Una guía para administrar el tiempo que su hijo pasa frente a una pantalla

Una guía para administrar el tiempo que su hijo pasa frente a una pantalla

“No sé cómo lidiar con el problema de que mi hijo use la pantalla”. La madre con la que estaba hablando estaba obviamente preocupada. Cuando se le pidió que fuera más específica, respondió: “Cuando traté de arrancarlos de la computadora o la televisión, eran como si me estuviera rompiendo una pierna. Cuando les dije a las personas mayores que dejaran sus teléfonos, pensarían que estaba condenarlos a vivir en una isla desierta. ¡Siento que han perdido el control! “

La preocupación de esta madre es correcta. Según un comunicado emitido por la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP), los niños de 8 años dedican una media de 8 horas al día, y los adolescentes suelen dedicar más de 11 horas al día a utilizar diversos medios. Más de las tres cuartas partes de los adolescentes poseen un teléfono móvil y los adolescentes de entre 13 y 17 años envían un promedio de 3364 mensajes de texto al mes.

Sí, hay resultados positivos. Cada vez hay más intercambios entre padres e hijos. Debido a que pueden comunicarse rápidamente, los teléfonos móviles realmente ayudan a proteger la seguridad de nuestros niños. Internet permite a nuestros hijos obtener más información que nunca. Los programas como Barrio Sésamo y los canales de historia y naturaleza son educativos. Un estudio publicado en 2016 mostró que si los niños pequeños interactúan con pantallas táctiles como tabletas o teléfonos inteligentes, sus habilidades motoras finas se desarrollarán más rápido (Bedford et al., 2016).

De hecho, el uso excesivo de pantallas ahora está luchando contra la obesidad infantil, el acoso escolar y la escuela debido a la distracción, la concentración y la concentración, los trastornos del sueño, la exposición a la pornografía y la violencia gráfica, y una gran cantidad de anuncios que promueven el consumismo y los estándares. Qué está “caliente” y qué no.

En respuesta a la creciente evidencia de los peligros potenciales de estar en la pantalla durante mucho tiempo, el Departamento de Salud de EE. UU. Recomendó en 2013 que los niños menores de 2 años no deberían estar frente a la pantalla en absoluto. Los niños de 2 a 5 años no deben exceder una hora al día, y los niños de 5 a 18 años no deben exceder las dos horas al día. Algunos expertos no cuentan el tiempo de tarea, utilizan pantallas que les causan problemas para completar su tiempo libre.

Desde entonces, las asociaciones e investigadores pediátricos profesionales se han dado cuenta de que los niños pequeños inevitablemente necesitan usar una tableta o un teléfono inteligente. Las recomendaciones desde 2016 indican que los padres generalmente limitan el tiempo que los niños pequeños (menores de 2 años) pasan frente a una tableta o teléfono inteligente, a menos que los padres u otros adultos interactúen con ellos. Las últimas pautas sugieren que para los niños menores de 2 años, menos de 1 hora al día puede ser lo mejor, porque incluso 30 minutos al día tendrá un impacto negativo en los patrones de sueño de los niños pequeños.

Si el tiempo de su hijo en la pantalla (computadora, consola de juegos, tableta, TV, teléfono móvil) está fuera de control, es hora de reiterar su derecho como padre de criar a su hijo de una manera saludable. Establezca algunas reglas razonables para el uso de los medios y siga estas reglas. Establezca consecuencias claras para el abuso y cúmplalas. Como padres, es nuestra responsabilidad ayudar a nuestros hijos a aprender a usar las pantallas de manera inteligente.

7 guías básicas para administrar el uso de la pantalla

  1. Coloque la televisión y la computadora en lugares públicos.

    Cuando pase, vea lo que están haciendo. Si su hijo no se toma en serio las actuaciones y los juegos permitidos, vaya un paso más allá. Coloque el candado abatible en el enchufe, establezca la configuración de privacidad en la computadora y establezca una contraseña que solo usted conozca para su uso.

  2. Monitorear el uso de las redes sociales.

    La mayoría de los niños simplemente no comprenden que algo en línea siempre estará en línea. Debemos discutir con nuestros hijos cómo lidiar con el sexting, el ciberacoso y las comunicaciones no deseadas, ya sea enviando o recibiendo. No lo niegues. Estas cosas sucederán.

    Mantenga el acceso a la cuenta de Facebook de su hijo y discuta las reglas para publicar imágenes, interactuar con amigos y comunicarse con extraños. Identificar qué tipos de sitios web están estrictamente prohibidos. (Por cierto: Facebook no permite que los niños menores de 13 años tengan cuentas. Nosotros tampoco deberíamos hacer esto). Revise regularmente el historial de su hijo en computadoras y teléfonos.

  3. No dejes que la pantalla continúe ejecutándose en segundo plano.

    Para que los niños aprendan a concentrarse, es necesario que no los molesten en casa. Cuando la computadora o la televisión están siempre encendidos, la atención de los niños seguirá atrayendo hacia ellos, sin importar qué más deban hacer. Si solo tiene que tener ruido de fondo para que funcione correctamente, encienda la radio con cuidado.

  4. Saca la pantalla del dormitorio.

    Una encuesta nacional encontró que el 50% de los niños de 6 a 11 años y el 70% de los adolescentes tienen un televisor en el dormitorio. El 34% de los niños de 5 a 15 años tienen ahora su propia tableta. Una encuesta de 2010 de la Kaiser Family Foundation encontró que el 31% de los niños de 8 a 10 años tienen sus propios teléfonos móviles, el 69% de los niños de 11 a 14 años y el 85% de los adolescentes de 14 a 17 años tienen sus propios teléfonos móviles.

    Cuando hay televisores, consolas de juegos y tabletas en sus habitaciones, los niños que son niños los usan. Cuando los niños se conectan en línea en el dormitorio, es más probable que sean atacados por depredadores y es más probable que tengan problemas en Internet. Los adolescentes que duermen con teléfonos móviles (4 de cada 5 de ellos) a menudo envían mensajes de texto y hablan de forma intermitente durante la noche, perdiendo así un sueño precioso.

  5. Deje que el contenido que los niños ven en la televisión se convierta en una clara elección.

    Planifique con los niños con anticipación lo que verán. Después de que termine el programa, apague la televisión y fomente otros tipos de actividades.

  6. Apague la televisión durante la cena y deje todos los teléfonos móviles a un lado.

    Las investigaciones han demostrado repetidamente que las familias que comen y hablan juntas algunas veces a la semana, sin teléfonos celulares, tienen vidas más cercanas y comprometidas entre sí.

  7. No mire televisión, no navegue por Internet ni use su teléfono móvil durante la hora de la tarea.

    Para aprender de la tarea (después de todo, este es el enfoque de la tarea), los niños deben concentrarse en ella. Si hacen clic de ida y vuelta entre la asignación a Facebook y la asignación de su último videojuego a su teléfono, no pueden hacerlo bien. Si se distraen con el último episodio de una familia moderna o un soltero en la televisión, no pueden hacerlo bien.

El propósito de las reglas familiares es enseñar, no solo controlar. Al igual que con todo lo que hacen los padres, un buen modelo y una enseñanza reflexiva son las mejores estrategias para ayudar a los niños a formar buenos juicios sobre cuándo, dónde y cómo usar los dispositivos electrónicos.

Artículos relacionados

El tiempo frente a la pantalla no hará que los niños se vuelvan malhumorados, locos y perezosos.

Mantenga a los niños alejados de esas pantallas

Vuelve a conectarte con la familia: come un hot dog

Bedford, R., de Urabain, IRS, Cheung, CH, Karmiloff-Smith, A. y Smith, TJ (2016). El logro histórico de la motricidad fina de los niños pequeños está relacionado con el desplazamiento temprano de la pantalla táctil. Fronteras en psicología, 7

Los niños que ven fotos de televisión se pueden descargar de Shutterstock

“Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.”

(Visited 9 times, 1 visits today)