La esquizofrenia no se puede “curar”, pero el tratamiento puede ayudar

La esquizofrenia no se puede “curar”, pero el tratamiento puede ayudar

La esquizofrenia es irreversible, pero la medicación y el apoyo pueden hacer que los síntomas sean más fáciles de controlar.

Hombre apoyado en el tronco de un árbol y relajarseComparta Yusuke Nishizawa / Getty Images en Pinterest

La esquizofrenia es una enfermedad mental compleja que afecta la forma en que piensa, siente, actúa e interpreta la realidad.

Actualmente, no existe un tratamiento específico para curar o revertir la esquizofrenia, pero se puede manejar de una manera que le permita vivir de manera independiente y significativa.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de 20 millones de personas en todo el mundo padecen esquizofrenia.

Los estudios han demostrado que entre el 20% y el 60% de los pacientes con esquizofrenia pueden aliviar los síntomas. Esto significa que los síntomas son lo suficientemente leves como para no interferir con su vida diaria.

El alivio generalmente depende de si recibe la atención adecuada a tiempo. La investigación muestra que la prevención temprana se asocia con mejores resultados a largo plazo.

¿Por qué no existe una “cura” para la esquizofrenia?

Debido a los avances en la medicina y la tecnología, nuestra comprensión de la esquizofrenia ha aumentado en las últimas décadas.

La esquizofrenia sigue siendo una enfermedad compleja y se necesita más investigación para revelar cómo se desarrolla. Los síntomas, desencadenantes y reacciones a los medicamentos de los pacientes con esquizofrenia varían mucho.

Entonces, ¿qué sabemos hasta ahora?

Muchos estudios apuntan a niveles irregulares de neurotransmisores, sustancias químicas cerebrales que afectan la forma en que pensamos, sentimos y nos comportamos. Los pacientes con esquizofrenia muestran diferencias en los siguientes niveles:

  • Dopamina
  • Glutamato
  • GABA (ácido γ-aminobutírico)
  • Acetilcolina
  • Serotonina

Además de los desequilibrios de neurotransmisores, las diferencias en las señales cerebrales también pueden causar esquizofrenia. Cuando los circuitos cerebrales están desequilibrados, puede causar nuestros efectos mentales, emocionales y de comportamiento relacionados con la esquizofrenia.

Los antipsicóticos actuales, llamados antipsicóticos atípicos, actúan sobre el sistema de dopamina del cerebro para reducir la psicosis. Aunque estos medicamentos ayudan a la mayoría de las personas con esquizofrenia, alrededor de un tercio de las personas aún tienen síntomas persistentes a pesar de recibir tratamiento.

Estos medicamentos también pueden ser menos efectivos para tratar los síntomas negativos de la esquizofrenia, como la falta de motivación y el aislamiento social.

Algunos estudios han demostrado que el sistema inmunológico también puede desempeñar un papel en la esquizofrenia. Por ejemplo, un estudio mostró que una fuga de la barrera hematoencefálica puede hacer que el sistema inmunológico interfiera con el sistema nervioso central. Esto puede provocar inflamación, que puede provocar síntomas de esquizofrenia.

Otros estudios han demostrado que la esquizofrenia puede que ni siquiera sea una enfermedad, sino un grupo de ocho enfermedades diferentes, cada una con su propio conjunto de síntomas.

Los investigadores llevaron a cabo un estudio a gran escala de todo el genoma de más de 4.000 pacientes con esquizofrenia. Descubrieron diferentes grupos de genes que causan ocho “tipos” diferentes de esquizofrenia.

Otra teoría sugiere que la psicosis existe en un rango, muy parecido al trastorno del espectro autista. En esta teoría, la esquizofrenia se encuentra en el extremo más severo del rango.

En general, la complejidad de la esquizofrenia sugiere que no puede haber una sola “cura”. En cambio, pueden ser varios tratamientos.

¿Cuáles son las opciones para manejar la esquizofrenia?

Hay varias formas de controlar los síntomas de la esquizofrenia. Los medicamentos, el tratamiento y la posible dieta son solo algunos de ellos.

Antipsicóticos atípicos.

Los antipsicóticos atípicos o de segunda generación son el tratamiento de primera línea para la esquizofrenia. Estos medicamentos reducen el nivel de dopamina en el cerebro, lo que ayuda a tratar los síntomas de la psicosis.

También pueden bloquear el receptor de serotonina (5HT2a), lo que ayuda a equilibrar mejor la dopamina en su conjunto.

Los antipsicóticos atípicos aparecieron en la década de 1980 como un sustituto de la primera generación de antipsicóticos que existen desde la década de 1950.

Debido a que la probabilidad de ciertos efectos secundarios graves es mucho menor, los antipsicóticos atípicos han reemplazado principalmente a los medicamentos de primera generación. A pesar de esto, los medicamentos de primera generación todavía se utilizan para pacientes con enfermedades mentales graves.

Los antipsicóticos atípicos generalmente se administran en forma de tabletas, soluciones e inyecciones a largo plazo.

Entrenamiento de habilidades psicosociales

La esquizofrenia generalmente conduce a una disfunción social. Afectará enormemente su comprensión de sí mismo y de su entorno.

Hay una variedad de tratamientos psicosociales disponibles para pacientes con esquizofrenia.

Entrenamiento de habilidades sociales

Cada vez hay más evidencia que respalda la efectividad del entrenamiento en habilidades sociales para la esquizofrenia. Estos métodos pueden ayudarlo a aprender habilidades para la vida social e independiente.

Los cursos pueden cubrir una amplia gama de temas, que incluyen:

  • Manejo de medicación
  • Habilidades interpersonales, como contacto visual, expresiones faciales y volumen.
  • Buscando pasatiempos
  • Cómo lidiar con la ira o la frustración
  • Cómo lidiar con las críticas
  • Administración del dinero

Terapia cognitivo-conductual (TCC)

La TCC es una forma de tratamiento a corto plazo (aproximadamente de 12 a 16 semanas) que puede ayudarlo a identificar y cambiar los procesos de pensamiento y los comportamientos inexactos.

A través de CBT, puede aprender varias habilidades de afrontamiento para ayudarlo a lidiar con situaciones difíciles. Su terapeuta puede enseñarle cómo probar la autenticidad de sus creencias y manejar cualquier sonido o alucinación.

Corrección cognitiva

Los déficits cognitivos son la característica central de la esquizofrenia. Estos incluyen dificultades en el aprendizaje, la memoria, la concentración, el razonamiento y la resolución de problemas.

La rehabilitación cognitiva puede ayudarlo a mejorar, restaurar y entrenar sus habilidades cognitivas para que pueda desempeñarse mejor en su vida diaria. El objetivo de la intervención son habilidades como la concentración, la memoria y el pensamiento flexible.

La investigación confirma el éxito de estos programas, especialmente para personas en las primeras etapas de la enfermedad.

Entrenamiento cognitivo social

La cognición social se refiere a los procesos psicológicos involucrados en la comprensión de situaciones sociales y otras personas; la esquizofrenia puede conducir a déficits cognitivos sociales.

El entrenamiento cognitivo social puede ayudarlo a mejorar sus habilidades, tales como:

  • Percepción de las emociones (reconocer y reconocer las emociones de los demás)
  • Percepción social (comprender las señales sociales o el lenguaje corporal para leer situaciones sociales)
  • Teoría de la mente (la capacidad de reconocer y comprender el estado mental de los demás)

dieta

Alguna evidencia sugiere que un tipo especial de dieta alta en grasas y baja en carbohidratos, llamada dieta cetogénica (cetogénica), puede ayudar a reducir los síntomas en algunas personas con esquizofrenia.

¿Por qué está pasando esto?

La esquizofrenia puede estar relacionada con una disminución de la energía producida por el cerebro. Por ejemplo, los pacientes con esquizofrenia tienen aproximadamente tres veces más probabilidades de desarrollar diabetes.

Un estudio encontró que los pacientes con un primer episodio de esquizofrenia tienen niveles más altos de insulina y una mayor resistencia a la insulina, lo que significa que es posible que sus cerebros no obtengan suficiente energía de la glucosa.

La dieta cetogénica es una dieta alta en grasas, baja en carbohidratos y media en proteínas que generalmente se usa para ayudar a las personas con epilepsia. La dieta produce “cetonas”, que reemplazan a la glucosa como principal combustible para el cerebro. Esto puede proporcionar energía a las células cerebrales resistentes a la insulina.

Varios estudios han demostrado que el uso de una dieta cetogénica para ayudar a controlar los síntomas de la esquizofrenia es prometedor. También se ha demostrado que la dieta mejora el metabolismo, reduce la inflamación y afecta a los neurotransmisores.

Puede obtener más información sobre el manejo de la esquizofrenia aquí.

Estrategias de autocuidado para la esquizofrenia

Si usted o su ser querido tiene esquizofrenia, el cuidado personal puede ser importante. Aquí hay algunas estrategias fáciles de aplicar que pueden hacer la vida más fácil:

  • Busque apoyo social. Si es posible, únase a un grupo de apoyo para la esquizofrenia, ya sea en persona o en línea. Dar y recibir apoyo de personas con experiencias similares puede beneficiar su salud emocional.
  • Concéntrate en un pasatiempo. Tómese el tiempo para participar en actividades que lo ayuden a relajarse. Esto puede ser hornear, practicar tus deportes o videojuegos favoritos, o simplemente recostarte en la cama y colorear.
  • Participar en el tratamiento. El terapeuta puede ayudarlo a desafiar las creencias falsas, controlar los delirios o alucinaciones y alentarlo a continuar la terapia y las estrategias de autoayuda.
  • Cuida tu salud. Puede comer una dieta nutritiva, hacer ejercicio a diario y tratar de asegurarse de dormir lo suficiente.

Revisemos

Aunque no existe un tratamiento único para la esquizofrenia, la atención y el apoyo adecuados pueden ayudar.

A medida que los investigadores continúen descubriendo las causas de la esquizofrenia y cómo funciona, continuarán surgiendo nuevos tratamientos efectivos.

Con la ayuda de medicamentos, tratamientos y el apoyo a su estilo de vida saludable, puede controlar los síntomas que afectan su vida diaria.

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.

(Visited 1 times, 1 visits today)