La depresión y tu vida sexual

¿La depresión afecta tu vida sexual?

La depresión puede afectar su salud sexual de muchas maneras, pero hay muchas formas de lidiar con ella.

Si padece depresión, puede sentir que todo requiere demasiado esfuerzo, incluido el sexo.

Antes de que su pareja lo mencione, es posible que ni siquiera se dé cuenta de que su deseo sexual (también conocido como impulso sexual) ha disminuido. Para ti, el sexo puede ser lo último que te importa, por lo que es posible que no lo priorices como antes. O simplemente puede sentirse diferente.

Si está experimentando una pérdida de la libido asociada con la depresión y regresa a la forma en que desea tener relaciones sexuales, primero debe aprender más sobre cómo la depresión afecta su salud sexual.

El vínculo entre el sexo y la depresión

La depresión y algunos medicamentos para la depresión pueden afectar su vida sexual y su libido.

Los síntomas psicológicos, como el bajo estado de ánimo y la pérdida de interés en actividades que antes disfrutaba, así como los síntomas físicos como la fatiga y el dolor crónico, pueden llevar a una disminución significativa del interés por el sexo.

Un desequilibrio de las sustancias químicas del cerebro (neurotransmisores) asociados con la depresión, como la serotonina y la dopamina, también puede influir.

Lo más importante es que algunos antidepresivos que se usan para tratar la depresión pueden tener efectos secundarios que afectan la libido y la función.

¿Existe alguna diferencia en la forma en que la depresión afecta a hombres y mujeres?

La depresión afecta a cualquier persona y varía de una persona a otra, independientemente de su identidad de género. Sin embargo, se han notado algunas diferencias entre quienes se identifican como hombres o mujeres.

Los síntomas depresivos en los hombres pueden manifestarse como ira en lugar de tristeza. Es más probable que los hombres pierdan interés en actividades que alguna vez fueron placenteras y es menos probable que expresen sus sentimientos.

También se cree que los hombres son más propensos a consumir sustancias para aliviar los síntomas de la depresión, lo que puede provocar un trastorno por consumo de sustancias (TUS).

Por otro lado, las mujeres pueden experimentar depresión relacionada con cambios hormonales. Esto incluye:

  • Depresión posparto o perinatal
  • Disforia premenstrual (PMDD)
  • Depresión relacionada con la menopausia

Las mujeres también tienden a tener más sentimientos de culpa o inutilidad.

Todos estos desafíos (ira, abuso de drogas, cambios hormonales, etc.) pueden provocar una disminución de la libido o problemas de función sexual, como problemas de erección, sequedad vaginal y dificultad para alcanzar el orgasmo.

Síntomas y causas.

La depresión puede obstaculizar su capacidad para disfrutar de muchas actividades. También afecta los niveles de energía, la calidad del sueño y su sentido de autoestima.

En resumen, estos síntomas pueden provocar una disminución de la libido.

Además, su respuesta sexual puede estar relacionada con la cantidad de sustancias químicas cerebrales como la dopamina y la serotonina en su cuerpo. Por ejemplo, un estudio de 2017 mostró que los niveles bajos de dopamina causados ​​por la actividad hiperactiva de la serotonina pueden provocar una disminución de la libido.

Sin embargo, los niveles bajos de dopamina pueden no conducir directamente a la depresión. Por el contrario, puede promover ciertos síntomas de depresión, como la pérdida de interés en actividades placenteras, que pueden manifestarse como baja libido.

Si sufre de depresión, los síntomas relacionados con el sexo que puede experimentar incluyen:

  • Disminución de la libido
  • No se puede despertar
  • Disfunción eréctil (DE)
  • Dificultad para alcanzar el orgasmo
  • Dolor durante el coito
  • Dificultades en las relaciones

¿Los antidepresivos también pueden causar disminución de la libido?

Si está tomando antidepresivos, un posible efecto secundario es la libido baja. Se cree que esto se debe a la forma en que estos medicamentos interactúan con las sustancias químicas del cerebro, como la serotonina y la dopamina, que son necesarias para las respuestas sexuales.

Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) y los inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina (ISRS) suelen ser los que tienen más probabilidades de causar efectos secundarios sexuales.

Un estudio de 2010 encontró que casi el 25-75% de las personas que toman ISRS y el 58-70% de las personas que toman IRSN informaron algún tipo de efectos secundarios sexuales.

No obstante, la investigación muestra que incluso si no está tomando antidepresivos, su libido se debilitará.

En un estudio anterior, el 70% de los pacientes con depresión perdieron interés en el sexo sin tomar medicamentos.

Manejo y tratamiento

Si sufre de depresión y experimenta baja libido u otros problemas de salud sexual, entonces no está solo. Hay algunas formas de ayudarlo a aumentar nuevamente su deseo y disfrute del sexo.

Considere cambiar su medicación actual

Aunque cualquier antidepresivo puede tener efectos secundarios sexuales, es más probable que algunos tipos de medicamentos causen problemas que otros.

Éstas incluyen:

  • Duloxetina (Xinbaida)
  • Escitalopram (Lexapro)
  • Citalopram (Celexa)
  • Paroxetina (Paxil y Paxil CR)
  • Fluoxetina (Prozac)
  • Sertralina (Zoloft)

Por lo tanto, si está tomando alguno de los antidepresivos enumerados anteriormente y tiene una libido baja, algunos estudios sugieren que estos medicamentos pueden ser mejores opciones:

  • Agomelatina (Valdoxan o Thymanax)
  • Bupropion (Wellbutrin)
  • Lafaxina descrita (Pristiq o Khedezla)
  • Moclobemida (Amira, Aurorix, Clobemix, Depnil y Manerix)
  • Trazodona (Desyrel, Desyrel Dividose, Oleptro y Trazodone D)
  • Vilazodone (Viibryd)
  • Vortioxetina (Trintellix)

A veces, es posible que su médico desee ajustar su dosis primero en un intento de aumentar su libido.

Si realmente desea cambiar su medicamento o dosis, asegúrese de comunicarse con su médico o su profesional de salud mental. Ellos pueden ayudarlo mejor a desarrollar un plan para manejar cualquier efecto secundario sexual que experimente.

Intenta hacer ejercicio, si lo haces es seguro.

Un estudio de 2004 encontró que tanto el ejercicio aeróbico (correr lento o caminar rápido) como el ejercicio no aeróbico (entrenamiento de fuerza, relajación y entrenamiento de flexibilidad) pueden mejorar los síntomas de la depresión. Y los beneficios son duraderos.

Por lo tanto, si puede hacer ejercicio de manera segura, usar un par de zapatos deportivos e ir al gimnasio no solo puede ayudarlo a hacer ejercicio, sino que también puede tener un efecto positivo en los síntomas de depresión relacionados con el sexo.

Considere hacer esto incluso si no está en la parte superior de su lista de tareas pendientes

A veces, la libido baja puede formar un patrón difícil de romper de no tener relaciones sexuales. Para promover el deseo, considere establecer intimidad, incluso si esta no es su prioridad en este momento.

Esto no incluye necesariamente las relaciones sexuales; incluso los abrazos pueden ayudar a aumentar las sustancias químicas para sentirse bien en el cerebro, lo que eventualmente puede conducir a un aumento del deseo sexual.

¿Existe alguna forma de evitar que la depresión afecte su vida sexual?

Si recientemente le han diagnosticado depresión, es posible que le preocupe cómo afectará a su vida sexual.

Para ser proactivo, lo primero que debe considerar es encontrar un tratamiento para la depresión que se adapte a usted. Esto puede incluir medicamentos, psicoterapia o una combinación de los dos.

Sin embargo, si el plan que siguió no funciona de inmediato, no se desanime. Es posible que usted y su equipo de tratamiento necesiten tiempo para determinar qué combinación de tratamientos puede controlar su depresión sin causar efectos secundarios relacionados con el sexo.

Cuando ver al doctor

La libido baja puede hacer que las personas se sientan frustradas e incluso aumentar los sentimientos de inferioridad.

Sin embargo, la depresión no es la única causa de disminución de la libido o disfunción sexual. Otras condiciones y circunstancias de salud pueden influir.

Por lo tanto, si le preocupa su libido o su función sexual, considere hablar con un profesional de la salud para determinar por qué sucede esto y qué puede hacer para solucionarlo.

Revisemos

La depresión afecta a todas las personas de manera diferente y puede causar muchos síntomas, algunos de los cuales pueden conducir a una reducción del interés en el sexo.

Los antidepresivos también pueden afectar su función sexual o libido.

Pero para las personas que sufren de depresión, la libido baja es bastante común. Por lo tanto, si tiene un problema de salud sexual, no está solo y puede obtener ayuda.

Hay algunos pasos prácticos que puede tomar para controlar su depresión y los desafíos relacionados con el deseo sexual. Esto puede incluir cambiar su estilo de vida, hablar con su pareja o trabajar con un profesional de la salud para ajustar su medicación antidepresiva.

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.

(Visited 3 times, 1 visits today)