Signos y síntomas de la depresión perinatal

Signos y síntomas de la depresión perinatal

El trastorno depresivo mayor de inicio perinatal, también conocido como depresión perinatal, afecta aproximadamente a uno de cada siete padres biológicos. Pero sepa que es tratable.

Es común que los nuevos padres experimenten una montaña rusa de emociones durante el embarazo y las primeras semanas después del parto.

Este es un momento particularmente vulnerable. Estás pasando por muchos cambios, tanto físicos como emocionales.

Es posible que llore sin razón o que se encuentre más irritable que de costumbre. Las pequeñas cosas que antes no te molestaban ahora pueden hacer que quieras gritar de frustración.

Es natural sentirse así durante el embarazo y en las primeras semanas o meses después del parto.

Sin embargo, si sus síntomas se vuelven más severos, puede ser un signo de un inicio perinatal del trastorno depresivo mayor (MDD, por sus siglas en inglés), también conocido como depresión perinatal (anteriormente conocida como posparto).

¿Qué es la depresión perinatal?

Si está experimentando depresión perinatal, no está solo. Según la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, aproximadamente uno de cada siete nacimientos experimenta depresión perinatal.

A diferencia de la «tristeza posparto» que generalmente solo dura las primeras 2 semanas después del parto, la depresión perinatal puede durar meses o más.

Los síntomas de la depresión perinatal son graves y, a menudo, incluyen sentimientos de:

  • Extremadamente triste
  • ansiedad
  • indiferente
  • irritabilidad

Los síntomas pueden variar de persona a persona. Las experiencias de dos personas no son iguales.

Echemos un vistazo a cómo se ven estos síntomas.

Signos y síntomas de la depresión perinatal

Los síntomas de la depresión perinatal pueden ser similares a los de otros tipos de depresión.

Estos síntomas a menudo se vuelven tan graves que pueden interrumpir la vida diaria y, en última instancia, afectar su vida laboral y familiar.

No todos tendrán los mismos síntomas. Si comienza a sentir estos síntomas durante el embarazo, es posible que no sepa por qué.

Es posible que ni siquiera sepa que los tiene. Puedes atribuirlos al «embarazo».

Pero los síntomas de la depresión perinatal son más graves y, si no se tratan o se ignoran, pueden causarles problemas a usted y a su bebé.

Si tiene depresión perinatal, puede experimentar uno o más de los siguientes síntomas:

  • sentirse triste y sin esperanza
  • llorar a menudo
  • a menudo se siente abrumado
  • Sentirse alienado o desinteresado en su bebé
  • preocupación de que usted u otra persona le haga daño a su bebé
  • Sentirse desconectado de su pareja, familia o amigos
  • lucha por concentrarse
  • Dificultad para comer o dormir
  • sentirse avergonzado y culpable
  • sentirse irritable, enojado o enojado
  • pensamientos suicidas o de autolesión

Muchas personas se avergüenzan de sus síntomas, por lo que pueden tener miedo de buscar ayuda. Esto puede hacer que se sientan más culpables, aislados y solos.

¿Estoy en riesgo?

Cualquier padre nuevo o futuro puede experimentar depresión relacionada con el nacimiento de un bebé. Aunque la mayoría de las estadísticas sobre depresión perinatal se centran en mujeres cisgénero que son madres embarazadas (es decir, madres que conciben y dan a luz), sus parejas también se deprimen.

La depresión perinatal también puede afectar a las madres sustitutas. Es importante recordar que las mujeres no son las únicas que sufren de depresión perinatal, ya que los hombres transgénero y las personas no binarias que conciben y dan a luz también la experimentan.

Según la Academia Estadounidense de Pediatría, ciertos factores pueden significar que es más probable que desarrolle depresión perinatal. Estos factores incluyen:

  • Antecedentes personales o familiares de enfermedad mental.
  • trauma pasado
  • aumento de la presión
  • falta de apoyo
  • Dificultad para amamantar
  • embarazos anteriores o dificultades para amamantar
  • Embarazo no planeado o no planeado
  • menos de 20
  • Complicaciones de nacimientos anteriores

No todas las personas que cumplen uno o más de estos criterios desarrollarán depresión perinatal.

Sin embargo, si alguno de ellos describe tu situación, lo mejor es rodearte de apoyo. Puede recurrir a familiares, amigos, profesionales de la salud o de la salud mental o grupos de apoyo.

tratar

Puede tratar la depresión perinatal. El primer paso es buscar apoyo. Es posible que desee hablar primero con alguien en quien confíe acerca de sus sentimientos.

Luego, considere hablar con su médico de cabecera u obstetra. Es posible que lo deriven a un terapeuta o consultor para un diagnóstico y tratamiento.

El tratamiento puede incluir terapia, medicamentos o una combinación de ambos.

Su plan de tratamiento puede ser diferente al de otra persona. Se adaptará a ti y a tus necesidades.

psicoterapia

La psicoterapia es un tratamiento común para la depresión perinatal. Esto incluye discutir sus sentimientos, pensamientos y comportamientos con un terapeuta. El terapeuta también lo ayudará a identificar diferentes habilidades de afrontamiento.

Algunos tipos comunes de psicoterapia utilizados para la depresión incluyen:

  • Terapia conductual cognitiva (TCC)
  • terapia interpersonal
  • terapia psicodinámica

Puede ser útil encontrar un terapeuta en su área que se especialice en depresión perinatal. Puede comunicarse con su médico de atención primaria, ginecólogo o pediatra para obtener el consejo de un terapeuta.

droga

Los antidepresivos como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) son los fármacos más utilizados para el tratamiento de la depresión.

En 2019, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) aprobó el primer medicamento específico para la depresión posparto, llamado brexanolona. Se administra como una infusión intravenosa.

terapia de luz brillante

Un estudio de 2016 mostró que la terapia de luz brillante puede ser efectiva para tratar el trastorno depresivo mayor durante el embarazo. Algunos investigadores creen que la exposición diaria al sol es beneficiosa.

También puede intentar comprar una caja de terapia de luz para la luz solar artificial.

Estrategias de autocuidado

Además del tratamiento, puede beneficiarse de algunas estrategias de cuidado personal. Esto puede incluir unirse a un grupo de apoyo para nuevos padres.

Ciertos hábitos diarios pueden ayudarlo a sentirse mejor, como hacer un poco de ejercicio suave, conectarse con amigos y familiares y comer alimentos nutritivos.

Tan difícil como esto puede ser, dormir lo suficiente es importante. Un estudio de 2015 mostró que la falta de sueño puede empeorar los síntomas.

Prevención de la depresión perinatal

Si bien no existe una manera infalible de prevenir la depresión perinatal, hay cosas que puede hacer para minimizar el riesgo de desarrollarla.

buscar tratamiento

Si experimenta algún síntoma depresivo durante el embarazo (o si planea quedar embarazada pronto), considere hablar con su médico. Muchas personas se benefician del tratamiento, no solo aquellas a las que se les diagnostica la enfermedad.

Desarrolla hábitos saludables

Agregar hábitos y estrategias saludables para apoyar su salud mental puede ayudar. Por ejemplo, puedes:

  • hacer más ejercicio
  • Evite la cafeína y el alcohol.
  • Llevar una dieta equilibrada y nutritiva
  • Tome vitaminas prenatales y cualquier medicamento que le recete su médico.
  • participar en su pasatiempo favorito
  • Escribir un diario como una salida emocional y creativa

Antes de probar estas opciones, considere discutirlas con su médico para asegurarse de que sean seguras para su situación específica. También pueden darle más ideas.

buscar apoyo

Tener un bebé puede ser un desafío en cualquier situación y es importante acercarse a los seres queridos y fomentar las relaciones con la familia y los amigos.

También puede conocer a otros padres a través de grupos de crianza (en línea o en persona) y clases perinatales.

Cuándo buscar ayuda

Si usted o alguien cercano a usted experimenta síntomas de depresión perinatal, considere buscar apoyo.

Su médico podrá derivarlo a un consejero o terapeuta para un examen y diagnóstico precisos.

En febrero de 2019, el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. recomendó que las mujeres embarazadas y las que tienen un mayor riesgo de depresión perinatal sean remitidas a asesoramiento.

Algunos recursos y grupos de apoyo también pueden ser útiles, entre ellos:

  • La salud mental de mamá importa
  • Formulario de contacto con los padres para la educación posnatal
  • Grupo de apoyo de progreso posparto
  • Conferencia internacional de apoyo posparto en línea
  • Línea de ayuda internacional de apoyo posparto

Entonces, ¿qué hacer ahora?

Si cree que usted o un ser querido sufre de depresión perinatal, considere contactar a un profesional de la salud.

Hay muchas maneras de tratar la depresión perinatal, y con su terapeuta y médico, puede encontrar formas de sobrellevar los síntomas.

“Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.”