¿Qué se puede hacer para reducir el riesgo de suicidio?

¿Qué se puede hacer para reducir el riesgo de suicidio? Revisor médico – Escrito el 12 de julio de 2018

La tasa de suicidios es alta y ha ido en aumento a lo largo de los años. Cada año, más de 800.000 personas mueren por suicidio en todo el mundo. Parte del suicidio es el suicidio por asesinato, lo que resulta en más pérdidas de vidas. Los intentos de suicidio ocurren con más frecuencia y tenemos alrededor de 1 millón de intentos de suicidio cada año.

El suicidio es un problema desgarrador, este problema está empeorando y debe resolverse de todas las formas posibles. Comprender los factores de riesgo, comprender las señales de advertencia y las contramedidas es un paso crucial. Cuanto mayor sea la conciencia, mayor será el impacto en la prevención del suicidio.

Factores de riesgo de suicidio

enfermedad mental Se diagnostica al 90% o más de las personas que mueren por suicidio. Entre las condiciones de salud mental, la depresión es el factor más poderoso que aumenta el riesgo de suicidio. Cuando la gravedad de la depresión es mayor, la ideación suicida se vuelve más activa, y cuando las personas experimentan eventos vitales estresantes importantes, la ideación suicida se vuelve más complicada. La presencia de otros factores de riesgo también puede aumentar el riesgo de suicidio. Otras condiciones de salud mental relacionadas con el suicidio en orden jerárquico incluyen trastornos de la personalidad como abuso de sustancias, trastorno bipolar, esquizofrenia y trastorno límite de la personalidad.

Condición de salud grave o crónica. Por ejemplo, el cáncer, la enfermedad de Alzheimer, la lesión cerebral traumática, el VIH / SIDA y el dolor crónico están relacionados con el riesgo de suicidio. Las personas con estas enfermedades a menudo también padecen depresión comórbida.

Abuso físico y sexual infantil Se ha encontrado que está relacionado con intentos de suicidio y muerte.

Historia de suicidio El intento es un poderoso predictor de suicidio, especialmente en el primer año después de ser dado de alta del hospital debido al intento. Las personas que han intentado suicidarse varias veces tienen un mayor riesgo de sufrir un comportamiento suicida posterior.

Estrés crónico, Puede manifestarse como problemas de intimidación, acoso o relaciones, o puede ser un precursor de un comportamiento suicida.

Factores de riesgo psicológico incluir:

  1. Se ha encontrado que la desesperación está estrechamente relacionada con la conducta suicida. En algunas personas, la desesperación puede ser una característica que se manifiesta como una expectativa estable y negativa del futuro. Entre estas personas, un estado emocional desesperado suele desencadenarse antes de la conducta suicida y no requiere mucha adversidad. Un mayor grado de desesperación está relacionado con una ideación suicida cada vez más grave.
  2. Se ha encontrado que la ideación suicida está estrechamente relacionada con la conducta suicida, especialmente cuando se vuelven más intencionales e implican pensar en formas de acabar con la vida.
  3. El impulso funciona en algunas personas e indirectamente aumenta el riesgo de suicidio. En este caso, su comportamiento impulsivo puede agravar su dolor y desencadenar factores de riesgo relacionados con el suicidio, como el abuso excesivo de drogas o alcohol.
  4. Los supervivientes del suicidio informaron de deficiencias en la solución del problema. Informaron que intentaron suicidarse porque no veían una salida a las dificultades de la vida. La investigación también ha demostrado que los sobrevivientes de suicidio no pueden encontrar soluciones y tienen una actitud negativa hacia la capacidad de resolución de problemas.
  5. El perfeccionismo prescrito por la sociedad se manifiesta como un comportamiento perfeccionista impulsado por el miedo al rechazo o al juicio, el cual ha sido identificado como un factor íntimamente relacionado con la desesperación y la ideación suicida.
  6. La falta de conexión social y los sentimientos subjetivos de no pertenencia están relacionados con el suicidio y los intentos.
  7. La creencia de una persona de que es una carga para los demás también se considera un predictor de suicidio, especialmente entre los ancianos y las personas con dolor crónico.

Obtener medios letales Incluir armas de fuego y drogas es un factor de riesgo importante.

Estrés y eventos vitales negativos Los ejemplos incluyen divorcio, conflicto, muerte de un ser querido, problemas económicos, desempleo o ser diagnosticado con una enfermedad inquietante. Cuando los factores de riesgo se combinan con eventos vitales negativos, desencadenarán una crisis o comportamiento suicida.

Factor protector

Hay ciertos factores que pueden contrarrestar los factores de riesgo y prevenir la conducta suicida.

Una red social o una familia de apoyo. Es un factor tan protector.Tener un sistema de apoyo que acepte y apoye ayuda a amortiguar los efectos de los factores estresantes.

Casarse y tener hijos Hacer que las personas no tomen la ruta de escape proporcionada por el suicidio. Como socios y padres, no están dispuestos a hacer cosas que puedan causar traumas a sus seres queridos. También actúan como un freno al sentido de responsabilidad de sus hijos.

Participa en actividades religiosas. Se ha encontrado que está asociado con una baja tasa de suicidios. Las actividades religiosas generalmente se llevan a cabo en el contexto de comunidades religiosas, que pueden cultivar un sentido de comunidad y pertenencia, desempeñando así un papel de amortiguación de la presión. Además, las actividades religiosas a menudo refuerzan la creencia de que el suicidio es moralmente incorrecto.

Miedo al dolor y a la muerte, Que afecta más a las mujeres y les impide acabar con sus vidas.

Participar activamente en el tratamiento. Es un factor de protección muy importante. Es muy importante que las personas con enfermedades mentales reciban tratamiento y consulten a un médico con regularidad.

Señal de advertencia

Si usted o alguien que conoce muestra las señales de advertencia que se enumeran a continuación, asegúrese de buscar tratamiento de salud mental. Si ya recibió tratamiento, debe compartir información con un proveedor de salud mental.

Las siguientes son algunas señales de advertencia que indican la necesidad de un tratamiento de salud mental, pero no necesariamente de inmediato, para prevenir el comportamiento suicida:

  1. Experiencia personal y expresar sentimientos de desesperación.
  2. Las personas experimentan y expresan enojo e ira excesivos y hablan de buscar venganza.
  3. Una persona actúa imprudentemente o se involucra en actividades peligrosas sin consideración.
  4. Las personas aumentan el consumo de alcohol o drogas.
  5. Las personas están más alejadas de sus amigos y familiares, y más aisladas.
  6. Las personas se encuentran en una situación difícil y se sienten atrapadas, lo que puede expresarse con amigos cercanos y familiares.
  7. Las personas siempre están ansiosas y no pueden conciliar el sueño o tomar pastillas para dormir.
  8. Las personas experimentan cambios drásticos en el estado de ánimo, que pueden resultar obvios para la familia o los amigos.
  9. La gente no puede ver la razón o el propósito de la vida y decir lo mismo a la familia y / o amigos.

Las tres señales de advertencia que requieren una intervención inmediata son:

  1. La persona amenaza con hacerse daño o suicidarse.
  2. Comienzas a saber que esta persona está buscando una forma de suicidarse, como buscar pastillas, armas u otras formas.
  3. Esta persona está hablando o escribiendo sobre la muerte, el morir o el suicidio.

¿Cómo puede ayudar a las personas en riesgo de suicidio?

Hablar sobre el suicidio con alguien que cree que puede estar en riesgo de suicidio puede resultar incómodo. A veces, a las personas les preocupa que hablar de ello pueda desencadenar el comportamiento. Esto está lejos de ser el caso. Hablar con familiares deprimidos y preguntarles amablemente si tienen pensamientos suicidas les permitirá hablar abiertamente sobre lo que están pasando y los motivará a obtener la ayuda que necesitan. Permítales expresar sus sentimientos y escuchar con interés, paciencia y comprensión. Brinde apoyo y no juzgue, y espere que las opciones disponibles puedan ser útiles. La seguridad es la máxima prioridad, así que evite el uso de métodos letales de autolesión, como pistolas, pastillas, alcohol, drogas o cuerdas. Las personas en crisis de suicidio deben obtener ayuda profesional lo antes posible, por lo que es importante alentar activamente a las personas con tendencias suicidas a que consulten a un profesional de la salud mental lo antes posible.

Las personas que atraviesan una crisis de suicidio están en un estado mental, se sienten desesperadas y no tienen más remedio que suicidarse. Su pensamiento tiende a estar limitado por pensamientos dominantes negativos y distorsionados. Su capacidad para resolver problemas se ve afectada. Para las personas que se encuentran en una crisis de suicidio, el primer paso es asegurarse de que reciben ayuda profesional para que puedan avanzar hacia la estabilidad emocional y salir del “modo” del suicidio sin dejar de estar seguros. Esto puede requerir hospitalización. Es necesario tratar la enfermedad subyacente y, al mismo tiempo, abordar el evento que es el factor desencadenante. Es útil involucrar a otras personas importantes (como parejas / cónyuges, miembros de la familia y amigos) en la vida personal para recopilar información y participar en el tratamiento según sea necesario. El objetivo del tratamiento es ayudar al paciente a avanzar hacia un estado emocional estable, y luego puede trabajar duro para desarrollar habilidades de afrontamiento saludables. El tratamiento incluye medicación y psicoterapia.

La terapia cognitivo-conductual para la prevención del suicidio es un tipo de psicoterapia que se ha encontrado particularmente útil para las personas con tendencias suicidas. Les ayuda a comprender su mentalidad suicida y a desarrollar habilidades para que puedan hacer frente de manera más eficaz a las circunstancias que desencadenan el suicidio y evitar que vuelvan a ocurrir crisis suicidas.

Si se encuentra en una crisis y desea ayuda inmediata, llame a la línea nacional gratuita de prevención del suicidio: 1-800-273-llame (8255)Disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Todas las llamadas son confidenciales.

“Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.”

(Visited 13 times, 1 visits today)