5 actividades basadas en el apego para fortalecer las relaciones entre padres e hijos

5 actividades basadas en el apego para fortalecer las relaciones entre padres e hijos

Trato de enseñar a mis hijos con libros.

Él solo me dio una mirada perpleja.

Disciplino con palabras claras,

Pero parece que nunca gano.

Desesperado, me volteé de lado.

¿Cómo puedo acercarme a este niño? Lloré.

Puso la llave en mi mano:

Vamos, dijo, juega conmigo.

Autor desconocido (adaptado por Aletha Solter)

(medio punto – Fotolia.com)

Los niños que muestran comportamientos problemáticos, como dificultad para controlar sus emociones, comportamiento agresivo o que a menudo parecen quejumbrosos o necesitados, pueden beneficiarse de las actividades basadas en el apego. Esto es especialmente cierto si el niño ha experimentado desafíos en los primeros años de vida. Las actividades basadas en el apego también son útiles para los niños que pueden haber experimentado situaciones traumáticas o incluso estresantes menos graves. Estas actividades son útiles incluso para niños felices y que se portan bien.

Las actividades basadas en el apego son esenciales y beneficiosas para todos los niños (Y los adultos, que es tema de otro artículo).

Si es padre y su relación con su hijo es tensa por algún motivo, si usted y su hijo no parecen llevarse bien o simplemente quiere fortalecer su relación con su hijo, las actividades basadas en actividades de apego puede ayudar Ayuda a hacer esto.

Las actividades basadas en el apego son actividades que fortalecen el apego entre el niño y el padre. El apego es el vínculo que un niño forma con su principal cuidador en los primeros años de vida. Este apego tiene un gran impacto en las relaciones de los niños con los demás, la naturaleza de sus relaciones y cómo se ven a sí mismos, a los demás y al mundo por el resto de sus vidas. Esto no quiere decir que lo que suceda en los primeros años de vida determine completamente el resultado del niño. Las experiencias posteriores y el proceso interno y la personalidad del niño pueden alterar los efectos (de manera positiva o negativa) que puede tener el apego temprano.

5 actividades basadas en archivos adjuntos

1. Imitadores juguetones (o imitadores de niños)

Esta actividad no requiere necesariamente ningún objeto físico o juguetes. Todo lo que se requiere es que tanto el padre como el niño estén presentes y listos para interactuar entre sí. La idea básica de esta actividad es que los padres imiten de manera lúdica lo que hacen sus hijos, como hacer que los niños aplaudan juntos primero y luego que los padres aplaudan al mismo volumen y velocidad que los niños. Los padres deben imitar al niño cuando cambia la forma en que aplaude (por ejemplo, más fuerte o más suave). El contacto visual, la sonrisa y la risa también pueden ayudar a promover relaciones saludables y reparar o fortalecer los vínculos. El reflejo también se puede lograr a través de otras actividades, como saltar, jugar con juguetes o expresiones faciales.

2. El juego de la bolsita de frijoles

Pídale a su hijo que coloque una bolsa de frijoles u otro juguete suave que sea más fácil de equilibrar sobre la cabeza. Haga que el padre se siente frente al niño y coloque su mano frente a él. Luego se le indica al niño que incline la cabeza hacia adelante en un intento de poner la bolsa de frijoles en la mano de los padres. Cuando el padre parpadea, el niño debe inclinar la cabeza. (Esto promoverá el contacto visual). Pida a los padres que hagan el mayor contacto visual posible. Asimismo, es importante que padres e hijos se diviertan en esta actividad. Se ha descubierto que la risa tiene propiedades curativas y puede ayudar a reparar y fortalecer las relaciones. (Evento adaptado de Walton)

3. Montar a cuestas

Los paseos en mochila pueden ayudar a fortalecer el vínculo entre padres e hijos y reparar o mejorar el apego porque implican diversión e intimidad física. Cuando los niños son bebés, necesitan mucho contacto físico con sus padres. Los bebés prosperan no solo cuando se les alimenta y se les mantiene físicamente seguros, sino también por la comodidad y la seguridad de que sus padres están cerca de ellos.

4. Masaje con loción

Masajear las manos o los pies de su hijo con loción puede mejorar el apego y fortalecer el vínculo entre padres e hijos. El masaje puede relajar el cuerpo de una persona al reducir la tensión y llevar el cerebro a un estado menos defensivo.

5. Peina tu cabello

Las niñas a veces pueden tener problemas para cepillarse el cabello, especialmente cuando están angustiadas porque sus padres bien intencionados les cepillan el cabello con demasiada fuerza. Sin embargo, hacer que una hija cepille suavemente el cabello de su madre y que la madre cepille suavemente el cabello de su hija puede ser una actividad que fomente el vínculo. Esta puede ser una actividad tranquilizadora que implica un sentido enriquecedor de la propia experiencia interna de apego y conexión.

Consulte: Criando a un niño seguro: cómo los círculos de crianza segura pueden ayudarlo a desarrollar el apego, la resiliencia emocional y la libertad para explorar de su hijo para obtener más información sobre cómo desarrollar un vínculo sólido entre padres e hijos.

Aquí hay algunas actividades más basadas en el apego de Nichols y Nichols.

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.

(Visited 259 times, 1 visits today)