Cómo evaluar el dolor en niños no verbales con necesidades especiales

Cómo evaluar el dolor en niños no verbales con necesidades especiales

Al tratar a niños que no hablan con enfermedades complejas, las enfermeras de los hospitales a menudo se enfrentan a la difícil tarea de evaluar si los pacientes jóvenes tienen dolor, según un nuevo estudio publicado en el American Journal of Nursing.

«Mientras que la mayoría de los niños pueden entrar y salir del consultorio de un proveedor de atención primaria en menos de una hora para responder a las infecciones de oído, los niños con necesidades complejas pueden pasar hasta una semana en el hospital antes de encontrar sus oídos», dijo la autora principal Brenna L. Quinn.”, Ph.D., RN, NCSN, CNE, Escuela de Enfermería Solomont, Universidad de Massachusetts Lowell.

«Detectar el dolor temprano para que el equipo pueda ponerse a trabajar, encontrar y abordar la fuente es fundamental para evitar estadías prolongadas en el hospital, estrés familiar, pinchazos e irritación, e incluso cirugía y muerte».

Para el estudio, los investigadores analizaron los síntomas, las pruebas de diagnóstico y las evaluaciones de la atención del dolor en 46 niños con discapacidades intelectuales y del desarrollo graves que dependían completamente del personal de enfermería o de dispositivos médicos, como sondas de alimentación, para su atención.

Los pacientes tenían edades comprendidas entre bebés y adultos jóvenes (edad media 13). La mayoría sufría de múltiples enfermedades crónicas, más comúnmente convulsiones y parálisis cerebral; todos eran incapaces de expresar con palabras su dolor: dónde estaban lesionados, cuánto dolor experimentaban o si realmente tenían dolor.

Los síntomas más comunes que llevan a un padre o cuidador a buscar ayuda médica para un niño son dolor o distensión abdominal, irritabilidad u otros signos de dolor.En algunos casos, los padres dicen que sus hijos simplemente «no son como ellos mismos». [or himself]. «

Mientras estaban en el hospital, los niños se sometieron a un promedio de cinco pruebas de diagnóstico, más comúnmente radiografías, y un promedio de cuatro evaluaciones de servicios profesionales.

Los niños se sometieron a más de 3300 evaluaciones del dolor, un promedio de siete evaluaciones por paciente por día. Debido a que los niños no podían expresar su dolor, las enfermeras utilizaron una serie de herramientas de evaluación basadas en comportamientos de dolor observables (expresiones faciales, llanto, etc.).

Los diagnósticos más comunes fueron infecciones, incluidas infecciones del tracto urinario (30 % de los niños), estreñimiento (20 %) y aumento de la actividad convulsiva asociada con niveles bajos de medicamentos antiepilépticos (13 %). El dolor crónico se diagnosticó en el 22% de los pacientes después de excluir otras condiciones médicas.

Aunque constituyen una pequeña fracción de los ingresos hospitalarios, los niños médicamente complejos utilizan un alto porcentaje de los servicios de atención médica.

«Como todos los pacientes, los niños no verbales con características médicas complejas requieren un equilibrio entre la atención estandarizada y la personalizada», escribieron Quinn y los coautores. Con base en sus hallazgos, hicieron las siguientes recomendaciones para la evaluación del dolor en este grupo de pacientes:

  • Pregunte y use lo que un padre o cuidador sabe sobre el niño. Como se mostró en investigaciones anteriores, los hallazgos sugieren que los padres a menudo pueden identificar cambios de comportamiento que indican que sus hijos están angustiados.
  • Evalúe la presencia de dolor, incluso si el niño parece estar dormido o tiene signos de un cambio en el estado mental.
  • Use una herramienta de evaluación del dolor que coincida con las capacidades cognitivas del paciente, combinada con una evaluación del comportamiento y la opinión de los padres.
  • Esté alerta a fuentes de dolor potencialmente mortales, sin ignorar problemas más comunes como infecciones o estreñimiento.

Los investigadores dicen que se necesita más investigación sobre niños con enfermedades complejas, especialmente aquellos que no pueden expresar verbalmente su angustia. Actualmente, los investigadores están trabajando para desarrollar una herramienta que ayude en una evaluación integral y eficiente de las causas comunes de dolor en esta población vulnerable de pacientes.

«Cuando las evaluaciones del dolor son inadecuadas o inexistentes, estos niños sufren innecesariamente», concluyeron Quinn y los coautores.

Fuente: Wolters Kluwer Salud

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.