo más?

¿No está seguro de si sus síntomas son un trastorno obsesivo compulsivo o algo más? A continuación se explica cómo distinguir el TOC de otras afecciones.

Aunque algunos síntomas del trastorno obsesivo compulsivo (TOC) pueden ser obvios, otros síntomas pueden aparecer en muchas otras afecciones de salud mental, como ansiedad, depresión, esquizofrenia y autismo.

Obtener un diagnóstico adecuado es el primer paso para encontrar el tratamiento más eficaz.

¿Qué es el trastorno obsesivo compulsivo?

El trastorno obsesivo compulsivo es una afección de salud mental que a menudo se malinterpreta y se etiqueta incorrectamente.

El término “TOC” se ha convertido en una forma abreviada de prestar atención a los detalles o mantener las cosas muy ordenadas. Pero usar estos como rasgos de personalidad es diferente a tener un trastorno obsesivo compulsivo.

La diferencia radica en la medida en que sus pensamientos obsesivos y conductas compulsivas interfieren con su vida diaria y su propia imagen.

La definición de trastorno obsesivo compulsivo es trastorno obsesivo compulsivo, trastorno obsesivo compulsivo o ambos:

  • Obsesión Son los pensamientos frecuentes y abrumadores los que provocan ansiedad y no son fáciles de superar. Por ejemplo, es posible que siempre desee saber si ha cerrado la puerta de forma segura.
  • Desorden obsesivo compulsivo Un fuerte impulso de realizar comportamientos rituales puede aliviar su ansiedad y pensamientos obsesivos. Por ejemplo, puede levantarse con frecuencia y comprobar si no ha encendido el horno.

Si no puede verificar las cosas que le importan, puede comenzar a preocuparse, o reflexionar, y encontrarse en un dilema “hipotético”.

¿Se diagnosticará erróneamente el trastorno obsesivo compulsivo?

Los síntomas del trastorno obsesivo compulsivo pueden superponerse con los de otras afecciones de salud mental, lo que significa que un profesional de la salud mental puede diagnosticar una afección mientras que otro puede encontrar un diagnóstico diferente que sea más apropiado.

“Es importante excluir otras enfermedades”, explica la Dra. Holly Schiff, psicóloga clínica con licencia en Connecticut, “para que pueda obtener el diagnóstico y el tratamiento adecuados”.

Por eso es importante hablar con un profesional de la salud mental que esté familiarizado con el TOC, porque puede evaluar mejor sus síntomas. El tratamiento de salud mental puede ser muy específico para una enfermedad específica. Si el diagnóstico que recibe no coincide exactamente con sus síntomas, es posible que no pueda obtener el tratamiento más adecuado.

“El TOC se diagnosticará mediante una evaluación o valoración psicológica que examina sus pensamientos, sentimientos, síntomas y comportamientos para determinar si sus pensamientos y comportamientos obsesivo-compulsivos interfieren con su calidad de vida”, explicó Schiff.

“También existen criterios de diagnóstico para el trastorno obsesivo compulsivo [Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, fifth edition] DSM-5 es lo que verá un profesional autorizado si el individuo está satisfecho. “

¿Qué otras condiciones de salud mental se pueden confundir con el TOC?

Hay varios otros trastornos de salud mental con síntomas superpuestos similares al trastorno obsesivo compulsivo. Estas son algunas de las enfermedades más similares.

ansiedad

El trastorno obsesivo compulsivo y el trastorno de ansiedad tienen muchas similitudes. De hecho, hasta hace poco, el trastorno obsesivo compulsivo no se clasificaba como trastorno de ansiedad en el DSM-5.

Los trastornos de ansiedad son comunes y se estima que el 31,1% de los adultos estadounidenses sufren de trastornos de ansiedad en su vida. Los trastornos de ansiedad incluyen:

  • Trastorno de ansiedad generalizada
  • Fobia específica
  • Trastorno de pánico
  • Desorden de ansiedad social

La ansiedad es el componente principal del trastorno obsesivo compulsivo. Los pensamientos obsesivos pueden causar ansiedad y es común adoptar comportamientos compulsivos para aliviar la ansiedad.

Una característica clave del trastorno obsesivo-compulsivo que no existe en los trastornos de ansiedad -es realizar conductas compulsivas que requieren mucho tiempo, como más de 1 hora al día, provocando dolor y entorpeciendo su vida laboral o social.

Según la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, el diagnóstico de trastorno obsesivo compulsivo requiere “pensamientos obsesivos y / o comportamientos compulsivos que consuman mucho tiempo (más de 1 hora por día) y que causen sufrimiento severo y perjudiquen el trabajo o la función social”.

Frustrado

El trastorno obsesivo compulsivo es una condición de salud mental muy angustiosa. Tendrá un impacto grave en su vida personal, social, laboral y en su calidad de vida en general.

Según la International Obsesive-Compulsive Disorder Foundation (IOCDF), debido a que el trastorno obsesivo-compulsivo y el trastorno obsesivo-compulsivo son difíciles de tratar, muchos pacientes con trastorno obsesivo-compulsivo también cumplen los criterios de diagnóstico de depresión.

Los síntomas de la depresión pueden incluir:

  • Estado de ánimo deprimido durante 2 semanas o más
  • Pierde la diversión en las actividades diarias
  • Sentirse cansado o cansado
  • Dificultad para comer o dormir
  • Experimente el sentimiento de desesperanza o inutilidad.

Si sospecha que tiene depresión y trastorno obsesivo compulsivo al mismo tiempo, un profesional de la salud mental puede ayudarlo a desarrollar un plan de tratamiento que sea útil para ambas afecciones.

Trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad (TOCP)

Aunque el nombre suena similar, OCPD es muy diferente de OCD.

Al igual que el TOC, las personas con TOC también experimentan TOC, como limpiar y organizar, pasar horas limpiando un área o reorganizando algo hasta que creen que es perfecto.

La mayor diferencia es que los pacientes con trastorno obsesivo-compulsivo generalmente admiten que sus pensamientos obsesivos y conductas compulsivas son irreales y excesivos, pero aún así no pueden resolver los pensamientos ansiosos o deshacerse del ciclo de preocupación y reflexión.

Las personas con trastorno obsesivo compulsivo a menudo no se dan cuenta de que sus obsesiones y conductas compulsivas no son realistas, pero creen que son racionales.

Esquizofrenia

La esquizofrenia es una enfermedad mental crónica compleja que puede confundirse con el trastorno obsesivo compulsivo.

El diagnóstico de esquizofrenia debe tener múltiples síntomas, pero los tres síntomas principales son:

  • Alucinaciones
  • Engaño
  • Patrones de habla inestables y desorganizados

Los delirios en la esquizofrenia significan que alguien percibe y cree en la realidad falsa. Creen que las cosas en el mundo que les rodea son irreales.

Por otro lado, las personas con TOC pueden tener ideas poco realistas, pero se dan cuenta de que sus ideas no se basan en la realidad. Aunque pueden sentir que pueden suceder cosas malas y poco realistas, saben que en realidad es irrazonable e imposible.

Sin embargo, las personas con esquizofrenia creen que esta ilusión es real, sin importar lo increíble que suene a los demás.

Condiciones que pueden involucrar síntomas del trastorno obsesivo compulsivo

Según el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido, las siguientes condiciones pueden compartir características con el trastorno obsesivo compulsivo:

  • Síndrome de Tourette
  • Trastorno del espectro autista (TEA)
  • Lesiones del lóbulo frontal

También existen algunos trastornos obsesivo compulsivos (OCRD), que incluyen:

  • Deformidad corporal
  • Hipocondriasis o ansiedad por enfermedad
  • Desorden alimenticio
  • Tricotilomanía o depilación
  • Exfoliación, también llamada exfoliación o enfermedad de la piel.

¿Puede tener un trastorno obsesivo compulsivo y cualquier otra cosa?

Debido a que los síntomas del trastorno obsesivo-compulsivo pueden superponerse con otras enfermedades, es posible padecer un trastorno obsesivo-compulsivo y otra enfermedad comórbida.

Un estudio de 2002 exploró las comorbilidades de los pacientes con trastorno obsesivo compulsivo y encontró que el 68,7% de los encuestados tenía al menos otras enfermedades. El mismo estudio concluyó que la depresión mayor era la enfermedad más común entre el 39,5% de los encuestados.

Además, una revisión de 2011 llevó a cabo una investigación extensa y en profundidad sobre las comorbilidades del trastorno obsesivo-compulsivo y encontró que del 8% al 26% de los pacientes con esquizofrenia también cumplían con los requisitos para el diagnóstico de trastorno obsesivo-compulsivo. La revisión también señaló que este número puede llegar incluso al 59,2%.

Si cree que está experimentando un trastorno obsesivo-compulsivo, también puede tener otra enfermedad o manifestarse como un trastorno obsesivo-compulsivo.

Tratar el trastorno obsesivo compulsivo

Es posible tratar el trastorno obsesivo compulsivo, pero puede llevar tiempo resolver realmente los síntomas y las causas.

“El TOC no se puede curar”, explicó Schiff, “pero existen algunas opciones de tratamiento que pueden ayudar a las personas a controlar sus síntomas y mantenerlos bajo control”.

Terapia de conducta cognitiva

Este tipo de tratamiento se enfoca en hablar sobre su ansiedad y lo que cree que podría suceder si no insiste en su comportamiento compulsivo.

El objetivo de la terapia cognitivo-conductual (TCC) es cambiar su percepción de los pensamientos negativos y tratar de reconstruir esta emoción negativa de una manera positiva.

En este caso, CBT se enfoca en romper el vínculo entre obsesión y compulsión de una manera segura. Al explorar qué obsesiones causan su ansiedad y por qué causan el trastorno obsesivo compulsivo, realizará sus rituales obsesivos más lentamente.

Una técnica en CBT se llama Prevención de exposición y respuesta (ERP), y la investigación muestra que esta es una de las técnicas más efectivas para tratar el TOC.

Schiff explicó que el ERP es una tecnología en la que las personas están expuestas a condiciones que causan su trastorno obsesivo compulsivo y el dolor resultante, al tiempo que les previene de reacciones compulsivas. Con el tiempo, responderán sistemáticamente al miedo. La desensibilización reducirá la ansiedad “.

Si ERP le suena demasiado fuerte, existe una técnica menos sólida llamada Exposición imaginaria (IE).

Este método es similar al ERP, pero no implica exposición directa. En cambio, su terapeuta le pedirá que imagine cosas que le causan ansiedad y le pedirá que imagine cómo es no ser compulsivo.

Idealmente, después de varias rondas de IE exitosas, estará más preparado para comenzar el tratamiento con ERP.

Próximo paso

Si sospecha que tiene un trastorno obsesivo-compulsivo o su nivel de ansiedad le impide completar las tareas de su vida diaria, considere hablar con un profesional de la salud mental.

Incluso si sus síntomas no son exactamente los mismos que los del TOC, alguien que se especialice en este tipo de enfermedades debería poder evaluar las causas de su ansiedad y estrés.

La buena noticia es que el TOC (y muchas enfermedades similares) se pueden tratar con terapia o medicamentos, por lo que si desea comenzar a mejorar su salud mental o simplemente desea hablar con un profesional, puede obtener ayuda.

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.

(Visited 1 times, 1 visits today)