¿Cuáles son los síntomas del TDAH en adultos?

Síntomas del TDAH en adultos

¡Perdiste la llave otra vez! ¿No están aquí hace un minuto? Después de enviar este correo electrónico, los encontrará. ¡Espere! ¿No tienes que ver a un médico hoy? Verificarás después de pagar esta factura.

Lo mismo ocurre con su día, de una tarea inconclusa a la siguiente. Al mismo tiempo, su inquietud parece no tener fin. Quieres saber por qué siempre estás tan distraído.

Hay muchas respuestas posibles. No obstante, si esto es algo por lo que ha pasado durante mucho tiempo, podríamos hablar de los síntomas del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

«¡Pero ya no soy un niño!», Dijiste. De hecho, los adultos también pueden tolerar esta situación.

¿Es posible el TDAH en adultos?

Actualmente, alrededor del 4,4% de los adultos en los Estados Unidos son diagnosticados con TDAH. Aproximadamente el 5,4% son hombres y el 3,2% son mujeres.

Aunque a muchas personas se les diagnostica TDAH en la infancia, a veces los síntomas del trastorno no se descubren hasta la edad adulta.

De hecho, algunos estudios han demostrado que el diagnóstico de TDAH en adultos está muy infradiagnosticado.

Los síntomas del TDAH en adultos son similares a los de la infancia, pero las manifestaciones pueden ser diferentes y, en algunos casos, los síntomas son menos graves.

Por ejemplo, el TDAH en adultos con TDAH puede sentirse como una inquietud constante o una sensación de estar siempre ocupado.

La falta de atención de los adultos también puede llevar a una mala gestión del tiempo, artículos perdidos o extraviados, desorden o irritabilidad.

Si no se trata, el TDAH en adultos puede afectar su trabajo, sus relaciones y su vida familiar.

Si ha recibido un diagnóstico de un profesional de la salud, es posible que aún desee saber: ¿Siempre lo he tenido? ¿Se desarrollará el TDAH en la edad adulta?

La mayoría de los estudios muestran que incluso si esta afección se diagnostica en la edad adulta, la padece desde la infancia. Quizás solo lo entiendas por las siguientes razones:

  • Los síntomas pueden ignorarse en la niñez.
  • Los síntomas pueden estar enmascarados por otra enfermedad y diagnóstico, como ansiedad, autismo o trastornos del procesamiento sensorial.

Tres estudios preliminares, realizados en el Reino Unido, Nueva Zelanda y Brasil, ahora muestran que el TDAH puede desarrollarse tarde en la edad adulta. Sin embargo, se necesita más investigación para confirmar que este es realmente el caso.

No obstante, la mayoría de los estudios apoyan la idea de que los adultos con TDAH pueden haber padecido la enfermedad desde la infancia.

Aunque algunos niños crecerán, aproximadamente un tercio de los niños con TDAH continuarán experimentando síntomas cuando sean adultos.

Tipos de TDAH en adultos

Los síntomas del TDAH pueden variar según el subtipo.

El TDAH en niños y adultos se puede dividir en tres tipos:

Introducción principalmente desatendida

Las principales características de este tipo son la inatención y la inatención, sin hiperactividad.

Los adultos con discursos desatentos pueden distraerse fácilmente y, a menudo, tienen dificultades para completar las tareas.

También puede resultarles difícil administrar los fondos y recordar pagar las facturas o responder a los mensajes.

Principalmente una manifestación de hiperactividad e impulsividad.

Este tipo de TDAH se caracteriza por un bajo control de los impulsos y TDAH.

Este tipo de adulto puede ser un comprador impulsivo, a menudo se siente molesto o tiene poca tolerancia al estrés.

Pantalla combinada

Este es el tipo más común de TDAH. Presenta síntomas de los otros dos tipos de TDAH.

Diagnóstico de TDAH en adultos

Para diagnosticar el TDAH en adultos, los profesionales de la salud mental buscarán:

  • Cinco o más síntomas de falta de atención y / o cinco o más síntomas de hiperactividad durante 6 meses
  • Los síntomas (inatención o hiperactividad) aparecen antes de los 12 años
  • Los síntomas (falta de atención o hiperactividad) aparecen en más de dos entornos (por ejemplo, el hogar, el trabajo o la escuela)
  • Síntomas que interfieren o reducen la calidad de las funciones sociales, académicas o laborales.
  • Síntomas inexplicables de otras afecciones de salud mental o uso de sustancias.

El diagnóstico de TDAH en adultos implica una evaluación integral, que incluye un examen físico y una revisión de los síntomas actuales y pasados.

Signos y síntomas del TDAH en adultos

Los profesionales de la salud mental utilizan los mismos criterios de diagnóstico que el TDAH infantil para diagnosticar el TDAH en adultos. Sin embargo, los mismos síntomas pueden verse completamente diferentes en adultos.

Los síntomas también varían según el tipo principal de TDAH.

Síntomas de falta de atención.

  • No prestar atención a los detalles o cometer errores por falta de atención
  • Dificultad para prestar atención a otra persona o actividad.
  • El problema de ver películas o concentrarse en leer.
  • Falta de respuesta cuando otros le hablan.
  • Dificultad para persistir en completar tareas y seguir instrucciones.
  • Pobres habilidades organizativas
  • Dificultad para completar tareas que requieren un trabajo mental prolongado.
  • Tendencia a procrastinar o falta de perseverancia.
  • La tendencia a perder llaves, billeteras u otros artículos importantes con frecuencia.
  • Pensamientos flotantes y dificultad para concentrarse.
  • Incapaz de concentrarse en el trabajo
  • llegar tarde
  • Olvido en las actividades diarias, incluido el pago de facturas, recordar dónde está estacionado el automóvil o guardar la leche en el refrigerador.

Rendimiento impulsivo hiperactivo

  • Se genera suficiente energía incluso cuando está sentado, lo que puede traducirse en inquietud constante, hacer rebotar las piernas o golpetear con las manos o los pies.
  • Dificultad para sentarse durante largos períodos de tiempo
  • Inquietud persistente
  • Dificultad para realizar actividades tranquilas y pausadas.
  • Termina las tareas rápidamente, especialmente aquellas que crees que son aburridas.
  • Siempre se siente «en movimiento» o actúa como si estuviera «impulsado por un motor»
  • Necesita mucha estimulación mental y física, como conducir rápido, participar en deportes extremos o muchas actividades sociales.
  • Dificultad para hablar constantemente y esperar su turno para hablar.
  • Lanza comentarios sin parar a pensar
  • Dificultad para hacer cola o esperar su turno.
  • Interrumpir la conversación o molestar a los demás.

En los adultos, la hiperactividad también puede manifestarse de forma emocional.

Por ejemplo:

  • Sentirse frustrado o enojado en el tráfico o esperar en la fila.
  • Experimenta cambios frecuentes en el estado de ánimo.
  • Difícil de lidiar con el estrés

Los adultos con TDAH hiperactivo-impulsivo también pueden exagerar y tomar riesgos, como compras compulsivas, comer en exceso o comer en exceso.

TDAH y ansiedad

Aproximadamente la mitad de los adultos con TDAH también pueden sufrir ansiedad.

Esto a veces puede dificultar que los profesionales de la salud mental hagan un diagnóstico de TDAH.

Por ejemplo, ¿le preocupa olvidarse de completar las tareas en el trabajo debido al TDAH o es un diagnóstico completamente independiente?

¿Su inquietud constante es el resultado de la ansiedad o es parte de su inquietud por TDAH?

La mayoría de los médicos tratan la ansiedad y el TDAH como dos planes de tratamiento diferentes.

Decidir qué afección tratar primero generalmente depende de qué afección cree que es la causa principal de su angustia.

Algunos síntomas superpuestos de TDAH y ansiedad incluyen:

  • Despertar excesivo
  • Inquietud
  • Inatención
  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Distraído
  • dilación
  • Falta de perseverancia (por ejemplo, hay proyectos inconclusos)
  • Comer en exceso

Un posible indicador de los síntomas del TDAH es que generalmente son el resultado de la falta de atención o la falta de atención, la hiperactividad o la impulsividad.

En los trastornos de ansiedad, la causa subyacente suele ser la tensión y el miedo constantes.

TDAH y trastorno bipolar

El TDAH y el trastorno bipolar suelen ocurrir juntos.

Las estimaciones varían, pero las investigaciones muestran que entre el 9,5% y el 21,2% de las personas con trastorno bipolar también tienen síntomas de TDAH. Del 5,1% al 47,1% de los pacientes con TDAH padecen trastorno bipolar.

Las personas con trastorno bipolar y TDAH tienen más probabilidades de tener síntomas de trastorno bipolar que las personas sin TDAH.

Los síntomas de algunos tipos de trastorno bipolar que pueden superponerse con los síntomas del TDAH en adultos incluyen:

  • Inquietud
  • Distraído
  • Inquieto
  • Hablar demasiado
  • Comportamiento impulsivo
  • Cambios de humor o trastornos del estado de ánimo
  • enfado
  • Dificultad para prestar atención
  • Mente corriendo

Las características únicas de ciertos tipos de trastorno bipolar, como la etapa depresiva y la aparición de síntomas, pueden ayudar a distinguir las dos enfermedades.

Revisemos

En comparación con los niños, los síntomas del TDAH en adultos pueden presentarse de forma diferente.

Si vive con inquietud constante, dificultad para completar tareas, artículos extraviados y control deficiente de los impulsos, es posible que tenga TDAH en la edad adulta.

Hacer que un profesional de la salud mental diagnostique su afección puede ayudarlo a desarrollar habilidades de afrontamiento, mejorando así sus relaciones y operaciones diarias.

Estos recursos pueden ayudarlo a dar el primer paso:

  • La Asociación Estadounidense de Psiquiatría busca herramientas para psiquiatras
  • La Asociación Americana de Psicología busca herramientas para psicólogos
  • Línea de ayuda y herramienta de apoyo de la Liga Nacional para Enfermedades Mentales
  • Directorio de líneas de ayuda del Instituto Nacional de Salud Mental

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.