Si te encuentras diciendo “Odio mi vida”, esto es para ti

“Odio mi vida”: ¿Por qué puedo sentirme así y qué hacer?

Si está buscando ideas sobre cómo deshacerse de este sentimiento, aquí tiene algunos consejos.

Mujer joven de mirada pensativaImagen de Flamingo / Stocksy United

La vida es impredecible y las cosas no siempre están a tu favor.

Quizás no esté satisfecho con su carrera o relación. La tragedia o las circunstancias inesperadas pueden obligarlo a emprender un nuevo camino. O puede tener una afección médica subyacente que le esté causando estrés físico o emocional.

Independientemente de la razón, estos pensamientos son naturales.

El hecho de que tengas estos pensamientos probablemente significa que te has dado cuenta de que quieres que cierto aspecto de tu vida sea diferente. Y este reconocimiento es a menudo el primer paso para realizar cambios.

Sepa que sus sentimientos son reales

Todas las emociones son respuestas a cómo ves el mundo que te rodea. Tanto el sentirse bien como las emociones incómodas juegan un papel importante en la salud mental.

Las emociones agradables activan el sistema de recompensa de su cerebro. Pueden mejorar su concentración y pueden ayudar a expandir su forma de pensar.

Las emociones incómodas pueden ayudarlo a protegerse. Cuando algo salga mal, te lo harán saber. Por ejemplo, cuando alguien no respeta sus límites, la ira puede avisarle.

Como la ira, muchas otras emociones fuertes se remontan a nuestros instintos de supervivencia. La ansiedad y el miedo pueden ser razones importantes por las que nuestros antepasados ​​no fueron devorados por animales salvajes.

En el mundo moderno, es posible que no encuentre situaciones de vida o muerte todos los días, pero estas emociones aún existen como parte de su sistema de alerta temprana.

Las investigaciones muestran que aceptar pensamientos y emociones negativos es un componente clave de la salud mental en general. Pero, ¿qué haces cuando te sientes desesperado, frustrado e insatisfecho con la vida?

Identifica tus puntos débiles

Puede tener este sentimiento por muchas razones.

Ya sea que estos sentimientos sean el resultado de una experiencia o años de sentirse abrumado, explorar las partes de su vida que lo hacen infeliz puede ayudarlo a encontrar soluciones.

No hay dos personas que se sientan frustradas y desesperadas en la vida por exactamente las mismas razones. A continuación, se muestran algunos factores contribuyentes comunes:

  • Abuso o negligencia infantil
  • Salud mental
  • Evento estresante de la vida
  • Uso de sustancias o adicción
  • Tristeza y perdida
  • auto-humillación
  • Traumatismo y trastorno por estrés postraumático

Abuso infantil

El abuso infantil puede tener un impacto importante a largo plazo en su salud física y mental.

Ser abusado puede aumentar sus posibilidades de sufrir ansiedad, depresión y enfermedades físicas crónicas en el futuro. Todo esto afectará su visión de la vida.

Salud mental subyacente

La depresión, la ansiedad, el trastorno bipolar y muchas otras afecciones de salud mental pueden provocar sentimientos de desesperación.

Estrés vital

Para la mayoría de las personas, la vida está llena de estrés y puede provenir de múltiples fuentes:

  • Su trayectoria profesional puede hacer que se sienta insatisfecho.
  • Puede que no esté satisfecho con su relación personal.
  • Ha experimentado racismo o discriminación.
  • Puede que no le guste el barrio en el que vive.
  • Es posible que tenga importantes gastos domésticos o de propiedad.
  • Las condiciones médicas pueden hacer que se sienta incómodo o dificultar la tarea.
  • Es posible que no pueda pagar la factura.
  • Puede estar en conflicto con un amigo, colega o familiar.

Su entorno de vida es único para usted. Con el tiempo, muchas de estas situaciones pueden generar estrés a largo plazo y menos esperanza para el futuro.

Uso de sustancias o adicción

Las primeras investigaciones muestran que el uso de sustancias o la adicción aumentan las posibilidades de desarrollar salud mental, ya que una investigación actual para adultos respalda esto. Algunas de estas afecciones, como la depresión, pueden afectar cómo se siente con respecto a la vida.

Si ya tiene una enfermedad mental, las investigaciones también muestran que los sentimientos de tristeza pueden aumentar sus posibilidades de volverse adicto.

Tristeza y perdida

Experimentar la muerte de un ser querido o una pérdida importante que cambia la vida puede ser una fuente importante de dolor.

Al igual que otras emociones, la forma en que experimentas la tristeza es única para ti. No hay un momento “adecuado” para ponerte triste.

En algunos casos, la tristeza puede provocar depresión o pensamientos suicidas. Puede experimentar un “dolor complejo” y sentir que la vida no tiene sentido.

auto-humillación

Los pensamientos negativos sobre usted mismo pueden afectar sus sentimientos generales sobre la vida.

Cuando no está satisfecho con una parte de sí mismo, estas emociones negativas pueden extenderse a otros aspectos de su vida. Puede comenzar a alienar a los demás o en el trabajo o en la escuela.

Una revisión de la literatura encontró que la baja autoestima es común entre los jóvenes que internalizan emociones fuertes, especialmente aquellos que también sufren depresión o ansiedad.

¿Qué puede mejorar la vida?

Examinar por qué se siente así con respecto a la vida puede ayudarlo a descubrir cómo mejorarla.

Cuando persisten los pensamientos negativos sobre la vida, hablar con un profesional de la salud mental es solo una forma de detectarlos. El tratamiento puede ayudarlo a identificar la fuente de la infelicidad y comenzar a dar pequeños pasos alcanzables hacia una vida que lo haga sentir mejor.

También puede hacerlo usted mismo. Preguntarse: “¿Qué hace que la vida sea mejor?” Puede ayudarlo a encontrar formas de cambiar las cosas que están bajo su control.

Por ejemplo, si los colegas del otro lado del pasillo hacen que su día de trabajo sea doloroso, puede ser el momento de solicitar una nueva ubicación de escritorio, o incluso un nuevo puesto en la empresa.

Filtra lo que puedes y no puedes controlar

No todo en la vida se puede controlar.

Preocuparse por cosas que escapan a su control requerirá tiempo y energía. También puede causar estrés innecesario.

Investigaciones anteriores han demostrado que el sentido de control es importante para la salud mental y está relacionado con las emociones positivas. La falta de control, o la falta de elección, suele estar relacionada con las emociones negativas.

Cuando examina los factores que afectan cómo se siente acerca de la vida, también puede resultarle útil decidir qué se puede cambiar y qué no. Incluso puede comenzar con cosas pequeñas, como la ropa que usa, lo que come en el almuerzo o lo que hará en los próximos 5 minutos.

Centrarse en esos aspectos controlables puede hacer que tenga más esperanzas para el futuro.

haciendo planes

Puede ser imposible, o poco práctico, cambiar las cosas que te hacen infeliz de una vez, pero no es necesario. Cuando se trata de su salud mental y satisfacción con su vida, incluso los pequeños pasos pueden tener un impacto.

El plan para abordar la infelicidad en la vida es exclusivo para usted y su situación. En algunos casos, es posible que deba buscar ayuda de un profesional de la salud mental o de un ser querido que lo apoye.

Si decide hacer un plan, aquí hay algunas preguntas para que empiece a rodar:

  • ¿Quieres establecer límites contigo mismo o con los demás?
  • ¿Tiene alguna habilidad de comunicación que quiera fortalecer?
  • ¿Cómo es tu autocuidado? ¿Agregar algunos alimentos diferentes, más agua o ejercicio a su día lo hace sentir mejor?
  • Como esta el trabajo ¿Hablar con franqueza con un colega o encontrar un trabajo diferente te pondrá en un camino que te hará sentir mejor?
  • ¿Cuál es tu estado de ánimo diario? ¿Cree que el apoyo para la salud mental o la medicación son beneficiosos para usted?
  • ¿Necesita soporte externo que no está disponible actualmente? ¿Puede determinar algunos pasos para contactar a esta persona de apoyo?

Empieza pequeño

Si no está satisfecho con sus colegas en el trabajo, renunciar en el acto puede ser algo más que la respuesta.

Comenzando con un pequeño cambio, como un escritorio nuevo o un espacio de oficina separado, puede marcar la diferencia lo suficiente como para cambiar sus sentimientos sobre este aspecto de la vida.

Los pequeños ajustes pueden tener un gran impacto. El éxito en esta escala más pequeña puede ayudarlo a generar confianza para realizar cambios más importantes.

Establecer límites

Decir “no” puede ser difícil, especialmente para familiares y amigos. Antes de que se dé cuenta, puede extenderse demasiado.

Los límites también ayudan a proteger su energía y recursos, ya que les permiten a los demás saber lo que usted tolerará y lo que no tolerará.

Mantener los límites ayuda a evitar que se encuentre con situaciones que puedan desencadenar emociones como el estrés, la tristeza o la ansiedad.

Fortalecer la comunicación

Ser capaz de expresar sus necesidades y sentimientos le impide internalizarlos.

La comunicación abierta y honesta puede ayudarlo a resolver sus dudas, en lugar de dejar que circulen por su mente y le causen ansiedad.

Cuidate

Hacer ejercicio y comer alimentos nutritivos puede mejorar su estado de ánimo. Incluso asegurarse de mantenerse hidratado cambiará sus sentimientos en gran medida.

Mover su cuerpo puede estimular el cerebro y producir hormonas para sentirse bien para ayudar a combatir la depresión. La investigación muestra que no hay necesidad de exagerar. Incluso el ejercicio de intensidad moderada puede traerle efectos de mejora del estado de ánimo relacionados con el ejercicio.

Considere hablar con alguien

Cuando los sentimientos de desesperación persistan, considere buscar apoyo profesional. Algunas razones de la infelicidad en la vida pueden necesitar ser exploradas y descubiertas en profundidad.

Puede beneficiarse de ciertos tratamientos o medicamentos.

Si no es adecuado hablar con profesionales en este momento, hay otros recursos disponibles, que incluyen:

  • Red de soporte en línea
  • sala de chat
  • Línea directa de soporte
  • Grupos de apoyo locales
  • Familiares y amigos de confianza
  • Consejero espiritual

Si necesita recursos locales, muchos consultorios médicos le proporcionarán una lista de nombres y números de teléfono para que se comunique.

Si está buscando ayuda inmediata, también puede encontrar una lista completa de recursos para crisis aquí, o si no está seguro sobre el costo del tratamiento, explore estas opciones gratuitas de apoyo para la salud mental.

Hice un plan, pero todavía no me siento bien. ¿Qué debemos hacer ahora?

Es posible que hacer un plan no afecte cómo se siente ahora. Aunque desagradables, los sentimientos que experimentas son reales y efectivos.

Lo más probable es que nunca se sienta así. Sin embargo, si se siente abrumado y necesita algo para desviar su atención de estos pensamientos a medida que pasan por usted, aquí hay algunos pensamientos sobre qué hacer mientras tanto:

  • tomar una siesta corta.
  • Leer un libro o una revista.
  • 15 minutos a pie.
  • Escuche buena música.
  • Charle con familiares cercanos o amigos.
  • Pase tiempo con las mascotas.
  • Pide o prepara comida reconfortante.
  • Mire una película o vea un programa que quiera ver, pase lo que pase.
  • Toma un baño o una ducha.
  • Garabatea, escribe un poema o desahoga en el diario.
  • Pon música y empieza a bailar.

Es natural sentirse frustrado con los desafíos de la vida. Casi todo el mundo se ha sentido así en algún momento, y no es vergonzoso tener estos pensamientos y sentimientos.

Si estos pensamientos ocurren con frecuencia y han afectado su vida diaria, esto puede ser un signo de consulta con su médico u otro profesional de la salud. Cuando estos sentimientos persisten, pueden ser síntomas de una condición médica o de salud mental no diagnosticada.

A veces, cuando nos sentimos así, hay mucha presión para “sentirnos mejor” de inmediato. Está bien dejar de lado esta presión y tomarse un tiempo para hacerse realidad.

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.

(Visited 1 times, 1 visits today)