Si su cónyuge sufre de depresión, cómo ayudarlo

Qué hacer cuando su cónyuge sufre de depresión

La depresión puede afectar a las uniones de muchas formas. Para que sea más fácil de administrar, pedimos a los expertos consejos sobre cómo responder.

Amar a alguien con depresión puede traer desafíos únicos, desde confusión en la comunicación hasta repensar cómo distribuir las tareas del hogar.

Quizás se pregunte si es culpa suya o qué puede hacer para cambiarlo. En estos días, incluso puede encontrar que está más deprimido de lo habitual, tal vez mostrando signos de depresión.

Aunque experimentar esto puede hacer que las personas se sientan muy aisladas, sepa que no está solo. Muchos cónyuges tienen sus propias historias, como tú. Puedes ayudar de muchas formas.

¿Cómo afecta la depresión al matrimonio?

Kiara Luna, consultora de salud mental con licencia en Bridgeport, Connecticut, dijo que para algunas personas, la depresión puede ser un tercero en la relación.

“La depresión en un matrimonio puede conducir a conexiones reducidas”, dijo Luna. “Esto se debe al escaso interés en la ceremonia de conexión, lo que eventualmente afectará la vida sexual de la pareja, porque la intimidad en todos los aspectos tiende a disminuir”.

Lo más importante es que puede notar el nuevo desencadenante. Las cosas que antes no eran grandes pueden molestar repentinamente a tu pareja, lo que puede ser muy confuso.

Ella agregó: “Puede verlo de manera muy personal y mantener la distancia de su pareja, lo que a su vez puede aumentar sus síntomas porque comienzan a sentirse culpables por cómo se sienten”.

De un vistazo, algunos otros desafíos pueden incluir:

  • Aparece la relación “Salir”
  • Cambiar los hábitos de sueño
  • Dificultad para brindar apoyo emocional
  • No me interesa hacer cosas juntos
  • Responsabilidades familiares incompletas
  • Mayor controversia
  • Pérdida de libido
  • Uso de sustancias
  • Dificultades de comunicación

¿Cuál es el impacto en la salud mental del cónyuge?

Cuando alguien cercano a usted sufre de depresión, aumenta su riesgo de enfrentar desafíos de salud mental.

Es posible que se encuentre caminando sobre cáscaras de huevo, por lo que no causará discusiones entre ustedes dos, ni siquiera mostrará signos de interdependencia.

Incluso puede comenzar a sentirse frustrado por su cuenta. Algunos estudios han demostrado que la depresión es “socialmente contagiosa”, lo que significa que si las personas que lo rodean, sí, incluido su cónyuge, es más probable que se sienta deprimido.

Estudios anteriores han demostrado que para las parejas heterosexuales, la depresión de la esposa puede afectar la depresión del marido más que de otras formas.

¿Es porque el matrimonio no es feliz?

Katie McDaniel, trabajadora social clínica con licencia en Salinas, California, dice que la depresión no es necesariamente un signo de matrimonio infeliz.

“Incluso en las relaciones más amorosas, de apoyo y más estrechas, pueden existir desafíos de salud mental”, dijo. “En estas situaciones, una relación sólida puede ser un factor de protección importante para las parejas con problemas”.

De hecho, es posible que la depresión ya exista antes de que ustedes dos digan “Sí, quiero”, pero los síntomas pueden no ser tan obvios porque los síntomas desaparecerán con el tiempo.

En algunos casos, los matrimonios infelices pueden conducir a una depresión situacional, pero no siempre es así. La mejor manera de determinarlo es trabajar con un profesional de la salud mental para determinar la causa raíz.

¿Cómo apoya a un cónyuge que sufre de depresión?

Con algunas estrategias aprobadas por el terapeuta, puede superar la depresión en su ser querido.

Refactorizarlo

Sarah Kaufman, trabajadora social con licencia en la ciudad de Nueva York, dijo que si su cónyuge tiene una enfermedad física, considere manejar la situación de la manera que pueda.

“No se puede juzgar ni criticar, cuestionar la legitimidad del problema o culparse a sí mismo”, dijo. “Te tratarás a ti mismo ya tu pareja con compasión, amor y cuidado”.

“Trabajarán en equipo para comprender el mejor camino de tratamiento a seguir y trabajarán con sus socios para lograr este objetivo”, agregó. “Para la depresión u otros problemas de salud mental, la situación no es una excepción”.

Tranquilizador

Ver a una persona que vive en depresión puede traerle todo tipo de sentimientos, desde estrés hasta depresión, y su pareja puede notarlo.

“Lo importante es que su pareja sepa que están juntos, sepa lo comprometidos que están en la relación y trabaje con ellos”, dijo Luna.

“Para muchas personas, la depresión puede ser aterradora y solitaria”, agregó. “Por lo tanto, asegurarse de que su pareja sienta su apoyo y sepa que está dispuesto a aprender cómo superar los momentos difíciles juntos es de gran ayuda para mejorar la situación”.

Puedes intentar decir esto:

  • “Estoy aquí para encontrarte”.
  • “Estamos juntos.”
  • “No voy a ninguna parte.”
  • “Lo superaremos”.

Pregúntale a tu pareja que necesita

McDaniel dijo, no temas preguntarle a tu pareja qué necesitan. “A veces, para regular nuestro propio malestar, podemos apresurarnos a ‘arreglar’ lo que creemos que es un problema”, explicó.

Puede encontrarse diciendo algo como esto:

  • “Sólo sal.”
  • “Hacer la cama.”
  • “Sólo toma una ducha.”
  • “Dígale a su jefe que renunció”.

“Esto puede verse como una minimización de su experiencia”, agregó. “En su lugar, considere pedirle a su socio que nos diga el apoyo específico que desea que brinde”.

Es posible que le pidan que se acurruque con ellos para ver algo reconfortante, salir a caminar o simplemente “quedarse” en la misma habitación sin hablar. Trate de estar abierto a ello.

Fomentar el tratamiento

El tratamiento de la depresión puede ser complicado, por lo que es mejor tratarlo mediante asesoramiento personal, terapia familiar, grupos de apoyo o todo lo anterior con la ayuda de un profesional de la salud mental.

Kaufman dijo que la terapia de pareja o familiar puede proporcionar un entorno de apoyo y sin prejuicios para explorar la gama de emociones que pueden surgir cuando se maneja conjuntamente la depresión.

“Las parejas a veces me dicen que sus pensamientos y sentimientos durante el tratamiento son más sinceros que en la vida diaria”, dijo.

“Brinda la oportunidad de explorar estos pensamientos y sentimientos de forma segura, con curiosidad y sin juzgar. También es un espacio para desarrollar la comunicación, la empatía y las habilidades para escuchar”.

Puede resultarle útil utilizar nuestra herramienta de búsqueda para encontrar un terapeuta cerca de usted.

Apoyar su régimen de medicación

Según la Liga Nacional de Enfermedades Mentales (NAMI), cuando un médico o psiquiatra prescribe un antidepresivo, el cerebro puede tardar hasta 12 semanas en cambiar.

Si su cónyuge no está dispuesto a seguir tomando el medicamento porque siente que nada ha cambiado, intente animarlo a que hable primero con el médico. Hágales saber que a veces se necesita tiempo para sentirse mejor y es posible que necesiten probar varios medicamentos diferentes para encontrar el mejor para ellos.

Cuidados personales

No olvides llenar tu vaso también. Asegúrese de pasar tiempo haciendo las cosas que ama, como pasar tiempo con sus seres queridos o participar en sus pasatiempos favoritos.

¿Y si no puedes soportarlo más?

A veces, puede sentir que ha llegado a su fin. Esto es comprensible. Intenta perdonarte a ti mismo. Para todas las partes involucradas, la depresión puede ser difícil de manejar.

Recuerde, no tiene que hacer esto por separado.

Considere trabajar con un profesional de la salud mental para que tenga un área neutral y sin juzgar para expresar sus verdaderos sentimientos. Aunque no pueden tomar decisiones por usted, pueden ayudarlo a discernir si la relación es viable para usted.

También puede resultarle útil unirse a un grupo de apoyo familiar gratuito a través de NAMI. Puede ayudarlo a comprender que otras personas están experimentando algo similar al suyo.

revisión

Cuando te casas con alguien con depresión, naturalmente sentirás una variedad de emociones, desde la tristeza hasta la ira y la impotencia.

Además de ser compasivo y expresar tu consuelo, lo mejor que puedes hacer es pedir ayuda a un especialista, como un terapeuta familiar o un grupo de apoyo, si tu cónyuge así lo desea.

No olvides cuidarte. Considere buscar un terapeuta personal que pueda ayudarlo durante su viaje. Mientras todo sucede, debes tener un espacio acogedor para manejar tu propia experiencia.

En general, trate de pensar en esto como una carrera de resistencia, no como un sprint, una vez al día. Trate de ser paciente y mantener la esperanza. Todos pueden hacer esto.

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.

(Visited 2 times, 1 visits today)