Dificultad para transmitir emociones en correos electrónicos/textos

Dificultad para transmitir emociones en correos electrónicos/textos

A medida que nuestras comunicaciones cotidianas se basan más en el texto, a los investigadores les preocupa que la capacidad de comunicar emociones pueda verse comprometida.

Por ejemplo, ¿»Dios, me encanta la pizza» es una afirmación sarcástica o sincera?

Más en serio, leer mal el contenido emocional de los mensajes puede tener consecuencias devastadoras, especialmente en nuestras relaciones.

En el nuevo estudio, los investigadores exploraron si ciertos factores permiten a las personas inferir mejor las emociones a partir de la información entregada a través de canales de comunicación como el correo electrónico o los mensajes de texto.

Intuitivamente, si el destinatario de un mensaje es un amigo, debería comprender las emociones del remitente mejor que un completo extraño.

Sin embargo, los investigadores de la Universidad de Chatham descubrieron que los amigos no eran mejores que los completos extraños para interpretar la intención emocional correcta en los correos electrónicos.

La multa de Monica A. Riordan y Lauren A. Trichtinger aparece en la revista Human Communication Research.

Para investigar, los investigadores realizaron tres estudios para averiguar el impacto de la información contextual en la confianza y precisión de la comunicación emocional por correo electrónico.

En los primeros dos estudios, los autores escribieron dos correos electrónicos indicando la presencia o ausencia de ocho emociones diferentes en cada correo electrónico. Un correo electrónico se basa en un escenario predeterminado, el otro es independiente. Luego, los correos electrónicos fueron leídos por extraños, quienes calificaron cada correo electrónico en función de los mismos ocho sentimientos.

Un tercer estudio ajustó los procedimientos para probar los efectos de las relaciones. Los escritores escribieron dos correos electrónicos (uno basado en escenarios y el otro a mano alzada) e indicaron si ocho emociones diferentes estaban presentes en cada correo electrónico que escribieron.

Luego, los autores enviaron los dos correos electrónicos a amigos y extraños, cada uno calificó el correo electrónico en ocho sentimientos y escribió un correo electrónico de respuesta.

Vale la pena señalar que aunque los escritores creen que sus amigos interpretarán las emociones en sus correos electrónicos con mayor precisión que los extraños, esto es incorrecto. Asimismo, aunque los lectores piensan que son más capaces de «leer» las emociones en las cartas de amigos que en las de extraños, este no es el caso.

Entonces, si bien todos confían en su capacidad para escribir y leer correos electrónicos, la capacidad de detectar emociones en los mensajes de texto es extremadamente difícil. Esta observación es cierta incluso cuando se agregan señales verbales y no verbales (como emoji, mayúsculas o signos de exclamación repetidos) al mensaje.

Investigaciones anteriores intentaron determinar cómo comunicamos nuestras emociones en entornos que carecen de expresiones faciales, tono de voz, lenguaje corporal y otras señales. Pero muchos estudios tienen fallas porque se basan en estímulos artificiales que requieren la evaluación de un tercero. Sin examinar la comunicación como un todo, puede ser difícil determinar si las señales verbales o no verbales pueden sustituir a la emoción.

«A medida que los correos electrónicos, los mensajes de texto y otras formas de comunicación mediadas por computadora se convirtieron en las formas de interacción más dominantes, la comunicación emocional se volvió más difícil, en gran parte porque se perdieron las expresiones faciales, los gestos, los tonos y otras formas de expresar emociones», dijo Riordan. .

«Está claro a partir de esta investigación que los lectores pueden determinar que estamos enojados, pero no cuán enojados estamos. Perder esta sutileza puede tener consecuencias de muchas formas, especialmente en nuestras relaciones, la diferencia entre molestia e ira puede ser grande, y un simple la mala interpretación de un estado de ánimo esperado puede conducir a cambios dramáticos en ese estado de ánimo».

Fuente: Asociación Internacional de Comunicación/EurekAlert

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.