Cómo manejar el estrés y el cáncer de mama

Cómo manejar el estrés en pacientes con cáncer de mama

Incluimos productos que creemos que son útiles para los lectores. Si compra a través del enlace de esta página, es posible que ganemos una pequeña comisión. Este es nuestro proceso.

Hay algunos pasos que puede tomar para ayudarlo a manejar el estrés que puede traer un diagnóstico de cáncer.

Cuando tiene cáncer de mama, las incertidumbres sobre su salud, las preocupaciones sobre los gastos médicos y las preocupaciones sobre el cáncer que afectan su carrera o sus relaciones le supondrán una gran carga.

Sin embargo, aunque el cáncer puede ser un desafío, el estrés descontrolado puede aumentar sus posibilidades de tener otros problemas de salud, como problemas para dormir, depresión y ansiedad.

Comprender el impacto que el estrés puede tener en su vida y encontrar formas de apoyar su salud mental puede facilitar su viaje por el cáncer.

Consejos para manejar el estrés

El estrés puede ser una respuesta común al cáncer. Aunque es posible que no pueda cambiar su situación, hay pasos que puede tomar para reducir el impacto del estrés en su salud y bienestar.

A continuación, se incluyen algunas estrategias que pueden ayudarlo a controlar el estrés:

  • Las técnicas de relajación tienen muchos beneficios. La meditación, los ejercicios de respiración, los mantras repetitivos y otras técnicas de relajación pueden aliviar el estrés. Considere probar algunas opciones y vea cuál funciona mejor para usted.
  • Hay muchas formas de cultivarse. Sacar tiempo todos los días para realizar actividades sencillas que te gusten, como leer un buen libro, cuidar plantas o escuchar música, te ayudará a mejorar tu calidad de vida.
  • Caminar puede mejorar su estado de ánimo. El ejercicio aeróbico es bueno para despejar la mente y reducir el estrés.
  • El yoga o el tai chi pueden ayudar. Estos programas combinan ejercicio y meditación para fortalecer suavemente su cuerpo mientras calma su mente.
  • Dormir es importante. Mantener la higiene del sueño, como apagar la pantalla una hora antes de acostarse, realizar algunas actividades relajantes y mantener las luces tenues por la noche, puede prepararlo para una buena noche de sueño.
  • Reír puede aliviar las emociones. Ver una película divertida o llamar a un amigo que siempre te hace reír puede hacerte feliz todo el día.
  • Minimice el consumo de alcohol, drogas y tabaco. Aunque estas sustancias pueden hacer que se sienta mejor, en última instancia, amplificarán su estrés. Además, pueden aumentar su riesgo de recurrencia del cáncer.
  • Conéctese con sus seres queridos. Cuando desee aliviar sus problemas, su pareja, familiares o amigos pueden brindarle simpatía. También puede pedirles ayuda cuando la necesite.
  • No tienes que hacer esto solo. El uso de grupos de apoyo virtuales o presenciales le permite conectarse con otras personas que están experimentando experiencias similares. La comunidad puede brindarle apoyo emocional y ayudarlo a reducir sus sentimientos de soledad.

Buscando soporte de presión

Algunos profesionales de la salud mental brindan terapia de conversación para resolver problemas en un espacio seguro y sin prejuicios, mientras que otros pueden recetar medicamentos para ayudar a aliviar ciertos síntomas.

La terapia cognitivo-conductual (TCC) es particularmente beneficiosa para las personas que enfrentan el estrés por cáncer. Puede enseñarle cómo encontrar nuevas perspectivas y reducir la intensidad de las emociones negativas.

Una revisión de 10 estudios en 2018 encontró evidencia consistente de que la TCC es una psicoterapia eficaz para pacientes y sobrevivientes de cáncer de mama.

Se hace eco de los resultados de una revisión de 32 estudios en 2016, que encontró que la TCC puede ayudar a reducir la ansiedad y la depresión, y mejorar la calidad de vida de las personas después de la cirugía de cáncer de mama.

Aunque el tratamiento en persona puede ser costoso, hay opciones gratuitas y de bajo costo disponibles en línea a través de los siguientes servicios:

  • dicha
  • Tratamiento DRK
  • Repensar mi terapia
  • 7 tazas

A veces, la presión puede ser abrumadora, pero hay apoyo disponible.

¿Existe un vínculo entre el cáncer de mama y el estrés?

Se estima que para el 2021, el cáncer de mama afectará a más de 281.000 mujeres. Dada la prevalencia de este cáncer, los investigadores han estado estudiando factores (incluido el estrés) que pueden aumentar el riesgo de enfermedad.

Según una revisión de 2020, el estrés crónico puede promover el desarrollo de cáncer. Sin embargo, aún no está claro cómo sucedió exactamente.

Una teoría es que el estrés puede debilitar el sistema inmunológico y facilitar que enfermedades como el cáncer se arraiguen.

La liberación de hormonas del estrés puede evitar que el ADN dañado en las células se repare a sí mismo, lo que ayuda a que las células cancerosas crezcan. Alternativamente, el estrés puede prevenir un proceso natural llamado apoptosis que causa la muerte de las células cancerosas.

Otra forma en que el estrés puede afectar el riesgo de cáncer es la forma en que se preocupa por su salud.

Los comportamientos que algunas personas pueden adoptar para controlar el estrés, como beber alcohol, pueden aumentar el riesgo de cáncer de mama.

Se necesita más investigación para comprender el vínculo entre el cáncer de mama y el estrés.

¿Puede el estrés causar o empeorar el cáncer de mama?

Aunque el estrés crónico puede aumentar el riesgo de cáncer de mama, no hay pruebas suficientes de que cause directamente la enfermedad.

A pesar de esto, muchas personas todavía atribuyen el cáncer de mama al estrés. Una revisión de 2014 de décadas de datos encontró que muchas mujeres creían que su cáncer de mama era el resultado del estrés.

El estrés puede empeorar el cáncer de mama.

La investigación en 2019 encontró que las hormonas liberadas en respuesta al estrés promueven el crecimiento de células de cáncer de mama en ratones. Otro estudio en 2019 encontró que la hormona del estrés adrenalina tuvo resultados similares en ratones.

Sin embargo, se necesita más investigación para determinar si el estrés puede empeorar el cáncer de mama en las personas.

Habiendo dicho eso, manejar el estrés puede ayudar a mejorar su calidad de vida mientras enfrenta el cáncer de mama y recibe tratamiento. Es posible que desee probar diferentes técnicas de reducción del estrés para ver cuáles son más útiles.

Hablar con un profesional de la salud mental puede ayudarlo a desarrollar la fuerza emocional para enfrentar los desafíos de su viaje por el cáncer de mama.

También puede preguntarle a su equipo de oncología si hay profesionales de salud mental en su centro oncológico. Muchos centros cuentan con terapeutas que se especializan en ayudar a los pacientes con cáncer a sobrellevar sus experiencias.

Revisemos

El cáncer de mama no solo afecta su salud física, sino que también afecta su salud mental. Desde el diagnóstico hasta el tratamiento, el curso del cáncer de mama puede ir acompañado de mucho estrés.

Sin embargo, existen algunas formas de manejar este estrés y reducir su impacto en su vida. Las técnicas de cuidado personal, el ejercicio suave y la meditación pueden tener un efecto positivo en su nivel de estrés.

Si el estrés causado por el cáncer es insoportable, puede ser útil buscar el apoyo de un ser querido o de un profesional de la salud mental.

El cáncer de mama conlleva muchos desafíos emocionales, pero no es necesario que los enfrente sola.

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.

(Visited 1 times, 1 visits today)