¿Qué es el TDAH y cómo se trata?

TDAH: tipos, síntomas y opciones de tratamiento

¿Ha tenido alguna vez dificultad para concentrarse, tener dificultad para calmarse, interrumpir a otros en una conversación o actuar impulsivamente a pesar de la posibilidad de lesionarse?

Aunque la mayoría de las personas, niños y adultos, experimentan todos estos desafíos de vez en cuando, las personas con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) pueden seguir enfrentándose a estos desafíos.

Los síntomas del TDAH pueden afectar su función y, en los niños, pueden interferir con el desarrollo.

Por lo tanto, si tiene TDAH, es posible que desee saber: Si es así, ¿puedo crecer? ¿Empeorará? ¿Qué tratamiento es mejor para mí?

Estas preguntas e inquietudes son naturales y no infrecuentes. Con la información correcta, puede comprender qué significa TDAH y cómo puede responder.

¿Qué es el TDAH?

El TDAH es un trastorno del neurodesarrollo común que afecta su forma de comportarse.

Los síntomas generalmente incluyen falta de atención persistente, incapacidad para concentrarse, hiperactividad o impulsividad. Estos modelos pueden hacer que enfrente desafíos en las operaciones diarias y el desarrollo de habilidades.

El TDAH generalmente se diagnostica en la infancia (aproximadamente entre los 6 y los 12 años de edad), pero los síntomas pueden volverse obvios a cualquier edad.

Un diagnóstico tardío de TDAH puede significar que ha tenido síntomas desde la niñez, pero fueron mal diagnosticados o pasados ​​por alto.

En los Estados Unidos, aproximadamente el 11% de los niños, el 8,7% de los adolescentes y el 4,4% de los adultos tienen TDAH. Los hombres son más comunes que las mujeres.

Sin embargo, no todo el mundo experimenta el TDAH de la misma forma.

Según el tipo y los síntomas del TDAH, algunos desafíos comunes incluyen:

  • TDAH: Inquietud, hablar demasiado o irritabilidad
  • impulso: Es difícil esperar tu turno o sucumbir al impulso

También puede tener síntomas de hiperactividad e impulsividad al mismo tiempo.

Los síntomas del TDAH

El TDAH se siente y se ve diferente para todos. Por ejemplo, los síntomas del TDAH en adultos pueden ser diferentes de los síntomas del TDAH en niños.

Es posible que tenga una experiencia con el TDAH diferente a la de otro adulto al que también se le haya diagnosticado este trastorno. Esto no es infrecuente.

Los síntomas también dependen del tipo de TDAH que tenga.

El TDAH se divide principalmente en tres tipos, que se denominan especificadores en el DSM-5:

  • TDAH con falta de atención: La principal característica de este tipo es la dificultad para concentrarse o concentrarse en una tarea. También hay una tendencia a distraerse con facilidad. Por lo general, no hay síntomas de hiperactividad.
  • Hiperactividad impulsiva hiperactiva: Las principales características de este tipo son el comportamiento extremo, excesivo o destructivo y el bajo control de los impulsos. En este caso, rara vez hay distracción o dificultad para concentrarse. Este es el tipo menos común de TDAH.
  • TDAH integral: El tipo más común. Combina síntomas de inatención e hiperactividad impulsiva.

Los síntomas generales del TDAH incluyen:

  • olvidadizo
  • distraido facilmente
  • Cosas faltantes o extraviadas
  • Comportamiento repentino o impulsivo.
  • Falta de motivación para actividades específicas o actividades generales.
  • Dificultad para organizar o completar tareas.
  • No puedo seguir las instrucciones
  • Cambiando constantemente de una actividad a otra
  • Participar en comportamientos que pueden ponerlo a usted oa otras personas en riesgo.
  • Difícil concentrarse en la conversación

Causas y diagnóstico del TDAH

La causa exacta del TDAH en adultos o niños no está clara. Los expertos creen que esto puede ser una combinación de múltiples factores, que incluyen:

  • Genética
  • Desarrollo cerebral
  • Experiencias tempranas
  • Condiciones simultáneas
  • Daño cerebral

No existen pruebas específicas, como radiografías o análisis de laboratorio, para diagnosticar el TDAH. Sin embargo, existen algunas pruebas psicológicas.

Esta afección generalmente se diagnostica después de varias entrevistas con profesionales de la salud.

Ya sea que esté preocupado por el comportamiento de su hijo o por su propio comportamiento, los profesionales de la salud desean obtener más información sobre los síntomas específicos y cuándo comenzaron. También pueden preguntarle sobre su historial médico personal y familiar.

¿Están relacionados el TDAH y el autismo?

El TDAH y el trastorno del espectro autista (TEA) son ambos trastornos del desarrollo neurológico. Esto significa que afectan su cerebro y sistema nervioso central de formas específicas.

Esto no significa que sean condiciones relacionadas o paralelas.

Aunque el diagnóstico es diferente, los síntomas del TDAH y el autismo a veces se superponen. De hecho, las investigaciones muestran que aproximadamente uno de cada ocho niños con TDAH también reciben un diagnóstico de TEA.

La razón exacta de esta ocurrencia simultánea no está clara.

¿Son el TDAH y el trastorno bipolar lo mismo?

El TDAH y el trastorno bipolar también son dos afecciones de salud mental separadas y diferentes, pero a veces se superponen.

Una revisión de la literatura en 2021 encontró que 1 de cada 13 adultos con TDAH también fue diagnosticado con trastorno bipolar.

La misma revisión mostró que casi 1 de cada 6 adultos con trastorno bipolar ha sido diagnosticado con TDAH.

¿Las personas con TDAH tienen síntomas de ansiedad?

Algunos niños y adultos con TDAH tienen síntomas de ansiedad, pero no se ha establecido la conexión entre los dos.

Si tiene TDAH, distinguir los síntomas de esta afección de los signos de ansiedad puede ser un desafío.

El TDAH afecta principalmente su comportamiento y capacidad para concentrarse en las tareas. Por otro lado, la ansiedad se refiere principalmente a una fuerte sensación de preocupación y miedo.

A pesar de las diferencias, se estima que los síntomas de las dos enfermedades se superponen en aproximadamente el 25% de los casos.

¿Se puede tratar el TDAH?

No importa la edad que tenga, puede tratar el TDAH y controlar los síntomas.

Sin embargo, el TDAH no es algo en lo que «creciste» espontáneamente. En la mayoría de los casos, requiere la ayuda de profesionales de la salud.

Algunas opciones de tratamiento comunes para el TDAH incluyen:

  • droga
  • Psicoterapia
  • Manejo de la conducta

En muchos casos, es necesario considerar todos los factores.

Si tiene TDAH y otros problemas de salud mental, es posible que su equipo médico desee abordar los síntomas que más lo afectan.

Los niños con TDAH a menudo reciben tratamiento basado en terapia conductual y medicamentos. Sin embargo, depende de las circunstancias específicas del caso. Involucrar al pediatra de su hijo en la conversación puede ayudarlo a comprender mejor sus mejores opciones.

Hay muchos tipos de medicamentos recetados y de venta libre disponibles para tratar el TDAH en niños y adultos.

Un médico, psiquiatra o pediatra generalmente probará diferentes medicamentos y dosis para encontrar el medicamento que mejor se adapte a usted y a sus síntomas.

Este proceso a veces puede llevar un tiempo.

Es natural sentirse impaciente o preocupado por su tratamiento. Incluso puede preguntarse si los medicamentos para el TDAH cambiarán su personalidad o lo afectarán de otras maneras. No hay evidencia de que este sea el caso.

Estrategia de autocuidado

Es natural sentirse abrumado por el nuevo diagnóstico y todas las opciones de tratamiento que puede tener que elegir.

Sin embargo, el TDAH se puede controlar. Puede ser un participante activo en este proceso.

Además de la medicación y el tratamiento, hay cosas que puede hacer usted mismo para ayudarle a sobrellevar la situación.

Algunas formas de apoyar el tratamiento del TDAH incluyen:

  • Consuma una dieta equilibrada todos los días, que incluya muchos alimentos integrales como frutas, verduras y cereales integrales.
  • Haga mucho ejercicio y actividades a lo largo del día.
  • Dormir lo suficiente. Se recomienda al menos 7 horas.
  • Salga a caminar o pase tiempo al aire libre todos los días.
  • Mantenga el medio ambiente ordenado
  • Limite el tiempo frente a la pantalla, incluidos televisores, computadoras, tabletas y teléfonos móviles
  • Configure alarmas y recordatorios para sus tareas pendientes o fechas especiales
  • Haga solo una cosa a la vez en lugar de varias tareas al mismo tiempo
  • Limite el ruido, el ping del calendario y otras interferencias, y mantenga siempre el teléfono al alcance
  • Mantenga una lista de verificación o un diario para registrar algunos de sus síntomas y experiencias

Con el tiempo y la práctica, puede desarrollar estrategias que le ayuden a mejorar la concentración y controlar los impulsos.

Cuando buscar ayuda inmediata

Cada niño y adulto con TDAH es único. El TDAH no cambia quién eres, solo cambia la forma en que te comportas en determinadas situaciones.

Definitivamente se recomienda buscar la ayuda de un profesional de la salud para tratar los síntomas del TDAH. Si usted es:

  • Sucumbir al impulso y al impulso de poner en riesgo su seguridad y la seguridad de los demás.
  • Quiere hacerte daño a ti oa otros
  • No puede desempeñar un papel en la vida diaria.
  • Síntomas físicos
  • Vivir con síntomas de otras enfermedades, como depresión o ansiedad.

Próximo paso

El TDAH se puede controlar y tanto los niños como los adultos pueden elegir opciones de tratamiento.

Si usted o un ser querido está interesado en aprender más sobre la enfermedad o en buscar un diagnóstico y tratamiento, estos recursos pueden ayudar:

  • Asociación Americana de Psiquiatría
  • Asociacion Americana de Psicologia
  • Liga Nacional de Enfermedades Mentales
  • Instituto Nacional de Salud Mental
  • Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.