El impacto de la pandemia en nuestra relación

Cómo la pandemia afecta nuestra relación

Con la pandemia rondando la marca de los 2 años, es normal reflexionar sobre cómo COVID-19 ha cambiado sus relaciones. Además, es posible que desee saber cómo lidiar con ellos.

La relación entre las epidemias de hombres y mujeresCompartir en Pinterest

Se dispara. Distancia física. Trate de averiguar si el hombre enmascarado en la fila de Chipotle es su predecesor. Un acalorado debate sobre política fuera de la cena de Acción de Gracias.

¿Cómo la pandemia no cambió nuestra relación?

Si ha experimentado o ha sido testigo de cambios en sus relaciones más cercanas como resultado de la pandemia, no está solo y hay muchas formas de enfrentarlo.

¿Cómo cambia la pandemia las relaciones?

Sara Russell, entrenadora certificada de relaciones humanas en Santa Cruz, California, dijo que la epidemia ha cambiado el ritmo de nuestra vida diaria.

«De repente, comenzamos a trabajar desde casa, aislados de la comunidad en general, navegando en lugares cerrados, pero no pudimos descansar juntos como de costumbre», dijo.

Explicó que esto significa que debemos aclarar nuestros límites personales, lo que puede ayudar a profundizar la intimidad o acelerar la relación para ir con la corriente.

Russell dijo que es posible que deba considerar varios problemas importantes, que pueden provocar cambios importantes en cualquier relación. Algunos de estos problemas pueden ser:

  • ¿Cuánto tiempo y espacio personal necesitamos?
  • ¿Quién es responsable de qué tareas domésticas?
  • ¿Cómo expresamos cuando necesitamos más o menos?
  • ¿Cómo respondemos a las diferentes expectativas en torno a la seguridad?
  • ¿Cómo lidiamos con nuestra irritabilidad, agotamiento, confusión y preocupación?

Pandemias y relaciones: el panorama general

Según Jackie Tassiello, terapeuta con licencia en la ciudad de Nueva York, por un lado, es posible que tenga la oportunidad de conectarse a un nivel más profundo y pasar más tiempo de calidad juntos.

«Muchas personas han experimentado una profunda reorganización de sus prioridades y necesidades y han encontrado una nueva satisfacción en sus relaciones», dijo.

Pero para muchas personas, hay otro lado.

«La ansiedad, la ansiedad y el estrés general de la pandemia nos afectan a todos, e inevitablemente, afectan nuestra relación hasta cierto punto», dijo Tasilo. «Ya sea emocional, psicológico, económico o físico, si nos afecta, afectará nuestras relaciones interpersonales».

Las investigaciones muestran que su estilo de apego puede influir en su experiencia social pandémica. Los cuatro estilos de archivos adjuntos comunes son:

  • Accesorios de seguridad. Te sientes cómodo con la intimidad y el espacio.
  • Muy ansioso. La intimidad te hará sentir más seguro emocionalmente.
  • Evitar-despectivamente. El espacio te hace sentir más seguro emocionalmente.
  • Evitación del miedo. Oscila entre un fuerte deseo de intimidad y un fuerte deseo de espacio.

En este estudio, los investigadores señalaron que durante una pandemia, las personas con apego seguro se desempeñan mejor, mientras que aquellas con un estilo de apego inseguro pueden tener relaciones de menor calidad.

Factores positivos de la pandemia

A veces, los tiempos oscuros pueden acercarnos más.

Puede que seas más indulgente

En las primeras etapas de una pandemia, las investigaciones muestran que es posible que las primeras semanas no tengan mucho impacto en sus relaciones más cercanas.

De hecho, para alguien en una relación, si puede evitar el conflicto y tiene habilidades de afrontamiento positivas, puede ser más tolerante y compasivo con su pareja.

Su conexión puede verse fortalecida por la «realidad compartida»

Un estudio encontró que cuando el personal médico de primera línea tiene una «realidad común» que apoya al cónyuge, se desempeña mejor en las encuestas de satisfacción de la relación.

En psicología, el término «realidad compartida» se refiere al establecimiento de un punto o punto de vista común para que los dos se respeten. En este caso, podría significar aceptar dormir en un espacio diferente o simplemente tocar sus «cápsulas».

Como dijeron, las comunicaciones electrónicas pueden haber «recibido un impacto diferente»

Un estudio encontró que las personas de todas las edades, especialmente los adolescentes, dependen más de la tecnología y las redes sociales para conectarse con amigos.

Entre las personas encuestadas, muchas informaron que su satisfacción con estas plataformas ha aumentado en comparación con sus sentimientos habituales, lo que reduce su riesgo:

  • Solo
  • ansiedad
  • Sintomas depresivos

Cuanto más satisfecho esté con la conexión remota, más probabilidades tendrá de estar protegido emocionalmente, especialmente cuando vive solo.

Puede que seas más crítico con tu pareja

Las investigaciones muestran que, en comparación con la era prepandémica, las personas solteras durante la pandemia son más selectivas con respecto a con quién salen, incluso si tienes miedo de estar solo.

Impacto negativo de la epidemia

Surgió una serie de consecuencias negativas en la investigación, desde rupturas hasta violencia doméstica.

El comportamiento de relación dañino puede aumentar

Una revisión de más de 600 estudios en 2020 encontró que COVID-19 ha causado estrés y problemas de salud mental sin precedentes, como ansiedad, depresión y trastorno de estrés postraumático (TEPT).

Los estudios han demostrado que un gran estrés puede producir comportamientos interpersonales más negativos, como hostilidad, retraimiento y menor respuesta o apoyo a la pareja.

Los investigadores sugieren que si:

  • Vivir en un entorno con ingresos inseguros
  • Tener algunas identidades
  • Más joven
  • Tener un estilo de apego inseguro
  • Viviendo en depresión

Aumentan las rupturas y los divorcios

Según los datos recopilados por un sitio web de creación de contratos legales de EE. UU., En comparación con 2019, el número de parejas que están considerando divorciarse al comienzo de la pandemia ha aumentado en un 34%. Una encuesta de revisión en China en 2020 encontró el número de divorcios.

Un estudio que involucró a parejas LGBTQ encontró que las formas en las que la vida se ve afectada negativamente por el COVID-19 y el grado en que usted se ve amenazado por el virus son directamente proporcionales a su ansiedad, depresión y abuso de sustancias.

En otras palabras, cuanto más estresado esté por el virus y la pandemia, más altos serán sus niveles de ansiedad y depresión.

Los investigadores creen que estos factores conducen a una menor satisfacción en la relación, mayores tasas de ruptura y más desafíos para la salud mental en general.

La división del trabajo puede ser desigual

Un estudio publicado en el Journal of Social and Personal Relations en 2021 analizó las diferencias de género y el impacto del trabajo durante el cierre de la pandemia.

Los investigadores han descubierto que es más probable que las mujeres asuman las tareas del hogar y el cuidado de los niños durante el período de encierro que los hombres que realizan más trabajo remunerado y períodos de descanso más personales.

Aumentó la violencia doméstica

En algunos casos, el aislamiento obliga a las personas a vivir juntas en condiciones insalubres. La investigación en 2020 muestra que la violencia doméstica ha aumentado, especialmente entre las mujeres.

Habilidades para gestionar las relaciones interpersonales.

Siempre que no se encuentre en una condición insalubre, hay muchas formas de ayudarlo a manejar sus relaciones en la era pandémica y pospandémica.

Comunica tus necesidades

A medida que cambian las restricciones pandémicas, puede resultarle útil cambiar su relación con ellos. No tenga miedo de mantener los límites con sus seres queridos.

Russell dijo: «Si alguno de ustedes pospone la necesidad durante demasiado tiempo para mantener la paz, y ahora el resentimiento se está extendiendo, por favor haga espacio, reajuste, aclare sus requisitos y luego negocie con sus socios». Cree un espacio seguro para la vulnerabilidad y la verdad de los demás «.

Dividir el espacio compartido

«Si todavía trabaja desde casa, cree una estructura que les permita pasar tiempo juntos y separados», dijo Jean Fitzpatrick, terapeuta de relaciones con licencia en la ciudad de Nueva York.

«Esto reduce el estrés de todos y cultiva las conexiones», dijo. «Verifique el progreso del otro con regularidad».

Mantente cerca

La fatiga de la pandemia es real, y también lo es la recesión provocada por tanta solidaridad.

«Si desea más intimidad física, concéntrese en desarrollar el deseo en lugar de tratar la frecuencia sexual como un juego de números», dijo Fitzpatrick. «Coquetear. Presta atención a tu pareja. Felicita a tu pareja».

Colabora con profesionales

Puede ser útil hablar con un tercero neutral sobre lo que está pasando. Cuando intenta resolver los desafíos de una relación, el terapeuta puede actuar como caja de resonancia.

«Si sus relaciones son realmente difíciles, es posible que desee encontrar un terapeuta para ver a un médico de forma remota», dijo Tasilo. «Es realmente importante tener una salida para hablar o expresar lo que hay dentro ahora».

revisión

Nada puede poner las cosas en perspectiva mejor que una pandemia, para bien o para mal.

Múltiples estudios de todo el mundo han confirmado que nuestras interacciones sociales han sufrido grandes cambios debido a la pandemia. Algunas son positivas, algunas son negativas.

Cuando gestione todos los cambios en su mundo personal, sea paciente consigo mismo. Asegúrese de comunicar sus necesidades y de hacer espacio y tiempo para estar solo. Si su relación se tambalea, por favor trabaje con profesionales.

Recuerde, estamos todos juntos. Usted y su gente son lo suficientemente fuertes para superar todo esto.

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.