Trastorno de estrés postraumático en niños: síntomas, causas y tratamiento

Conocimiento sobre el trastorno por estrés postraumático en niños

Al igual que los adultos, los niños también pueden sufrir un trastorno de estrés postraumático después de un evento traumático. Con el apoyo adecuado, los niños pueden comenzar a recuperarse del trauma.

Compartir en Pinterestskynesher / Getty Images

Si su hijo ha experimentado un trauma recientemente, puede notar que parece retraído o que está preocupado por recuerdos o pesadillas. Pueden parecer indiferentes, asustarse fácilmente o extremadamente pegajosos. Quizás se pregunte si están mostrando signos de trastorno por estrés postraumático (TEPT).

Los eventos traumáticos pueden tener un fuerte impacto físico y mental en nuestro cerebro y cuerpo. Como forma de afrontar el peligro, el cuerpo entra en modo combate, vuelo o congelación. En algunos casos, el cuerpo no puede recuperarse por completo de un estrés extremo, lo que puede provocar los síntomas que constituyen el trastorno de estrés postraumático.

Si no se resuelve, los efectos mentales y físicos del trauma infantil continuarán hasta la edad adulta. De hecho, las experiencias adversas en la niñez (ECA) que ocurren antes de los 17 años, como la violencia, el abuso o la negligencia, pueden provocar problemas de salud crónicos, enfermedades mentales y trastornos por uso de sustancias en la edad adulta.

La buena noticia es que la intervención temprana puede mejorar en gran medida el desarrollo y la capacidad de un niño para recuperarse y prosperar. Notar los síntomas y buscar apoyo es el primer paso.

¿Qué es el trastorno de estrés postraumático infantil?

El trastorno de estrés postraumático en los niños ocurre antes de los 18 años. Esta condición puede desarrollarse después de que el niño haya presenciado o experimentado un evento traumático. Los niños que experimentan TEPT pueden tener pensamientos o recuerdos persistentes de eventos que consideran terribles, que les causan problemas para dormir y parecen estar aislados del mundo.

El Child Mind Institute informa que, aunque los síntomas similares al PTSD son comunes en niños y adolescentes después de un trauma, el PTSD es raro en los jóvenes. Si los síntomas aparecen durante más de 1 mes y afectan negativamente la salud y la movilidad del niño, un profesional de la salud mental puede diagnosticar el trastorno de estrés postraumático.

No todos los eventos traumáticos causan PTSD. El riesgo de un niño de desarrollar PTSD después de un trauma se ve afectado por muchos factores, que incluyen:

  • ¿Qué tan cerca está el niño del trauma?
  • Gravedad del trauma
  • ¿Cuánto duró el evento traumático?
  • Si el trauma ha vuelto a aparecer
  • Resiliencia y capacidad de afrontamiento de los niños
  • Apoyo familiar y comunitario después del evento.

Síntomas del trastorno por estrés postraumático en niños

El trauma puede causar una amplia gama de síntomas mentales, emocionales y conductuales. Muchos de los síntomas del TEPT en adultos también aparecen en niños, adolescentes y adolescentes.

Después del incidente, los efectos del trauma pueden tardar algún tiempo en hacerse evidentes. Si aparecen poco después del evento, los síntomas generalmente mejoran después de 3 meses. A veces, 6 meses o más después del trauma, el efecto puede no aparecer.

Para el diagnóstico de PTSD, el niño experimentará síntomas devastadores durante al menos 1 mes. Los síntomas comunes del trastorno de estrés postraumático en los niños incluyen:

  • Flashback o sentir como si el trauma estuviera sucediendo nuevamente.
  • Parece nervioso, nervioso o alerta adicional, también llamado hiperactiva alerta
  • Parece “salir de ahí”, distante o aturdido
  • Pensamientos o recuerdos no deseados sobre eventos traumáticos.
  • Dificultad para dormir, incluidas pesadillas.
  • Evite recordarle a las personas, lugares, cosas o situaciones eventos traumáticos.
  • Problema escolar
  • Ya no disfruta de sus actividades anteriores.
  • Un fuerte arrebato de ira o tristeza.
  • Síntomas físicos inexplicables, como dolor de cabeza o de estómago.
  • Miedo a la muerte o lesiones.
  • Comportamientos regresivos, como chuparse el dedo o enuresis

Los adolescentes o adolescentes pueden recurrir al consumo de sustancias, como el alcohol o las drogas, para afrontar el trauma y sus efectos.

razón

Según la definición de la quinta edición del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5), un evento traumático implica “muerte real o amenaza de muerte, lesiones graves o violencia sexual”. Las causas del PTSD pueden incluir eventos únicos o eventos recurrentes. Para un niño, puede ser saber que le sucedió un evento traumático al padre o al cuidador.

Los síntomas del trastorno de estrés postraumático pueden aparecer después de que un niño haya experimentado o presenciado un trauma en él o en alguien cercano.

Los eventos comunes únicos que pueden causar PTSD incluyen:

  • Accidente automovilistico
  • Desastre natural, guerra o ataque terrorista
  • Atacado por animales
  • Enfermedad seria
  • La muerte de un ser querido, como un familiar o un amigo.
  • Ver violencia donde viven
  • Experimente el crimen, como el robo

Cuando el trauma persiste, algunos niños pueden sufrir un trastorno de estrés postraumático complejo, también conocido como PTSD complejo o C-PTSD. Aunque el PTSD ocurre después de eventos aislados, el PTSD complejo ocurre después de un trauma repetido o sostenido.

Las posibles causas de C-PTSD incluyen:

  • Negligencia infantil
  • Violencia o abuso doméstico repetido
  • Presenciar repetidamente abuso o violencia
  • Bullying continuo
  • Tortura o secuestro

diagnóstico

Para los niños diagnosticados con PTSD, sus síntomas deben estar presentes durante al menos un mes. Muchos niños con PTSD desarrollan síntomas por primera vez dentro de los 3 meses posteriores al evento traumático, pero los síntomas también pueden comenzar a aparecer meses o años después del trauma.

Los profesionales de la salud mental pueden diagnosticar el PTSD basándose en evaluaciones de salud mental. Los profesionales médicos también pueden descartar cualquier enfermedad física que pueda provocar síntomas.

Tratamiento del trastorno de estrés postraumático en niños

El tratamiento del trastorno de estrés postraumático en los niños generalmente incluye tratamiento y, a veces, puede incluir medicamentos para ayudar a aliviar las emociones fuertes o combatir las pesadillas. Algunos de estos son los mismos que el tratamiento del PTSD en adultos.

La psicoterapia o la psicoterapia pueden ayudar a su hijo a manejar sus sentimientos sobre el evento traumático. Esto puede implicar hablar, dibujar o escribir sus pensamientos, sentimientos y experiencias. El terapeuta también puede ayudar a los niños a aprender habilidades de afrontamiento para controlar sus síntomas.

Puede ser útil involucrar a los padres o cuidadores en el tratamiento para apoyar el proceso de recuperación del niño.

La terapia cognitivo-conductual (TCC) centrada en el trauma es una psicoterapia basada en la evidencia que ayuda a los niños a recuperarse del trauma y del trastorno de estrés postraumático juvenil.

Su médico o terapeuta puede recomendar medicamentos para ayudar a aliviar el miedo y la ansiedad. Los medicamentos también pueden ayudar a resolver las pesadillas en curso.

Enseñar a los niños técnicas de relajación, como ejercicios de respiración, también puede ayudarlos a controlar los síntomas físicos de la ansiedad.

Es importante encontrar profesionales con experiencia específica en niños, porque las necesidades de los niños suelen ser diferentes a las de los adultos.

Cómo ayudar a los niños con trastorno de estrés postraumático

Como padre o cuidador, ayudar a un niño con PTSD puede sentirse abrumado. Es posible que no esté seguro de cómo consolar a un niño que está lidiando con secuelas postraumáticas. Con las herramientas adecuadas, los adultos pueden desempeñar un papel importante para ayudar a sus hijos a controlar el trastorno de estrés postraumático.

Algunas formas en las que puede ayudar a su hijo con PTSD incluyen:

  • Habla con profesionales. La mayoría de los padres y cuidadores no están capacitados sobre la mejor manera de apoyar a sus hijos durante las experiencias traumáticas, pero hay muchos profesionales de la salud mental que pueden ayudar.
  • Reconoce el evento traumático. Fingir que todo es normal es poco probable que ayude a su hijo. Deje que su hijo hable sobre el evento y cómo lo hace sentir como le plazca.
  • Habla con ellos sobre el tratamiento. Algunos niños y adolescentes son resistentes al tratamiento o la medicación. Explíqueles que el tratamiento puede ayudarlos a sentirse mejor. Asegúreles que no tienen ningún “problema” y que muchas personas necesitan ayuda profesional para sentirse mejor.
  • Mantente regular. Continúe haciendo las cosas habituales con su hijo, como leer cuentos antes de dormir o jugar juntos, o cree nuevas rutinas que incluyan más actividades que le gusten a su hijo.
  • Ayúdalos a dormir. Si su hijo tiene problemas para dormir, busque una manera de ayudarlo a sentirse cómodo. Su hijo puede dormir con la luz encendida o dormir en su habitación, al menos por un tiempo. Hable con el médico de su hijo sobre las herramientas a largo plazo para ayudarlo a dormir mejor.
  • Verifique sus sentimientos. Hágale saber a su hijo que está bien llorar y sentirse molesto.
  • Empodera a tu hijoDeje que su hijo tome sus propias decisiones, como qué ponerse o qué quiere comer, para ayudarlo a sentirse en control y empoderado.

Próximo paso

El trastorno de estrés postraumático es una condición desafiante para los niños y los padres. Es común sentirse abrumado o desamparado, especialmente cuando no está seguro de cómo ayudar a un niño que está en problemas.

Esta situación se puede controlar y muchos niños pueden encontrar alivio. Los profesionales de la salud pueden conectar a su hijo con el tratamiento y los recursos para ayudarlo a prosperar.

El Buscador de psiquiatras de niños y adolescentes de la Academia Estadounidense de Psiquiatría de Niños y Adolescentes puede ayudarlo a encontrar apoyo local.

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.

(Visited 9 times, 1 visits today)