13 razones por las que las personas abusan

13 razones por las que las personas abusan

Sin duda, la primera pregunta que me hicieron en terapia fue ¿por qué lo hacían? En su mayoría, esto se debe a que una persona está siendo abusada y trata desesperadamente de entender por qué su atacante está abusando. El abuso se presenta en siete formas: verbal, mental, emocional, física, sexual, financiera y espiritual. Después de que una persona se da cuenta del alcance total de su abuso, es difícil entender por qué alguien lo haría.

Tenga en cuenta que este artículo no pretende explicar, justificar o justificar el abuso. Tampoco se trata de ganar simpatía o empatía por el abusador. El abuso está mal bajo cualquier circunstancia. Más bien, el objetivo es arrojar luz sobre los problemas que aquejan a los abusados, comprender que todos comparten la misma visión del bien y el mal, y promover el proceso de curación de aquellos que han sido dañados.

Con eso en mente, aquí hay algunas razones por las que una persona abusa:

  1. Tienen obstáculos. Un pequeño número de personas sufre trastorno de personalidad antisocial (sociopático o psicópata) y sadismo. Estas enfermedades derivan su alegría de ver sufrir a otros, y obtienen más alegría cuando son ellas las que las causan. Para ellos, el abuso es un medio para un fin. Abusan de los demás por placer personal.
  2. Ellos son abusados. Algunos abusadores muestran su comportamiento disfuncional en otros porque se les hace a ellos. Mientras intentan subconscientemente abordar su propio abuso, hacen lo mismo con otra persona. Este tipo de abuso es el mismo, lo que significa que coincide casi exactamente con sus experiencias infantiles.
  3. Fueron abusados, segunda parte. Al igual que la explicación anterior, abusaron porque se les hizo. En este caso, sin embargo, la víctima es exactamente lo contrario. Por ejemplo, un niño abusado sexualmente por un hombre puede crecer y abusar sexualmente de una niña como una forma de demostrar que no es gay. También es posible lo contrario.
  4. que vieron. A medida que avanza la tecnología, hay más exposición al abuso glorificado a una edad temprana. Algunas películas, canciones, programas de televisión y videos minimizan el abuso burlándose de él o haciéndolo parecer normal. Un ejemplo clásico es atacar verbalmente a otros siendo abusivo o degradante.
  5. Tienen problemas de ira. La ira descontrolada y descontrolada a menudo produce un comportamiento abusivo. La fuente de esta ira varía, pero generalmente está relacionada con un evento traumático. El trauma no resuelto puede desencadenar la ira cuando lo desencadenan personas, circunstancias o lugares. Debido a que esta ira surge de la nada, es más difícil de controlar y es asquerosa.
  6. Crecieron con adictos. Los usuarios de drogas culpan a los demás por las razones por las que se involucran en un comportamiento destructivo. Y las víctimas a menudo se ven obligadas a permanecer en silencio y aceptar sus acciones. El resultado final es mucha ira reprimida y abuso. Como adulto, las víctimas buscan inconscientemente que otras personas se hagan responsables de sus acciones.
  7. Tienen problemas de control. A algunas personas les gusta estar a cargo. Para ganar o controlar a otros, utilizan medios ineficaces de dominación, como el acoso o la intimidación. Si bien el control forzado se puede realizar rápidamente, no tiene una calidad duradera. El verdadero liderazgo no abusa de la habilidad.
  8. No entienden los límites. Los abusadores a menudo no entienden dónde terminan y dónde comienza la otra persona. Ven a su cónyuge/hijos/amigos como una extensión de ellos mismos, por lo que esa persona no tiene derecho a ningún límite. La falta de distancia significa que una persona está sujeta a cualquier decisión que tome el abusador.
  9. Ellos están asustados. Las personas que hacen y dicen cosas por miedo tienden a usar sus emociones como razones por las que otra persona necesita hacer lo que se le pide. Es como si el miedo fuera tan importante o tan poderoso que nada más importa sino lo que se necesita para superarlo.
  10. Carecen de empatía. Es mucho más fácil abusar de los demás cuando no hay empatía por los sentimientos de la víctima. Ciertos tipos de traumatismo craneoencefálico, trastornos de la personalidad y traumatismos ambientales pueden hacer que una persona carezca de la capacidad de expresar empatía.
  11. Tienen trastornos de personalidad. El hecho de que una persona tenga un trastorno de personalidad no significa que será abusiva. Sin embargo, la falta de una percepción precisa de la realidad contribuye en gran medida al comportamiento abusivo. Si una persona no puede ver sus acciones como abusivas, continuará haciéndolo.
  12. Están agotados. Cuando una persona llega al final de la cuerda, no es raro que arremeta contra cualquiera que esté a su alcance. Piense en ello como una especie de colapso mental, con cosas metidas en el interior que generalmente se derraman de manera destructiva en lugar de constructiva.
  13. Están a la defensiva. Cuando una persona está acorralada, se utilizan mecanismos de defensa como la negación, la proyección, la regresión y la supresión. En lugar de ocupar espacio, se balancearon y tomaron represalias de manera abusiva.

Dependiendo de la situación, el abusador puede tener algunas o todas estas cualidades. Recuerde, no se trata de justificar sus acciones, sino de ayudar a las víctimas a comprender por qué una persona puede ser abusiva.

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.

(Visited 31 times, 1 visits today)