Mindfulness en las relaciones interpersonales: respirar juntos

Mindfulness en las relaciones interpersonales: respirar juntos

Comunicarse con los demás enriquece nuestras vidas. Los investigadores han descubierto que cuando nos sentimos cercanos a nuestros amigos y seres queridos, experimentamos una mayor energía y vitalidad, un sentido de valor y dignidad más claro y mejorado.

Las interacciones interpersonales se sienten “correctas” y se refuerzan a sí mismas. Cuando mi esposa y yo nos sentimos cercanos y enamorados, aspiramos a integrarnos en el mundo y enfrentar todo lo que la vida trae.

Necesitará un compañero para realizar este ejercicio. Espere de 20 a 30 minutos.

Primero siéntese cara a cara con la columna relativamente erguida. Cierre los ojos y haga ejercicios de concentración durante 10 a 15 minutos. Concéntrese en la sensación de respirar en el abdomen. Observe cómo su abdomen aumenta con cada inhalación y disminuye con cada exhalación. Siempre que encuentre que su atención divaga, devuélvala suavemente a la sensación de respirar. Cuando te enfrentas a otra persona, puedes notar algunos sentimientos de ansiedad o preocupación. Simplemente deje que estos sentimientos vayan y vengan y devuelva su atención a su respiración.

Después de un poco de concentración, abra suavemente los ojos. Deje que sus ojos se posen en el estómago del otro. Observa la respiración de tu pareja mientras sigues notando las sensaciones ascendentes y descendentes de tu propio cuerpo. Quizás tu respiración comience a sincronizarse, quizás no. De cualquier manera, durante los próximos cinco minutos, trate de vigilar su respiración y la de su pareja.

La siguiente etapa puede parecer bastante intensa, así que siéntete libre de ajustar tu mirada como mejor te parezca. Trate de levantar la mirada y mirar tranquilamente a los ojos de su pareja. No intente comunicar nada especial, simplemente sienta la experiencia de estar con él o ella. Permítase prestar atención a su respiración en segundo plano, mientras concentra la mayor parte de su atención en mirar los ojos de su pareja. Si comienza a sentirse demasiado incómodo, puede bajar los ojos al abdomen de su pareja nuevamente. Puede moverse hacia adelante y hacia atrás entre el abdomen y los ojos para ajustar la intensidad de esta experiencia.

Una vez que mires fijamente a tu pareja a los ojos durante unos minutos, empieza a imaginar cómo era cuando era niño. Imagínese que tiene padres y creció con otros niños. Imagínese cómo él o ella atraviesa la misma etapa que usted: ir a la escuela, convertirse en un adolescente y tal vez finalmente dejar su hogar. Tenga en cuenta que su pareja, como usted, ha tenido miles de alegrías y tristezas, miedos y enojos, anhelos y satisfacciones.

Ahora empieza a imaginar cómo se verá tu pareja a medida que crezca. Tenga en cuenta que, al igual que usted, su pareja se encargará de la siguiente fase del ciclo de vida. Es posible que tenga que luchar contra la debilidad y la vejez. Imagínese cómo le afectará esto: aspectos agradables y desagradables.

Finalmente, tenga en cuenta que, al igual que usted, su pareja morirá algún día. Las moléculas de su cuerpo volverán a circular hacia la tierra o la atmósfera y se transformarán en otras cosas.

Una vez que imagina a su pareja en varias etapas del ciclo de vida, devuelva su atención a quién es ahora. Luego, ponga los ojos en el abdomen de su compañero y respiren juntos durante unos minutos nuevamente.

Por último, cierra los ojos y medita unos minutos para completar el ejercicio. Presta atención a las diferentes sensaciones que acompañan a cada etapa del ejercicio.

“Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.”

(Visited 5 times, 1 visits today)