Depresión y pérdida de memoria: ¿existe un vínculo?

¿La depresión causa pérdida de memoria?

Ayer, perdió su teléfono. Hoy, te olvidaste de tener una cita. ¿Podría la depresión estar detrás de esto?

Si sufre de depresión, es posible que ya sepa que causa más síntomas que solo depresión. Si recientemente se siente más olvidadizo, esto puede estar relacionado con su depresión.

Los estudios han demostrado que la depresión afecta muchos aspectos de la cognición, incluida la memoria de trabajo, la memoria a largo plazo y la memoria sobre usted mismo (también conocida como memoria autobiográfica).

Cuando su memoria se ve afectada, ralentizará su aprendizaje y su trabajo. También presenta desafíos a la hora de planificar, organizar y realizar las tareas diarias.

Depresión y pérdida de memoria: ¿qué dice la investigación?

Los problemas de memoria son comunes en el trastorno depresivo mayor (TDM). Muchos estudios han investigado el vínculo entre la depresión y la memoria.

Según un estudio de 2019, la depresión puede afectar la función cognitiva, incluida la memoria de trabajo y la memoria a largo plazo, incluso si está en remisión.

La memoria de trabajo es la capacidad de guardar y usar información en un período corto de tiempo, como cuando necesitamos recordar números de teléfono o seguir instrucciones simples.

Una revisión de 2014 informó que, en comparación con el grupo de control, los pacientes con depresión tienen una función ejecutiva, memoria y atención más bajas. El autor señala que estos deterioros cognitivos son «características centrales de la depresión».

Los síntomas de la depresión también pueden afectar los problemas de memoria autoinformados. Un estudio de 2017 encontró que las personas con más síntomas depresivos informaron sobre problemas de memoria más altos que las personas con menos síntomas.

Además, según un estudio de 2015, la depresión también puede destruir sus recuerdos autobiográficos; estos recuerdos definen quién es usted y su autoconciencia.

Según el autor, la depresión puede conducir a una tendencia a recordar más recuerdos negativos sobre uno mismo, mientras que la capacidad de recordar recuerdos positivos empeora.

¿Que estás pensando?

La depresión puede afectar su mente y cuerpo. Los estudios de imágenes cerebrales incluso muestran que la depresión cambia la estructura del cerebro.

Algunas áreas del cerebro afectadas por la depresión incluyen:

  • Corteza prefrontal, que gestiona las funciones ejecutivas (razonamiento, planificación y toma de decisiones)
  • El hipocampo, el centro clave de la memoria
  • La amígdala, el área que procesa las emociones.

Todas estas áreas del cerebro están relacionadas, por lo que si algo afecta a un área, por ejemplo, el procesamiento emocional, también puede afectar a otra área, como la memoria.

Estos circuitos utilizan neurotransmisores como la dopamina, la serotonina y el glutamato para comunicarse entre sí. Si estos productos químicos son demasiado bajos o demasiado altos, afectarán la forma en que se comunican las neuronas, lo que también puede afectar el proceso de la memoria.

Depresión e hipocampo

En 2015, los investigadores concluyeron que el hipocampo de las personas con depresión es más pequeño, un área clave del cerebro dedicada a la memoria.

Encontraron este efecto en pacientes con depresión recurrente, pero no por primera vez. Este efecto es más fuerte para las personas con depresión de inicio temprano (cuando desarrolla depresión antes de los 21 años).

Los investigadores también señalaron que los estudios han relacionado la depresión con cambios en el tamaño de la amígdala, que es el área del cerebro que procesa las emociones.

Una teoría que explica estos cambios cognitivos asociados con la depresión es que las reacciones químicas causadas por el estrés pueden causar la pérdida de neuronas (los nervios que transportan información en el cerebro) e inhibir el crecimiento de nuevas neuronas.

¿La rumia afecta la cognición?

Los problemas de memoria de los pacientes deprimidos pueden deberse, al menos en parte, a la contemplación.

Rumiar, que es común en la ansiedad y la depresión, es una forma en que tratamos de regular nuestras emociones enfocándonos en pensamientos negativos repetitivos.

Algunos estudios han demostrado que la contemplación excesiva está relacionada con la disminución del control cognitivo, que es la capacidad de ajustar de forma voluntaria y flexible los pensamientos y comportamientos propios. Sin un control cognitivo adecuado, no podemos gestionar nuestros patrones de pensamiento, autorreflexión y control de impulsos.

En general, la rumia ocupa mucho espacio en el cerebro, dejando poco espacio para las tareas de memoria y otros procesos de pensamiento.

diagnóstico

Además de la depresión, hay muchas cosas que pueden causar problemas de memoria, incluida la falta de sueño, los medicamentos y el proceso de envejecimiento típico.

Para obtener el tratamiento más adecuado, el primer paso es averiguar la razón detrás de su deterioro de la memoria.

Hay varias formas de evaluar los problemas cognitivos. Un control cognitivo típico puede incluir:

  • Registre su historial médico: Su médico revisará su historial médico y de salud mental. Es posible que le pregunten sobre la salud de su familia y si actualmente está tomando algún medicamento.
  • Examen físico o prueba diagnóstica: Su médico escuchará su corazón y pulmones, medirá su presión arterial y recolectará muestras de sangre u orina para pruebas de laboratorio.
  • Prueba cognitiva: Esta prueba evalúa su memoria, habilidades de pensamiento y habilidades para resolver problemas. Algunas pruebas cognitivas son breves, mientras que otras son más largas y complicadas. Algunos médicos proporcionan pruebas cognitivas computarizadas.
  • Examen del sistema nervioso: Los profesionales pondrán a prueba sus reflejos, lenguaje, movimientos oculares y habilidades de coordinación. Esto también puede incluir pruebas de imágenes cerebrales.

Su médico querrá descartar cualquier otra causa de problemas cognitivos.

Muchas otras afecciones pueden afectar la memoria, que incluyen:

  • Pérdida de memoria relacionada con la edad
  • droga
  • Problemas tiroideos
  • Trastorno por consumo de alcohol u otro trastorno por consumo de sustancias
  • Deficiencia de vitamina B12
  • Traumatismo físico en la cabeza o conmoción cerebral.
  • Hipotiroidismo
  • Enfermedades cerebrales, como la enfermedad de Parkinson o la esclerosis múltiple.
  • Deterioro cognitivo leve (MCI)
  • Enfermedad de Alzheimer u otros tipos de demencia
  • Infección o tumor cerebral
  • Carrera

Según los resultados de su examen, su médico puede derivarlo a un neurólogo o profesional de la salud mental, como un psicólogo, psiquiatra o terapeuta.

Cómo manejar la pérdida de memoria relacionada con la depresión

Si cree que sus problemas de memoria están relacionados con la depresión, es posible que se sienta aliviado al buscar tratamiento para la depresión.

La depresión generalmente se trata con antidepresivos, como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS). Sin embargo, los estudios sobre si los ISRS mejoran o disminuyen la capacidad cognitiva tienen pruebas contradictorias y pueden incluso variar de una persona a otra.

Por ejemplo, una persona puede encontrar que cuando el ISRS alivia sus síntomas depresivos, sus problemas de memoria desaparecerán. Otra persona puede encontrar que el medicamento los hace sentir más olvidadizos.

Es importante discutir este tema con su médico y encontrar un camino que sea adecuado para usted.

Hay varias otras formas de ayudar con los problemas de memoria asociados con la depresión. Éstas incluyen:

  • ejercicio: El ejercicio es bueno para la memoria de trabajo, la concentración y la velocidad de procesamiento.
  • Nutrición: Los estudios han demostrado que seguir la dieta mediterránea puede reducir la tasa de deterioro cognitivo. Esta dieta incluye muchas verduras, frutas, pescado, frutos secos, legumbres y aceite de oliva antiinflamatorios.
  • Plan de entrenamiento cognitivo: Estos incluyen juegos y ejercicios cognitivos, que generalmente se realizan en una computadora.
  • Psicoterapia: Los estudios han demostrado que la actividad cerebral aumenta después de la psicoterapia.
  • Estimulación cerebral no invasiva: La estimulación magnética transcraneal (TMS) y la estimulación theta-burst (TBS) son terapias de estimulación cerebral que pueden ayudar.

Próximo paso

Si experimenta pérdida de memoria, puede beneficiarse de ponerse en contacto con un profesional de la salud. Juntos, pueden determinar si sus problemas de memoria son causados ​​por depresión u otras razones.

También puede comenzar a procesar sus recuerdos en casa. Esto puede incluir iniciar un programa de ejercicios o jugar algunos juegos cognitivos en la computadora. El simple hecho de participar en crucigramas, sudoku u otros juegos simples que estimulen su mente también puede ayudar.

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.