Depresión en adolescentes: hechos y estadísticas

La verdad sobre la depresión adolescente: todo lo que necesita saber

Tus años de adolescencia están llenos de cambios importantes. Física, mental y socialmente, su cerebro, cuerpo y entorno están experimentando cambios importantes.

Puede meterse en problemas debido a la gran cantidad de requisitos de tarea para la escuela secundaria y la universidad. O puede sentirse triste por la transición a una vida más independiente y desconocida. Como han demostrado las estadísticas e investigaciones recientes sobre la depresión en los adolescentes, no es de extrañar que la ansiedad esté aumentando en una pandemia mundial.

Estos cambios pueden fácilmente volverse abrumadores. Es comprensible que se apague, se vuelva irritable o pierda interés en actividades que antes le excitaban.

Aunque estas reacciones son efectivas y comunes, la depresión es una condición más grave que el mal humor pasajero de los adolescentes.

Si las emociones negativas le impiden trabajar como de costumbre, o si ha estado desesperado durante más de 2 semanas, es posible que desee considerar el tratamiento de la depresión.

8 hechos sobre la depresión adolescente

1. Es más común de lo que crees

Todos atravesarán un período difícil o, a veces, se sentirán apáticos. Pero en los Estados Unidos, la depresión severa es la principal causa de discapacidad, y los adolescentes se están convirtiendo en el grupo con más probabilidades de ser examinado para detectar síntomas de esta afección de salud mental.

Los datos muestran que la depresión afecta a un gran número de jóvenes:

  • Los datos de la Encuesta Nacional de Salud Infantil de 2016 mostraron que al 3,2% de los niños de entre 3 y 17 años se les diagnosticó depresión. A medida que los niños entran en la adolescencia, la frecuencia de los diagnósticos de depresión tiende a aumentar.
  • En 2017, aproximadamente 3,2 millones de adolescentes de entre 12 y 17 años experimentaron una depresión grave.
  • Según el informe de salud mental de EE. UU. (MHA) de 2021, la depresión mayor grave entre los adolescentes ha aumentado al 9,7%. Este es un aumento del 9.2% en 2020.

El informe de la MHA de 2021 también señaló que cuando se realizan pruebas de detección de afecciones de salud mental, los jóvenes de entre 11 y 17 años son el grupo de edad con más probabilidades de obtener una puntuación en la categoría de depresión moderada a grave.

Los síntomas depresivos en adolescentes y adultos pueden ser ligeramente diferentes. Puede leer sobre los síntomas de la depresión en los adolescentes aquí.

2. Las tasas de depresión son más altas para las mujeres y los adolescentes de minorías de género

Aunque la depresión puede afectar a adolescentes de cualquier género e identidad de género, un estudio publicado por la Red JAMA encontró que a la edad de 15 años, las mujeres tienen el doble de probabilidades de experimentar depresión episódica que los hombres.

Al comparar las tasas de depresión de hombres y mujeres, desde adolescentes hasta adultos, la tasa de depresión de las mujeres sigue siendo más alta que la de los hombres.

Además, según datos del Instituto Nacional de Salud Mental, los factores de riesgo de depresión son más altos entre los adolescentes y jóvenes que se identifican con minorías de género, como transgénero, género-queer y género no binario.

3. Los adolescentes con dos o más identidades raciales o étnicas reportan la mayor incidencia de depresión

Por alguna razón, los años de la adolescencia a menudo se denominan años “adultos”. Estás descubriendo, cuestionando y determinando muchos aspectos de tu identidad, incluido lo que significa tu cultura, raza e identidad nacional en tu vida.

Esto, junto con la presión social y los prejuicios, puede hacer que se sienta razonablemente estresado y conmocionado emocionalmente.

Según los datos publicados por el Departamento de Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental en 2017, los adolescentes de entre 12 y 17 años tienen identidades raciales múltiples y son la raza o el grupo étnico con mayor riesgo de reportar un episodio depresivo mayor.

Los adolescentes indios americanos / nativos de Alaska informaron la segunda incidencia más alta de depresión, con un 16,3%.

4. Los adolescentes LGBTQ + tienen un mayor riesgo de depresión

Estudios recientes han demostrado que la identidad sexual afecta la tasa de depresión de los adolescentes. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informan que los jóvenes lesbianas, gays y bisexuales tienen un mayor riesgo de depresión, suicidio y abuso de sustancias.

Sin embargo, factores como el apoyo de los padres y la atmósfera de aceptación escolar también pueden reducir el riesgo de depresión para los adolescentes LGBTQ +.

5. La mayoría de los adolescentes con depresión no reciben tratamiento.

La depresión no es una debilidad y nunca debe avergonzarse del diagnóstico de depresión. Aunque la depresión mayor es una afección de salud mental común, aún requiere atención y tratamiento profesional.

Puede ignorar las emociones negativas y los síntomas asociados con la depresión, pero un plan de tratamiento consistente es esencial para el manejo de la depresión.

Si no se trata, la depresión tendrá una mayor probabilidad de reaparecer a lo largo de su vida.

Según los datos de la MHA, de 2017 a 2018, la mayoría de los adolescentes con depresión (60%) no recibieron tratamiento para la depresión mayor. Además, más de dos tercios de los adolescentes diagnosticados con depresión no continuaron recibiendo un tratamiento constante.

6. COVID ha aumentado la depresión y la incertidumbre entre los adolescentes.

Como si el estrés normal y los cambios que ocurrieron durante la adolescencia no fueran suficientes, para muchas personas, la pandemia también ha subvertido cualquier sentido restante de normalidad y rutina.

El aislamiento, la pérdida de la interacción social, la enfermedad, el miedo a enfermarse, la pérdida de seres queridos y las dificultades económicas son solo algunos de los factores estresantes complejos y transformadores a los que se han enfrentado los jóvenes desde marzo de 2020.

Estos cambios han tenido un impacto físico y psicológico duradero en la sociedad estadounidense. Según las estadísticas sobre la depresión entre los adolescentes en la Encuesta Estadounidense de Estrés de 2020, los adolescentes y jóvenes de la generación Z de 13 a 23 años informan un aumento de la incertidumbre y los síntomas depresivos.

Para las personas de todas las edades, la soledad y el aislamiento suelen ser la causa número uno de incertidumbre y salud mental durante una pandemia.

7. No existe una causa única para la depresión.

La depresión suele traer sentimientos muy negativos o indiferentes, pero es importante recordar que estas emociones no reflejan ningún defecto de personalidad.

De hecho, la depresión generalmente se debe a eventos que escapan a su control, como:

  • Trauma de la primera infancia
  • Genética
  • Crisis vital importante

La depresión también puede ir acompañada o empeorada por afecciones médicas existentes. Éstas incluyen:

  • No dormí bien
  • Dolor crónico
  • ansiedad
  • desorden hiperactivo y deficit de atencion
  • Trastorno por consumo de sustancias

Por supuesto, la depresión también puede desarrollarse sin eventos desencadenantes específicos o condiciones preexistentes, al igual que puede ser causada por múltiples fuentes. Explorar las causas de la depresión con un profesional puede ayudarlo a determinar el plan de tratamiento más efectivo.

8. Hay muchos tipos de depresión.

Si se siente deprimido, no significa automáticamente que tenga depresión. La depresión puede ser un síntoma de otra enfermedad física o mental.

La depresión también puede ser una respuesta natural a los principales factores de estrés y no significa que deba estar preparado para una depresión recurrente.

Algunos tipos de depresión incluyen:

  • Trastorno depresivo mayor (TDM)
  • Depresión estacional
  • Depresión perinatal
  • Depresión post-parto
  • Depresión persistente
  • Síndrome premenstrual

Independientemente de la forma que adopte su depresión, es importante trabajar con un profesional médico para determinar el tipo de depresión que está experimentando y, en última instancia, desarrollar un plan de tratamiento que se adapte a sus necesidades.

Tratar la depresión

Cuando ya está manejando las emociones desafiantes asociadas con la depresión, puede ser difícil reconocer la situación y abrir su corazón a alguien. Pero superar este obstáculo es la primera tarea para obtener un tratamiento adecuado.

Informe a sus padres o tutores sobre los síntomas de la depresión que está experimentando para que finalmente pueda programar una cita con un profesional médico.

Los médicos pueden hablar con usted sobre las afecciones médicas que imitan los síntomas de la depresión o derivarlo a un psicólogo, psiquiatra, consejero o terapeuta para que lo ayude a tratar la depresión.

El tratamiento para la depresión puede incluir psicoterapia, medicación o una combinación de los dos, según el método que sea mejor para usted.

¿Quieres saber más? Puede leer todo sobre el tratamiento de la depresión aquí.

Próximo paso

Si no puede encontrar las palabras adecuadas para expresar sus síntomas, pruebe una herramienta de detección, como esta en el sitio web de Mental Health America.

La herramienta de detección le ayudará a evaluar personalmente la gravedad de sus síntomas y proporcionará a los padres o profesionales médicos términos que describan sus síntomas.

Tenga en cuenta que a medida que el movimiento de masas sacude la estructura habitual de nuestra sociedad, la depresión es muy común y se vuelve más común. Sin embargo, no tiene que soportar los síntomas de la depresión sin apoyo. Pedir ayuda a los adultos con la depresión durante la adolescencia puede generar beneficios para toda la vida.

Para obtener más información sobre la depresión en los adolescentes, consulte recursos confiables como el Instituto Nacional de Salud Mental, el Centro Nacional de Salud Mental, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y la Liga Nacional de Enfermedades Mentales.

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.

(Visited 337 times, 1 visits today)