Por qué los padres narcisistas crían hijos adultos

Por qué los padres narcisistas crían hijos adultos

Una característica común a casi todos los padres narcisistas es la necesidad de criar a sus hijos. Esto puede ser tan directo como hacer que el niño se sienta incompetente cada vez que intenta algo nuevo, o tan sutil como siempre intervenir y ofrecerse a hacer algo que obviamente puede hacer por sí mismo.

Desafortunadamente, este comportamiento rara vez se detiene incluso después de que el niño llega a la edad adulta. De hecho, a veces empeora cuando los padres narcisistas se preocupan por la creciente independencia de sus hijos y el final de la oferta narcisista.

El Diccionario Collins define la infantización como “el acto de prolongar un estado infantil al tratar a una persona como un bebé”. En otras palabras, tratar deliberadamente a alguien mucho más joven que su edad real.

Los padres narcisistas hacen esto porque ven a sus hijos como una extensión de ellos mismos. Si el niño comienza a darse cuenta de esto, el padre narcisista usará la culpa, el control, el miedo y cualquier otra estrategia que pueda pensar para que el niño vuelva a encarrilarse. Esta es la razón por la que muchos de ellos encuentran que sus años de adolescencia son insoportables, ya que cada vez más adolescentes exigen que se les permita más libertad y control sobre sus propias vidas, exactamente lo que los padres narcisistas sienten más amenazados.

Para combatir esta amenaza, los padres narcisistas socavan la creciente independencia de sus hijos de diversas formas. Esto puede incluir cualquier cosa, desde comunicarles que carecen de la capacidad de manejar las cosas por sí mismos hasta hablarles como si fueran niños pequeños.

Aquí hay algunas otras formas comprobadas en que los padres narcisistas infantilizan a sus hijos adultos:

  • Desaprobar. Esto puede tomar la forma de decirte en silencio que has fallado a sus ojos, o puede tomar la forma de preguntas directas sobre tus elecciones de estilo de vida u otras decisiones que hayas tomado. Casi cualquier decisión que tome sin consultarlos primero encontrará oposición. Hacen esto para que adquieras el hábito de dejar todo atrás primero, reforzando así su creencia de que no puedes tomar tus propias decisiones.
  • meter algún remo en. Muchos padres narcisistas creen que tienen derecho a interferir en la vida privada de sus hijos adultos. Esto puede tomar la forma de decirle con quién debería estar saliendo, o que no se le permite salir. En casos extremos, se sabe que los padres narcisistas sabotean deliberadamente las relaciones de sus hijos adultos.
  • demasiado crítico. Demasiadas críticas están diseñadas para destruir tu confianza en ti mismo. Muchas madres narcisistas les hacen esto a sus hijas con el pretexto de ser “útiles”. Los comentarios dañinos sobre su peso, ropa, opciones de carrera, opciones de pareja o su capacidad para ser un buen padre para sus propios hijos son temas maduros para una madre narcisista y pueden demostrar que ella sabe lo que es mejor para usted, lo que implica que usted no ‘t. . Tonelada.

Ser sostenido como un bebé por un padre narcisista puede ser una parte tan integral de la vida de algunas personas que es posible que ni siquiera se den cuenta de lo enredados que están con sus padres hasta la edad adulta.

Entonces, ¿cómo puedes lograr que un padre narcisista deje de tratarte como a un niño?

Establecer límites.

Lo último que odia un narcisista es ponerse de pie, pero hasta que comiences a establecer algunos límites saludables, seguirán controlando tu vida. No comparta demasiados detalles de su vida privada con ellos, ni les diga nada que puedan usar como munición en su contra más adelante.

Prepara algunas frases útiles.

Memoriza cuatro o cinco frases que se pueden usar en cualquier situación dada. Cuando tu madre narcisista comience a decirte que no lo hará, simplemente di con un tono firme y respetuoso: “Tú tienes tu manera de hacer las cosas y yo tengo la mía. Y ninguno de los dos está equivocado”.

Otras frases pueden incluir:

  • “Gracias, pero puedo manejarlo”.
  • “Puede ser tu opinión, pero no tengo que estar de acuerdo”.
  • “Esta es mi decisión, y no voy a discutirla contigo”.

Al terminar la conversación, privas al narcisista de la oportunidad de tomar el control de la situación.

irse.

Si todo lo demás falla, abandone la habitación. No tiene sentido discutir con un narcisista. Nunca verán tu punto de vista y siempre tendrán razón. Sin embargo, si la situación se vuelve tan perjudicial que tu salud física y mental se resiente, quizás quieras preguntarte si vale la pena tenerlos en tu vida.

TunedIn/Gran inventario

“Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.”

(Visited 34 times, 1 visits today)