TDAH y sueño: ¿cuál es la conexión?

¿Cuál es la conexión entre el TDAH y los trastornos del sueño?

El sueño es una parte importante de la vida, pero si padece un trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), su relación con el sueño puede resultar tensa.

Los hombres jóvenes se despiertan del TDAH y el insomnioCompartir en PinterestCasarsaGuru / Getty Images

La dificultad para conciliar el sueño, permanecer dormido y mantener hábitos de sueño regulares son desafíos comunes que enfrentan los adultos con TDAH.

La falta de sueño puede hacer que la concentración y la realización de tareas (estas dos cosas ya sean difíciles para las personas con TDAH) sean más desafiantes. Aunque son tratables, estos problemas de sueño pueden hacer que se sienta abrumado y desanimado.

Pero, ¿cuál es la conexión entre los problemas del sueño y los síntomas del TDAH? Los expertos aún no conocen la respuesta.

TDAH y trastornos del sueño

Si tiene síntomas de TDAH, sabrá que a veces puede ser difícil dormir bien por la noche.

Aunque los trastornos del sueño no son un síntoma formal del TDAH, los investigadores estiman que el 75% de los niños y adultos con este trastorno en realidad los experimentan de alguna forma.

Sin embargo, el vínculo entre el TDAH y los trastornos del sueño no está claro.

Muchas personas con TDAH:

  • Dificultad persistente para conciliar el sueño
  • Dificultad para levantarse por la mañana.
  • Somnolencia diurna
  • Una mayor probabilidad de desarrollar trastornos del sueño.
  • Interrupciones frecuentes del sueño por la noche.
  • Suelen tener pesadillas, especialmente los niños.

No todas las personas con TDAH experimentarán problemas para dormir.

Las investigaciones muestran que esto puede depender del tipo de TDAH que tenga.

Si sufre principalmente de hiperactividad-hiperactividad impulsiva, es más probable que experimente dificultad para conciliar el sueño y somnolencia diurna. Si padece TDAH debido a la falta de atención, es posible que experimente más problemas relacionados con la mala calidad del sueño.

TDAH y sueño: ¿cuál es la conexión?

¿Qué es primero? ¿Las personas con TDAH experimentan estos trastornos debido a sus síntomas, o estos síntomas de TDAH conducen a alteraciones en los patrones de sueño?

Las investigaciones muestran que para algunas personas, los trastornos del sueño pueden aparecer antes de que aparezcan los síntomas del TDAH. De hecho, una revisión de 2012 encontró que las alteraciones del sueño en la niñez pueden aumentar las posibilidades de que las personas desarrollen TDAH en una etapa posterior de la vida.

El mismo comentario también sugiere que el vínculo entre el sueño y el TDAH puede ser bidireccional. Los problemas del sueño pueden preceder a los síntomas del TDAH y hacer que alguien sea más susceptible a la enfermedad, pero estos trastornos también pueden empeorar los síntomas existentes de la enfermedad.

Para los niños o adultos con TDAH y síntomas como falta de atención, irritabilidad y confusión mental, puede ser difícil determinar si son causados ​​por una enfermedad o un trastorno del sueño.

Ciertas áreas del cerebro regulan los patrones de sueño y la concentración. De hecho, los estudios han demostrado que las diferencias estructurales en estas áreas del cerebro pueden estar relacionadas con los síntomas del TDAH y los trastornos del sueño, aunque no todas las personas que han experimentado una experimentarán la otra.

Según el mismo estudio, la genética también puede estar involucrada.

Trastornos comunes del sueño en pacientes con TDAH

Algunos trastornos del sueño son más comunes en personas con TDAH. Éstas incluyen:

Trastorno respiratorio del sueño (TRS)

Los TRS pueden provocar ronquidos y dificultad para respirar mientras duerme. A su vez, esto hará que te despiertes constantemente durante la noche y no te sientas bien descansado cuando te despiertes por la mañana.

Los tratamientos para TRS incluyen:

  • Cambios en los hábitos nutricionales.
  • Haga ejercicio con regularidad durante el día.
  • Evite el alcohol y el tabaco antes de acostarse
  • Cirugía (por ejemplo, si las dificultades respiratorias son causadas por una obstrucción)

Síndrome de piernas inquietas (SPI)

Las personas con SPI (también llamada enfermedad de Willis-Ekbom) pueden experimentar molestias en las piernas. Por lo tanto, sienten la necesidad de moverse durante el descanso (incluso durante el sueño).

El tratamiento puede incluir:

  • Suplementos de hierro
  • Fármacos antiepilépticos
  • Hidratación intensiva
  • Evite el alcohol y fumar antes de acostarse o por completo.

Trastornos del ritmo circadiano del sueño.

Estos trastornos del sueño pueden ocurrir cuando su reloj interno y su entorno están desalineados. Esto puede causar somnolencia extrema, mucho estrés e insomnio durante el día.

El tratamiento incluye:

  • Realice cambios de estilo de vida para ayudar a restablecer su reloj interno
  • Tomar suplementos de melatonina
  • Reciba terapia de luz brillante durante el día
  • Duerma en un ambiente oscuro, tranquilo y fresco.

Insomnio

El insomnio es un trastorno del sueño que puede dificultar conciliar el sueño, permanecer dormido o tener un sueño de buena calidad en general.

El tratamiento incluye:

  • Evite la cafeína y el alcohol antes de acostarse.
  • Evite las comidas pesadas antes de acostarse
  • Recibir terapia cognitivo conductual
  • Duerma en un dormitorio o espacio oscuro, tranquilo y fresco

Narcolepsia

Las personas con narcolepsia pueden experimentar somnolencia diurna constante e intensa, que puede afectar el desempeño laboral y escolar, así como otras actividades diarias. También puede aumentar sus posibilidades de sufrir lesiones y accidentes.

El tratamiento incluye:

  • Terapia de conducta cognitiva
  • droga

Si tiene TDAH, consejos para dormir mejor

Si tiene TDAH y tiene problemas para conciliar el sueño o permanecer dormido, puede ser una buena idea hablar con un profesional de la salud.

Al mismo tiempo, puede hacer algo en casa para empezar a dormir mejor.

Limite el tiempo frente a la pantalla por la noche

El Instituto Nacional de Salud Mental recomienda apagar la pantalla al menos una hora antes de acostarse para ayudar a controlar los problemas de sueño asociados con el TDAH. Esto puede ayudar a calmar la mente y hacer que sea más fácil conciliar el sueño cuando sea el momento adecuado.

Hacer ejercicio regularmente

Estudios anteriores han demostrado que el ejercicio puede ayudar a mejorar el sueño e incluso ayudar a resolver los problemas de sueño relacionados con los TRS.

Un estudio reciente también encontró que el ejercicio puede ayudar a aliviar los síntomas del TDAH. Por lo tanto, la integración del ejercicio en su vida puede desempeñar un papel de dos maneras.

Cuida tu ingesta de cafeína

Como algunos medicamentos para el TDAH, la cafeína es un estimulante y está relacionada con la falta de sueño. Puede ser útil dejar de beber bebidas con cafeína, o incluso por completo, unas horas antes de que planee conciliar el sueño para minimizar sus efectos.

Prueba técnicas de relajación

El TDAH puede dificultar la calma. Por lo tanto, tratar activamente de calmarse mediante el uso de técnicas de relajación como la aromaterapia, el yoga y la meditación puede ayudarlo a prepararse para dormir y brindarle un mejor descanso nocturno.

Los ejercicios de relajación también pueden ayudar a aliviar otros síntomas del TDAH.

Evite las siestas durante el día

Aunque una siesta puede ser tentadora cuando se trata de problemas para dormir, puede que no sea la mejor opción porque alterará aún más el ritmo circadiano de su cuerpo.

Si es posible, saltarse la siesta es una buena idea. De esta manera, es más probable que duerma más por la noche y menos probabilidades de que necesite una siesta durante el día.

Mira el desvanecimiento antes de ir a la cama.

Si tiene problemas para conciliar el sueño, la relajación antes de acostarse puede ser una buena opción. Por lo general, lo hacen los nuevos padres para ayudar a ajustar el reloj interno del niño.

Desvanecerse antes de irse a la cama significa quedarse dormido más tarde que la hora natural de acostarse para ayudarlo a conciliar el sueño más rápido. Luego, gradualmente, comenzará a irse a la cama más temprano, hasta que llegue el momento en que esté satisfecho.

Por ejemplo, si por lo general se acuesta a las 10:00 p.m. pero pasa algunas horas tratando de conciliar el sueño, considere no irse a la cama hasta que tenga sueño.

Inténtelo varias veces y luego establezca esta hora para una hora posterior, como las 12:00 a. M., Como hora de acostarse. Luego, lentamente, comience a irse a la cama más temprano, por ejemplo, a las 11:40 de la mañana y continúe de esta manera hasta que comience a quedarse dormido a la hora objetivo.

Mantenga un horario de sueño

Cumplir con una hora fija para acostarse y despertarse a la misma hora todos los días puede ayudar a regular sus patrones de sueño y dormir mejor.

Sin embargo, esto puede ser difícil de determinar, especialmente si no lo ha probado antes. Pero cuanto más te ciñas a tu horario, más fácil suele ser.

Revisemos

Para las personas con TDAH, los problemas para dormir son muy comunes; los dos pueden afectarse entre sí, lo que dificulta el afrontamiento de los síntomas.

Sin embargo, tanto el TDAH como los trastornos del sueño se pueden controlar y tratar con la ayuda de profesionales de la salud.

Si está listo para pedir ayuda, considere los siguientes enlaces:

  • Buscador de centros del sueño de la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño
  • La herramienta «Encuentre un psiquiatra» de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría
  • La herramienta «Encuentra un psicólogo» de la Asociación Americana de Psicología
  • Directorio de terapeutas para el grupo asiático de salud mental
  • La herramienta «Encontrar un psicólogo» de la Asociación de Psicólogos Negros
  • Líneas de ayuda y herramientas de apoyo de la Liga Nacional de Enfermedades Mentales
  • Directorio de líneas de ayuda del Instituto Nacional de Salud Mental
  • Red Nacional de Terapeutas de Color Queer y Transgénero
  • Terapeuta inclusivo

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.