TDAH y consumo de alcohol: ¿cuál es la conexión?

Conocimiento sobre el TDAH y el alcohol

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es un trastorno de salud mental común que aumenta el riesgo de trastorno por consumo de alcohol.

Los estudios han demostrado que existe una estrecha conexión entre el TDAH y el abuso del alcohol. En comparación con las personas de la misma edad, las personas con TDAH tienen más probabilidades de empezar a beber antes o de beber más. Por ejemplo, un estudio encontró que más del 15% de los adultos con TDAH cumplen con los criterios para el trastorno por uso de sustancias, mientras que la proporción de adultos sin TDAH es de aproximadamente el 5%.

En los Estados Unidos, a poco más del 4% de los adultos se les diagnostica TDAH. Las personas con TDAH tienen dificultades para concentrarse y controlar las emociones, y pueden estar más irritables e hiperactivas que las personas sin esta enfermedad.

Por supuesto, no todas las personas con TDAH tienen una relación poco saludable con el alcohol, pero los adultos con TDAH tienen entre dos y tres veces más probabilidades de desarrollar un trastorno por consumo de alcohol que las personas sin la enfermedad.

El vínculo entre beber y TDAH

El trastorno por consumo de alcohol es el trastorno por consumo de sustancias más común entre los adultos con TDAH.

Un estudio encontró que alrededor del 42% de los adultos con TDAH, y alrededor del 21% de los adultos sin TDAH, informaron que beben al menos de 5 a 6 bebidas alcohólicas cada vez que beben alcohol, lo que se denomina Para comer en exceso.

Aunque las personas con TDAH pueden beber alcohol con moderación, esta condición aumenta las posibilidades de abusar del alcohol. Se ha realizado una amplia investigación sobre el vínculo entre el consumo de alcohol y el TDAH. Los resultados de la encuesta incluyen:

  • Beber temprano. Un estudio de gemelos encontró que las personas con TDAH infantil severo tenían una mayor proporción de beber temprano (cuando eran jóvenes) y beber en exceso y con frecuencia.
  • El riesgo de comer en exceso aumenta. Los estudios han demostrado que las personas con TDAH tienen más probabilidades de beber alcohol en la edad adulta temprana.
  • Aumentar el riesgo de trastorno por consumo de alcohol.Una revisión de 2011 encontró que tener TDAH en la infancia aumenta significativamente las posibilidades de que una persona desarrolle un trastorno por consumo de alcohol en la edad adulta.

A corto plazo, el alcohol parece ser la solución a la irritabilidad y ansiedad comunes al TDAH. Sin embargo, beber en exceso a largo plazo en realidad puede exacerbar los síntomas del TDAH.

Las personas con TDAH pueden actuar de manera más impulsiva y pueden tener consecuencias perjudiciales.

De manera similar, aunque el alcohol parece ser una forma de lidiar con el TDAH, no es el caso. El alcohol no es una estrategia de afrontamiento eficaz, porque el consumo prolongado de alcohol traerá las siguientes dificultades:

  • memoria
  • Toma una decision
  • saber

Todos estos efectos del consumo de alcohol pueden exacerbar los síntomas del TDAH.

¿El TDAH está relacionado con la adicción?

Si. Esta conexión puede deberse a que el TDAH y la adicción tienen síntomas similares, que incluyen:

  • ansiedad
  • El desafío de manejar las emociones
  • impulso
  • Busque recompensas

Estos factores aumentan la posibilidad de comportamientos adictivos en pacientes con TDAH.

Si se le diagnostica TDAH y trastorno por consumo de alcohol al mismo tiempo, esto se denomina trastorno simultáneo o diagnóstico dual.

Es muy importante resolver sus síntomas de adicción y TDAH con el tratamiento del trastorno por abuso de sustancias y el tratamiento del TDAH, respectivamente, porque estas afecciones pueden afectarse entre sí. Si bien se pueden tratar al mismo tiempo, primero se resolverán las enfermedades que son más dañinas y afectan la función o la calidad de vida.

Si desea saber cómo será el tratamiento, muchos centros de rehabilitación / instalaciones de tratamiento brindan tratamientos para el diagnóstico dual de trastorno por consumo de alcohol y TDAH. En la mayoría de los casos, después de dejar de beber, recibirá tratamiento para la abstinencia, después de lo cual comenzará a tomar medicamentos de mantenimiento para el trastorno por consumo de alcohol.

El tratamiento puede incluir terapia conductual y grupos de apoyo. Más tarde, es posible que le receten medicamentos para ayudar a reducir el riesgo de adicción y controlar los síntomas del TDAH.

Alcohol y drogas para el TDAH

A las personas con TDAH se les pueden recetar medicamentos para controlar sus síntomas, incluidos estimulantes y no estimulantes. El alcohol puede interactuar con sus medicamentos para el TDAH, pero esto depende del tipo de medicamentos que tome.

Dopaje

Los estimulantes actúan aumentando la actividad del sistema nervioso central. Ritalin y Adderall son estimulantes de uso común en el tratamiento del TDAH.

El alcohol reduce la actividad del sistema nervioso central. El alcohol no contrarrestará los efectos de los demás, pero cambiará la forma en que su cuerpo procesa las drogas estimulantes. Esto puede causar efectos secundarios y resultados impredecibles, que incluyen:

  • Deshidración
  • Alta presión sanguínea
  • Frecuencia cardíaca aumentada y / o irregular
  • Alteración de juicio
  • Náusea
  • Vómito
  • Problemas para dormir
  • Aumento de la temperatura corporal
  • Convulsiones

Cuando se usa alcohol en combinación con drogas estimulantes, aumenta el riesgo de alcoholismo y sobredosis. Si usa estas dos sustancias al mismo tiempo durante un tiempo prolongado, puede aumentar el riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Por lo tanto, es muy importante comprender cómo responde su cuerpo a estas sustancias.

Antidepresivos y medicamentos para el TDAH no irritantes

Los estimulantes suelen ser la primera opción para el tratamiento del TDAH, pero si:

  • No reaccione a los estimulantes
  • Efectos secundarios adversos al tomar estimulantes.
  • Historia de enfermedad cardíaca o abuso de drogas.

Los medicamentos no estimulantes para el TDAH incluyen:

  • Tomoxetina (Strattera)
  • Venlafaxina (Effexor)
  • Bupropion (Wellbutrin)

Un estudio encontró que cuando se usaba Strattera en combinación con alcohol, el aumento de los efectos secundarios era pequeño, incluidas las náuseas. Sin embargo, tenga en cuenta que no se recomienda combinar drogas con alcohol.

Muchos factores determinan cómo responde su cuerpo a las drogas para el TDAH y al alcohol, incluidas las condiciones preexistentes y si sus drogas son de acción corta o de acción prolongada.

Hable con su médico antes de beber alcohol cómo el alcohol afecta sus medicamentos para el TDAH. Ellos pueden discutir con usted la seguridad y los posibles efectos secundarios. Beber bebidas alcohólicas ocasionalmente puede estar bien, pero es mejor evitar beber alcohol mientras toma medicamentos para el TDAH, especialmente beber en exceso.

tratar

El trastorno por consumo de alcohol es un patrón de consumo de alcohol que pone en riesgo su salud o seguridad, o causa problemas en su vida personal y profesional.

Según la quinta edición del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5), el trastorno por consumo de alcohol es un patrón problemático de consumo de alcohol que puede causar dolor intenso o disfunción. En 12 meses, involucra al menos dos de los siguientes:

  • Beber más de lo esperado o beber durante períodos de tiempo más prolongados.
  • Un deseo persistente de controlar o reducir el consumo de alcohol o un intento fallido.
  • Dedique mucho tiempo a hacer cosas que le permitan obtener, consumir o recuperarse del consumo de alcohol.
  • Experimente el ansia por el alcohol
  • El consumo de alcohol obstaculiza repetidamente su capacidad para desempeñar sus responsabilidades laborales, escolares o familiares.
  • A pesar de las consecuencias negativas, sigue consumiendo alcohol.
  • Abandone o reduzca actividades sociales, laborales o pasatiempos importantes debido a la bebida.
  • Uso repetido de alcohol en condiciones que pueden causar daños corporales.
  • Aunque el alcohol puede causar o causar problemas físicos o psicológicos recurrentes, continúe consumiendo alcohol.
  • Cultive la tolerancia: o se requiere una mayor ingesta de alcohol para lograr el efecto deseado, o se reducirá el efecto de la misma cantidad de alcohol.
  • Abstinencia: tomar alcohol o sustancias estrechamente relacionadas para evitar o aliviar los síntomas de abstinencia.

Si le preocupa beber alcohol, consulte a su médico. Es posible que le recomienden una variedad de tratamientos para ayudarlo a dejar de beber y controlar los síntomas del TDAH. Existen muchas opciones de tratamiento para el trastorno por consumo de alcohol y el TDAH, que incluyen:

  • Terapia cognitivo-conductual (TCC). La TCC es un método de psicoterapia que se usa para tratar muchas afecciones de salud mental, incluido el TDAH y los trastornos por uso de sustancias.
  • Terapia de grupo. La terapia de grupo brinda apoyo emocional y la oportunidad de compartir su historia y aprender de otros en un área sin juzgar.
  • Desintoxicación médica. Los medicamentos se utilizan para ayudarlo a dejar de beber alcohol de manera segura y cómoda bajo el cuidado de un profesional de la salud.
  • Hospitalización. Las instalaciones de tratamiento en el hogar brindan apoyo y cuidados intensivos las 24 horas del día, los 7 días de la semana, para ayudarlo a recuperarse y mantenerse despierto. También se ofrecen consultas individuales y grupales.
  • Tratamiento ambulatorio. La mayoría de los programas para pacientes ambulatorios le permiten vivir en casa mientras participa en tratamientos, consultas y reuniones de grupo en una clínica o institución.
  • prescripción. Los medicamentos pueden ayudar a controlar los síntomas del TDAH.

Aproveche al máximo para informarle a su médico acerca de sus inquietudes, ya que pueden discutir las opciones de tratamiento con usted.

Próximo paso

Existe un fuerte vínculo entre el TDAH y el abuso del alcohol, pero esto no significa que todas las personas con TDAH se volverán adictas al alcohol.

Si le preocupa la bebida y el TDAH, consulte a su médico. Pueden ayudarlo a encontrar los recursos adecuados y sugerir tratamientos para que pueda llevar una vida saludable, eficiente y consciente.

Si tiene problemas para controlar el consumo de alcohol y los síntomas del TDAH, sepa que no está solo. Puede buscar apoyo e información en los siguientes recursos:

  • Abierta sobre el TDAH y el alcoholismo
  • La verdad sobre el TDAH y la adicción
  • Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias: Llame a su línea de ayuda las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año, llame al 1-800-662-HELP (4357) o visite el sitio web para encontrar información y apoyo en persona.
  • Niños y adultos con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (CHADD): una organización sin fines de lucro que tiene como objetivo mejorar la vida de las personas con TDAH. El sitio ofrece comunidades en línea, directorios de recursos e información sobre la vida de las personas con TDAH.
  • Instituto Nacional de Salud Mental: una agencia gubernamental que brinda información sobre el TDAH, incluidos síntomas, estadísticas, recursos escritos y de los medios de comunicación e información sobre los ensayos clínicos disponibles.
  • Servicio Nacional de Referencia para el Tratamiento de Drogas y Alcohol: Llame al 1-800-662-HELP o visite el sitio web para obtener información sobre los trastornos por consumo de alcohol y los servicios de tratamiento locales en su comunidad.

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.

(Visited 7 times, 1 visits today)