Trastorno afectivo estacional: sincronización, síntomas, tratamiento

Trastorno afectivo estacional (depresión mayor con patrones estacionales)

El trastorno afectivo estacional o la depresión estacional son causados ​​por cambios estacionales. Es más común en otoño e invierno, pero también puede ocurrir en verano.

No es raro que las personas experimenten cambios emocionales; a veces te sientes triste y es posible que no te gustes demasiado.

A veces, estos cambios de humor ocurren al mismo tiempo que las estaciones y, a veces, pueden ser signos de depresión mayor (TDM) con un patrón estacional, comúnmente conocido como trastorno afectivo estacional o depresión estacional.

Esta condición es común y especialmente común en las regiones más al norte, donde los días son más cortos y las noches más largas.

No obstante, hay muchas formas de tratar la depresión estacional y hay muchas formas que puede probar por su cuenta para ayudar a controlar sus síntomas.

¿Qué es el trastorno afectivo estacional?

El trastorno afectivo estacional (SAD) o depresión estacional es un término antiguo para el trastorno depresivo mayor (TDM) con un patrón estacional. Sin embargo, debido a que los términos más antiguos son más conocidos, se utilizan a lo largo de este artículo.

Evitamos el uso de la abreviatura “SAD” porque puede confundirse con el trastorno de ansiedad social.

Esta condición se caracteriza por sentimientos de tristeza y depresión a medida que cambian las estaciones, más comúnmente en otoño o invierno cuando la temperatura comienza a bajar y la luz del día se acorta.

Cuando salga de la temporada que le afecta, los síntomas desaparecerán por sí solos.

Dado que la mayoría de las personas experimentan estos cambios emocionales en invierno, a veces se la denomina depresión invernal.

Si sus síntomas no son tan graves, puede llamar a este evento “depresión invernal”. La referencia oficial para esta versión más leve es el trastorno afectivo estacional del subtipo del síndrome de invierno o del tipo de invierno.

Cada vez más estudios han encontrado que en algunos países, especialmente en América del Norte, existe una conexión clara entre la latitud o qué tan al norte o al sur vive y la aparición de la depresión estacional.

En otras partes del mundo, como partes de Europa, esta conexión no está clara.

En general, se estima que entre el 1% y el 10% de las personas experimentarán depresión estacional. Esto puede variar según el país.

Algunos estudios han encontrado que el 20% de las personas en el Reino Unido han experimentado depresión invernal, mientras que el 2% ha experimentado depresión invernal.

En Canadá, la proporción de depresión invernal es del 15% y la proporción de depresión invernal es del 2% al 6%. Además, en los Estados Unidos, aproximadamente el 1% de las personas en Florida sufren de depresión estacional, en comparación con el 9% en Alaska.

Las mujeres tienen 4 veces más probabilidades de sufrir un trastorno afectivo estacional que los hombres, y esta afección generalmente comienza entre los 18 y los 30 años.

¿El trastorno afectivo estacional solo ocurre en invierno?

Aunque los síntomas del invierno son más comunes, algunas personas experimentan cambios de humor al comienzo del verano.

A esto se le llama trastorno afectivo estacional de verano o tipo verano, depresión de verano o una forma más leve, “depresión de verano”.

Se cree que la depresión de invierno es causada por la falta de luz solar, mientras que la depresión de verano puede ser causada por el calor, la humedad y la luz excesiva, lo que puede afectar su ciclo de sueño-vigilia.

Aunque las estadísticas sobre la prevalencia de la depresión de verano no son tan fáciles como la depresión de invierno, se estima que alrededor del 10% de los pacientes con depresión estacional la experimentan en primavera o verano.

Además, se puede observar que la depresión de verano puede ser más común en algunas áreas con climas más cálidos y posiblemente menos uso de aire acondicionado.

Por ejemplo, un estudio temprano en los Países Bajos encontró que solo el 0.1% de los participantes experimentaron síntomas de depresión de verano, en comparación con el 3% de depresión de invierno.

Por el contrario, un estudio de 2000 de estudiantes universitarios chinos señaló que la depresión de verano es más común que la depresión de invierno, con un 7,5% y un 5,6%, respectivamente.

De manera similar, en un estudio anterior realizado en Tailandia, la prevalencia de depresión de verano y depresión de verano fue de 6.19% y 8.25%, respectivamente, mientras que la prevalencia de depresión de invierno fue de 1.03%. El estudio incluyó solo a 97 personas.

¿Cuáles son los síntomas del trastorno afectivo estacional?

La depresión estacional se considera un tipo de TDM. Algunos de los signos y síntomas de la depresión estacional son los mismos que los signos y síntomas que puede encontrar en otros tipos de depresión mayor.

La depresión en invierno y verano también tiene algunos síntomas específicos, que se resumen a continuación.

Recuerde, no todo el mundo experimentará todos los síntomas enumerados.

Los síntomas de la depresión mayor pueden incluir:

  • Sentirse frustrado casi todos los días durante la mayor parte del día.
  • Pierde interés en actividades que te gustaban en el pasado.
  • Cambios en el apetito o el peso
  • Problemas para dormir
  • Sentirse irritable o aburrido
  • energía baja
  • Experimente la desesperanza o la inutilidad
  • Dificultad para concentrarse
  • Pensamientos frecuentes de muerte o suicidio.

Síntomas de la depresión invernal

Para la depresión invernal, otros síntomas pueden incluir:

  • Quedarse dormido (somnolencia)
  • Comer en exceso
  • Deseo de carbohidratos
  • Aumento de peso
  • Retraimiento social o deseo de “hibernación”

Síntomas de la depresión de verano.

Los síntomas específicos de la depresión de verano pueden incluir:

  • Dificultad para conciliar el sueño (insomnio)
  • Pérdida del apetito, que puede provocar pérdida de peso.
  • Inquietud
  • ansiedad
  • Trama de violencia

¿Cómo tratar el trastorno afectivo estacional?

Si experimenta síntomas de depresión estacional, comuníquese con su médico o profesional de salud mental para discutir sus opciones de tratamiento, que pueden involucrar una combinación de tratamiento, medicación y estrategias de afrontamiento.

Estrategias que pueden ayudar a aliviar la depresión invernal

Obtenga la mayor cantidad de luz natural posible

Si experimenta depresión invernal, la exposición a la mayor cantidad de luz natural posible todos los días puede ayudar.

Puede resultarle útil obtener la mayor cantidad de sol posible en invierno.

Si puede, camine durante el día o siéntese junto a una ventana que da al sur en su oficina, salón de clases o en casa. Esto aumentará su exposición al sol.

Cuando sea posible, hacer ejercicio junto a la ventana o al aire libre es otra actividad que puede resultar útil.

Considere la terapia de luz

La fototerapia puede tratar eficazmente el trastorno afectivo estacional.

Puede comprar una caja de luz de terapia de luz especial para su hogar u oficina, a veces llamada “luz SAD”. En general, se recomienda sentarse frente a estas cajas de luz durante aproximadamente 30 a 60 minutos al día.

Se cree que la fototerapia mejora la depresión estacional. Una mayor exposición a la luz puede:

  • Hace que su cerebro reduzca la producción de la hormona melatonina, lo que le produce somnolencia.
  • Aumentar la producción de la hormona serotonina, que afecta su estado de ánimo.

Aunque la fototerapia se considera el tratamiento de primera línea para el trastorno afectivo estacional, las lámparas pueden ser un poco caras.

Algunos seguros pueden cubrir el costo de la caja de fototerapia, especialmente si su proveedor de atención médica recomienda la fototerapia. Si tiene seguro médico, lo mejor es consultar a su proveedor de seguros.

Además, existen alternativas económicas. Puede reemplazar las bombillas de uso común en su hogar por bombillas de espectro completo más brillantes (también llamadas de amplio espectro).

Estas bombillas son más caras que las normales, pero su luz es similar a la luz solar natural.

Mantenga su horario y horario de sueño

Si puede, mantenga su horario y rutina, ya que esto puede ayudar a prevenir la depresión.

Mantener un patrón de sueño regular es lo más importante.

Por ejemplo, puede ser útil que la luz de su dormitorio encienda el temporizador media hora antes de que se despierte. Esto puede ayudar a despertarse a una hora fija todas las mañanas cuando todavía está oscuro afuera en invierno.

ejercicio

El ejercicio regular puede ayudar a mejorar el estado de ánimo, y esto es especialmente útil si tiene depresión leve a moderada.

Para los adultos, 150 minutos de ejercicio de intensidad moderada por semana si es posible.

Es importante elegir una actividad que le guste para que sea más probable que se ciña a ella.

Si puede, elija actividades al aire libre como caminar a paso ligero, correr, esquiar o andar en trineo, pero cualquier tipo de ejercicio físico le ayudará.

Dieta equilibrada

Los atracones, especialmente los antojos de carbohidratos, son síntomas comunes de la depresión invernal. Como todos sabemos, los alimentos con alto contenido de azúcar y los carbohidratos pueden proporcionarle un impulso de energía a corto plazo.

No hay nada de malo en disfrutar de platos deliciosos de vez en cuando, pero pruebe una dieta equilibrada rica en proteínas magras, frutas y verduras. Estos alimentos contienen nutrientes y compuestos que pueden tener un efecto positivo en el estado de ánimo.

Por ejemplo, existen algunos estudios sobre el papel potencial de los omega-3 para aliviar la gravedad de los síntomas depresivos.

El pescado graso es particularmente rico en omega-3. Los ácidos grasos también se pueden encontrar en alimentos vegetales como semillas y nueces, aunque los tipos de omega-3 en los alimentos vegetales no son tan activos en su cuerpo.

Para ayudarlo a elegir alimentos más saludables, considere colocarlos en una posición destacada:

  • Coloque un tazón de fruta en la cocina donde pueda verlo fácilmente.
  • Mantenga pequeños recipientes de nueces o semillas cerca de su escritorio en lugar de caramelos con alto contenido de carbohidratos.

Estrategias que pueden ayudar a aliviar la depresión de verano

Mata el tiempo en una habitación con poca luz

A diferencia de la depresión invernal, que parece ser causada por la falta de luz solar, la depresión de verano puede ser causada por demasiada luz solar, lo que puede afectar su ciclo de sueño y vigilia.

Si experimenta síntomas de depresión de verano, considere limitar su tiempo al aire libre. Si puede, quédese adentro, preferiblemente en una habitación oscura.

No obstante, puede ser importante encontrar un equilibrio entre buscar exposición y evitar la exposición. Muy poca luz natural puede afectar su estado de ánimo.

Intenta calmarte

Si el calor parece desencadenar su depresión de verano, puede ser importante encontrar una manera de mantenerse fresco.

Si tiene aire acondicionado, usarlo puede ayudar.

Si es posible, otra opción es considerar ir a lugares con aire acondicionado, como supermercados, centros comerciales, cines o bibliotecas.

Si no tiene aire acondicionado, también puede abrir las ventanas por la noche para enfriar su hogar.

ejercicio

El ejercicio regular puede ayudar a tratar la depresión leve a moderada. Esta también puede ser una estrategia eficaz para controlar la depresión de verano.

Sin embargo, debido a que la exposición excesiva al sol y el calor pueden desencadenar sus síntomas, es posible que deba elegir actividades en el interior, como hacer ejercicio en un gimnasio con aire acondicionado, nadar en una piscina cubierta o probar clases de yoga (pero tal vez no yoga caliente).

¿Qué pasa si estas estrategias no funcionan?

Si comienza con estrategias y técnicas de afrontamiento, pero no parecen aliviar sus síntomas por sí solas, su médico puede recomendar psicoterapia o medicamentos.

Generalmente, una combinación de tratamiento, medicación y estrategias de autocuidado son más efectivas para tratar el trastorno afectivo estacional, similar al tratamiento de otros tipos de depresión.

En cualquier caso, no tema hablar sobre sus síntomas con su proveedor de atención médica. Pueden trabajar juntos para encontrar un plan de tratamiento adecuado para usted.

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.

(Visited 1 times, 1 visits today)