Cómo lidiar con un abusador

Cómo lidiar con un abusador

Es difícil lidiar con un abusador, especialmente cuando se trata de un cónyuge, padre, empleador o hijo y la relación no es fácil de expulsar. A veces el abuso es tan intenso que la relación debe disolverse por la seguridad de la víctima. Otras veces, el abuso puede ser leve pero aún dañino y dañino de varias maneras. Aquí hay algunos consejos para lidiar con el abuso:

  1. ver. Hay siete formas principales en las que se puede abusar de una persona: física, mental, verbal, emocional, financiera, espiritual y sexual. Empezar a entender los diferentes tipos de abuso. Al principio, esto se hacía mucho después de que ocurriera el abuso. En última instancia, la conciencia puede suceder al mismo tiempo que sucede. A continuación se muestran algunos ejemplos de cada categoría.
    1. El abuso físico incluye: lenguaje corporal intimidante, aislar a una persona de los demás, restringirla para evitar que se vaya, ser agresivo y poner en peligro la vida de otra persona.
    2. El abuso emocional incluye: gaslighting (cambiar la historia para hacer que alguien piense que está loco), miradas amenazantes, silencio, tergiversación, manipulación y jugar la carta de la víctima.
    3. El abuso verbal incluye: ira, gritos, palabrotas, hablar, sarcasmo, interrogatorio, ataques físicos, intimidación y juegos de culpa.
    4. El abuso emocional incluye ser quisquilloso, avergonzar a alguien causando sentimientos de vergüenza, culpa, alienar a amigos y familiares y el uso excesivo de ansiedad, ira, miedo o rechazo.
    5. El abuso financiero incluye robo, prohibir el acceso a fondos, cancelar pólizas sin previo aviso, falsificar registros de impuestos, restringir las carreras de otros e interferir con el entorno laboral.
    6. El abuso mental incluye el pensamiento binario, las creencias de élite, la obediencia forzada, las normas legales, el aislamiento de los demás, la obediencia ciega y el abuso de poder.
    7. El abuso sexual incluye ira celosa, medios compulsivos para insistir en el comportamiento sexual, amenazas de infidelidad, incitación al miedo antes o durante la actividad sexual, retraimiento sexual, comportamiento degradante, ultimátum físico y violación.
  2. Dilo. Este paso requiere un coraje y una fuerza considerables. Comience pidiéndole a la víctima que nombre el tipo de estrategia abusiva que está usando en su mente. Repita este ejercicio una y otra vez para ganar el coraje necesario antes de dirigirse al abusador. Esta no es una declaración dura (abusar como un abusador no sirve de nada), sino un enfoque amable. El objetivo es hacer que el abusador se dé cuenta de que está abusando y hacerlo retroceder o salvar las apariencias. Si este método no funciona, continúe con el siguiente paso. Estos son algunos ejemplos de cómo abordar el abuso.
    1. Estás bloqueando la puerta, en realidad restringiéndome.
    2. Esa mirada no me asusta.
    3. No puedes llamarme así.
    4. No estoy avergonzado por esa historia.
    5. No pagar impuestos es robar.
    6. No estoy de acuerdo con esas normas legales.
    7. No me obligarán a tener relaciones sexuales que no me gustan.
  3. enfatizarlo. El método suave no funcionó y el abuso continuó. Cuando un abusador traspasa los límites, la víctima debe comenzar diciendo, no voy a soportar esto más. Ahora es el momento de agregar peso a la declaración al hacerle saber al abusador las consecuencias de violar los límites personales. Por supuesto, esto significa que las víctimas primero deben ser conscientes de sus límites. Aquí están algunos ejemplos:
    1. Límites físicos: Nadie me toca de forma amenazante.
      1. Resultado: Si tratas de lastimarme, la relación se acaba.
    2. Límites mentales: No toleraré la sugerencia de que estoy loco.
      1. Resultado: No escucho este revisionismo, me alejo.
    3. Límites del lenguaje: No le grito a otras personas.
      1. Resultado: O me hablas en un tono normal, o no hablamos en absoluto.
    4. Límites emocionales: No me siento culpable por hacer algo.
      1. Resultado: No puedes hacerme sentir culpable, no haré algo por miedo.
    5. Límites financieros: nadie comprometerá mi capacidad para trabajar.
      1. Resultado: Mi ambiente de trabajo no es para ti.
    6. Límites espirituales: Nadie me dirá qué creer.
      1. Resultado: No discutiré este tema con usted.
    7. Límites sexuales: No me obligarán a tener relaciones sexuales.
      1. Resultado: no tuve relaciones sexuales cuando me sentía incómodo.
  4. Apégate a ello. Una vez que se establecen las consecuencias, deben hacerse cumplir si el abuso continúa. De lo contrario, el abusador solo intensificará el abuso la próxima vez. Es importante que alguien responsabilice a las víctimas por su entorno fronterizo y su aplicación. Esto proporciona un apoyo muy necesario cuando la víctima es atacada nuevamente por el abusador.

La única forma de detener el abuso es hacer que la gente se ponga de pie. Si bien esto es difícil, no es imposible. Una relación sin comportamiento abusivo es posible.

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.

(Visited 30 times, 1 visits today)