Tratamiento por abuso de cocaína

Tratamiento por abuso de cocaína

El número de personas que buscan tratamiento por adicción a la cocaína aumentó significativamente en los años ochenta y noventa. Los proveedores de tratamiento informan que la cocaína es la droga de abuso más citada entre sus clientes. La mayoría de las personas que buscan tratamiento fuman y pueden ser usuarios de múltiples drogas o usuarios de más de una sustancia. El abuso generalizado de cocaína ha estimulado grandes esfuerzos para desarrollar programas de tratamiento para este tipo de abuso de drogas.

El abuso y la adicción a la cocaína son un problema complejo que involucra cambios biológicos en el cerebro, así como innumerables factores sociales, familiares y ambientales. Por tanto, el tratamiento de la adicción a la cocaína es complicado y deben resolverse varios problemas. Como ocurre con cualquier buen plan de tratamiento, las estrategias de tratamiento de la cocaína deben evaluar los aspectos psicobiológicos, sociológicos y farmacológicos del abuso de sustancias del paciente.

Es muy importante adaptar el mejor plan de tratamiento a las necesidades del paciente. Esto puede incluir agregar o eliminar muchos componentes o elementos diferentes del plan de tratamiento de una persona. Por ejemplo, si una persona es propensa a recaer, se debe agregar un componente de recurrencia al programa.

Intervención conductual

Se ha descubierto que muchos tratamientos conductuales son eficaces para la adicción a la cocaína, incluido el tratamiento hospitalario y el tratamiento ambulatorio. De hecho, la terapia conductual suele ser el único tratamiento disponible y eficaz para muchos problemas de drogas (incluida la adicción a la cocaína).

Después de la estabilización, el tratamiento se puede llevar a cabo en un plan ambulatorio o hospitalario. La rehabilitación comienza con el proceso de aprendizaje de romper viejos hábitos, establecer contacto con amigos que consumen cocaína e identificar los “factores inductores” que aumentan el deseo de consumir cocaína.

La terapia cognitivo-conductual es otro método. Por ejemplo, la terapia de habilidades de afrontamiento cognitivo conductual es un enfoque enfocado a corto plazo que puede ayudar a los adictos a la cocaína a deshacerse de la cocaína y otras sustancias. El supuesto básico es que el proceso de aprendizaje juega un papel importante en el desarrollo y la continuación del abuso y la dependencia de la cocaína.

El mismo proceso de aprendizaje se puede utilizar para ayudar a las personas a reducir el consumo de drogas. Este enfoque intenta ayudar a los pacientes a identificar, evitar y responder; por ejemplo, identificar las situaciones en las que es más probable que consuman cocaína, evitar estas situaciones cuando sea apropiado y tratar de manera más efectiva una serie de problemas y comportamientos relacionados con el abuso de drogas. .

Anime a los pacientes a identificar desencadenantes específicos y a reajustar su estilo de vida para evitarlos. Muchos pacientes piensan que cierta música o películas contienen cocaína, por lo que deben aprender a lidiar con estos problemas. Hay un antiguo proverbio chino que habla sobre el ansia de cocaína y el problema de la recurrencia. “Si un pájaro se posa sobre tu cabeza, no hay nada que puedas hacer. Pero no tienes que dejar que construya un nido”. Si mantienes esta idea el tiempo suficiente, debilitará tu juicio y afectará tu comportamiento. Los consumidores de cocaína se vuelven expertos en el autoengaño, creando así razones para consumir más cocaína.

Asesoramiento sobre problemas mentales y emocionales.

Quizás el aspecto más difícil del tratamiento y la rehabilitación de la caína implica la culpa y la gran vergüenza que sienten la mayoría de los usuarios. De hecho, todos los consumidores de drogas se sienten avergonzados porque el uso indebido de drogas a menudo entra en conflicto con los valores y la moral de una persona. Gastar miles de dólares de forma inapropiada o tener una aventura, mentir y robar son cosas difíciles de afrontar. La culpa asociada con estos comportamientos se convirtió en la principal razón para consumir más cocaína. En cierto sentido, hacerse más alto son unas breves vacaciones de la intensa culpa y vergüenza asociadas con la adicción a la cocaína.

Se necesita tiempo y confianza para lidiar con estos dolorosos problemas. Un consejero experimentado, otro adicto que se está recuperando o un sacerdote de confianza pueden ser de gran ayuda. La mayoría de los buenos planes de tratamiento tienen a estas personas trabajando.

Los programas de tratamiento comunitario o residencial con una estadía planificada de 6 a 12 meses brindan otra opción para las personas que necesitan tratar la adicción a la cocaína. Las comunidades terapéuticas suelen ser integrales porque se centran en la reintegración individual en la sociedad y pueden incluir rehabilitación vocacional in situ y otros servicios de apoyo. La comunidad de tratamiento se utiliza generalmente para tratar a pacientes con problemas más graves, como problemas de salud mental concurrentes y actividades delictivas.

Plan de autoayuda

El Plan de Doce Pasos brinda apoyo para ayudar a los adictos a la cocaína a aceptar sus problemas a través del aprendizaje y para ayudar a otros adictos que se están recuperando a darse cuenta de que la cocaína todavía está viva. Estos planes incluyen:

  • Cocaína anónima
  • Anonimato de drogas
  • Anonimato

El Plan de Doce Pasos enfatiza la responsabilidad por el comportamiento, la compensación por los demás y el perdón a uno mismo. El primer paso de Cocaine Anonymous decía: “Somos impotentes con la cocaína y nuestras vidas se han vuelto ingobernables”. Un plan de recuperación exitoso insta encarecidamente a participar en reuniones de 12 pasos todos los días durante los primeros 90 días de sobriedad.

Las personas que dejaron la cocaína con éxito participan en muchas reuniones de 12 pasos para obtener apoyo y responsabilidad. A menudo informan que algunos de ellos todavía buscan buenas razones para consumir cocaína. La Reunión de los Doce Pasos les recordó su incapacidad para hacer algo con las drogas todos los días.

Método de medicación

Actualmente no existen medicamentos diseñados específicamente para tratar la adicción a la cocaína. Por lo tanto, el Instituto Nacional de Abuso de Drogas (NIDA) está buscando activamente la identificación y prueba de nuevas drogas para el tratamiento de la cocaína. Incluso hay un intento de desarrollar una vacuna contra la cocaína para que se pueda imaginar que los consumidores de cocaína son inmunes a sus efectos.

Se están estudiando varios compuestos emergentes para evaluar su seguridad y eficacia en el tratamiento de la adicción a la cocaína. Debido a los cambios emocionales experimentados en las primeras etapas de la abstinencia de cocaína, se ha demostrado que los antidepresivos son beneficiosos. Además de tratar el problema de la adicción, la sobredosis de cocaína causa muchas muertes cada año y se están desarrollando tratamientos para hacer frente a las emergencias agudas causadas por el abuso excesivo de cocaína.

Mark S. Gold, MD, contribuyó a este artículo.

“Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.”

(Visited 8 times, 1 visits today)