Obsesión: narcisistas y su comida

Obsesión: narcisistas y su comida

No fue hasta que Tabitha cenó en la casa de una amiga cuando era una adolescente que se dio cuenta de que su familia manejaba la comida de una manera extraña. En sus amigas, hay todo tipo de snacks saludables, e incluso algunos snacks poco saludables. Su madre no ha cerrado con llave comida especial, por lo que nadie puede visitarla. Sus horas de comida son muy interesantes para todos los involucrados en la conversación. No hay comentarios irónicos sobre comer demasiado o verse obligado a comer durante unos segundos. Esta es una grata experiencia.

Pero no fue hasta muchos años después que Tabitha se dio cuenta de que su madre era una narcisista. Sin embargo, no asoció el narcisismo con la comida hasta que tuvo su propia cena familiar. Entonces, la sorprendió: el narcisismo de su madre se convirtió en una obsesión malsana por la comida. Esto explica muy bien el ansioso viaje gastronómico de Tabitha. Las reglas alimentarias poco saludables con las que creció fueron una extensión del comportamiento de control y manipulación de su madre. Eso es.

  1. Manejo de alimentos. A la madre de Tabitha no le gusta el pescado, así que incluso si a todos los miembros de la familia le gusta, ella todavía se niega a servirlo. Los gustos y disgustos de su madre por la comida dominan el menú, y si no le gusta nada, no se servirá en absoluto.
  2. La comida es lo primero. Quizás la comprensión más extraña es que la madre de Tabithas espera que ella siempre obtenga la mejor y / o mayor porción de comida. Ya sea que cocine o no, su madre pide la primera opción.
  3. La comida es poder. Una mañana, Papá Tabisa preparó un gran desayuno de panqueques, que sorprendió a toda la familia. La madre de Tabitha miró la comida con disgusto y comenzó a prepararse huevos. Cuando se enfrentó al interrogatorio, dijo que no le gustaba que le dijeran qué comer.
  4. La comida es un derecho. Incluso si la familia Tabisa visitaba la casa de otra persona, su madre encontraría que la comida que le proporcionaban era problemática. No le gusta el queso, así que no puede comer esta comida. Entonces estará ansiosa por preparar una comida extra especialmente para ella.
  5. La comida sirvió como control. Cuando la familia estaba comiendo, la madre de Tabitha la regañaba por comer demasiado y se burlaba de ella durante unos segundos. Pero cuando llegaba la compañía, su madre les pedía a todos que tuvieran tiempo, de lo contrario no creería que les gustaba su comida.
  6. Comida y apariencia. Para empeorar las cosas, la madre de Tabithas miraba lo que estaba comiendo y comentaba, por ejemplo, ¿no comerías tú? Sabes lo fácil que te resulta ganar peso. Hizo esto incluso cuando Tabitha sufría de anorexia.
  7. La comida es arrogante. Cuando creció, el padre de Tabisa cocinaba mucho en casa. Una vez, después de que él preparara y sirviera la comida, su madre contestaba el teléfono y colgaba el teléfono mientras la familia comía. Una noche, se sentaron a la mesa del comedor durante más de una hora, mirando la comida que la esperaba.
  8. La comida sirve de escenario. Tabitha no recuerda una vez en que la hora de la cena familiar no estuvo dominada por su madre hablando de ella misma y su trabajo. No hay duda sobre el Gran Festival de la Pizza. Si interviene, su madre le dará una mirada de muerte y luego la ignorará.
  9. Snobs de la comida. Solo hay un puñado de restaurantes a los que la madre de Tabitus accedió a ir. Mirando hacia atrás, Tabitha se dio cuenta de que estas instituciones la trataban como a una reina y le daban los mejores asientos en restaurantes. Esto explica su tolerancia a la calidad media de los alimentos a un precio elevado.
  10. Expectativas alimentarias. Si la comida no es de su gusto, ya sea en casa, en la casa de un amigo o en público, la madre de Tabisa se quejará públicamente. Para empeorar las cosas, se burlaba de su supuesta ignorancia alimentaria debido a su falta de preparación adecuada. Irónicamente, su madre no es buena cocinera.
  11. La comida como preocupación. Cuando su madre estaba cocinando, pidió mucho aprecio durante y después de la comida. Si no recibe suficiente gratitud, dirá pasivamente, agresivamente, ¿no te gustan los platos que cocino?
  12. Ventaja alimentaria. Con los años, la madre de Tabitha se hizo vegetariana. Durante ese tiempo, no estaba permitido comer en la casa, y todos debían comer como ella. Cuando pedían carne en un restaurante, ella hablaba de cómo apoyaban la matanza de animales.
  13. Comida como castigo. Cuando Tabitha era joven, su madre a menudo la castigaba diciendo que no le permitían cenar. Si todavía está enojada por la mañana, su madre le dirá que se salte el desayuno y se vaya a la escuela. Durante muchos días, Tabitha no comerá.
  14. La comida como propiedad. Después de pasar una noche con amigos, Tabitha trajo a casa algo de lo que le sobró de la cena. Pasó semanas ahorrando dinero de un restaurante caro para poder ir. A la mañana siguiente, se enteró de que su madre había comido su comida. Cuando se enfrenta, la actitud de su madre es que la tuya es mía. Sin embargo, su madre es solo su madre.

No es difícil ver cómo Tabitha ve la comida como un arma bajo el control de su madre. Utiliza la comida para manipular a los demás, exigir atención, dominar a su familia y justificar su egoísmo. Ahora, como madre, Tabitha está trabajando en conjunto y no repetirá ningún patrón de preparación y consumo de alimentos poco saludables.

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.