Manejo de la esquizofrenia: 9 cosas que todo cuidador debe saber

Manejo de la esquizofrenia: 9 cosas que todo cuidador debe saber

Los síntomas de la esquizofrenia se manifiestan de manera diferente en cada persona. Algunas personas con esquizofrenia pueden controlar sus síntomas y atención, mientras que otras pueden necesitar la ayuda de familiares o cuidadores. La siguiente lista puede servir de guía a quienes se encuentren en condiciones de ayudar o cuidar a alguien a quien se le haya diagnosticado esquizofrenia. Es importante tener en cuenta que todas las personas con una enfermedad mental pueden beneficiarse del apoyo, incluso si gestionan su propia atención.

  1. Infórmese sobre los síntomas de la esquizofrenia.

    Saber cuáles son y cuáles no son los síntomas de la esquizofrenia lo ayudará a determinar si alguien bajo su cuidado está luchando con su enfermedad. Una simple búsqueda en Google puede brindarle muchos artículos sobre la diferencia entre los síntomas negativos y positivos de la esquizofrenia. También puede preguntarle a su médico acerca de los recursos y la información disponibles. Educarse a sí mismo es el primer paso para comprender por lo que está pasando alguien que le importa.

  2. Conozca los efectos secundarios de todos los medicamentos que toma su médico.

    Conocer los efectos secundarios puede alertarlo sobre problemas potencialmente graves antes de que se agraven. Muchos medicamentos requieren análisis de sangre regulares para controlar los niveles de colesterol y azúcar en la sangre. Pregúntele a su médico acerca de otras pruebas que pueda necesitar para su medicamento específico. Siempre consulte a su médico o farmacéutico antes de tomar cualquier medicamento de venta libre. Algunos medicamentos de venta libre pueden causar interacciones medicamentosas negativas.

  3. Infórmese sobre los derechos y las leyes de las personas con enfermedades mentales en su estado.

    Nadie quiere pensar en lo peor, pero es necesario prepararse para una crisis o emergencia. Si alguien bajo su cuidado necesita ser hospitalizado, infórmese sobre las leyes en su área sobre compromisos involuntarios y voluntarios. Infórmese de la ubicación del hospital más cercano con planta psiquiátrica.

  4. Haz un plan de contingencia.

    Hable con la persona bajo su cuidado cuando esté estable y pregúntele qué le gustaría hacer en una emergencia. ¿Quieren que se comunique con su psiquiatra de inmediato? Si quieren que se comunique con su psiquiatra, asegúrese de que haya una “divulgación de información” para que su médico pueda compartir la información legalmente con usted.

  5. Mantenga todos los números de teléfono relacionados con el tratamiento en un lugar de fácil acceso.

    Algunos números de teléfono importantes pueden incluir farmacias, terapeutas, médicos, familiares, etc. Si hay una emergencia, no tienes que buscar un número de teléfono.

  6. Investigue todos los servicios disponibles en su área.

    Alguien bajo su cuidado puede ser elegible para servicios que usted desconocía. También puede haber grupos o estudios beneficiosos.

  7. Se fomenta el autocuidado y la independencia.

    Para algunas personas con síntomas de esquizofrenia, cosas como la higiene personal pueden volverse difíciles de mantener. Enseñar o alentar la participación en habilidades básicas, como lavar la ropa, cocinar y otras formas de cuidar de su familia y de usted mismo, puede ayudar a desarrollar la autoestima y la motivación.

  8. Fomentar la interacción social.

    Muchas personas con esquizofrenia pueden carecer de motivación, especialmente cuando se trata de compromiso social. Algunas ciudades tienen clubes para personas que se recuperan de crisis mentales. Una casa club puede ayudar a las personas que le importan a entablar relaciones, participar en eventos y posiblemente obtener capacitación laboral. Si su área no tiene una casa club o un lugar de reunión para personas con enfermedades mentales, puede consultar con su capítulo local de NAMI (Alianza Nacional para las Enfermedades Mentales) acerca de las posibles oportunidades de participación social.

  9. Cuidate.

    Tener un familiar con una enfermedad mental puede ser estresante para todos los involucrados. Asegúrese de tener su propia red de apoyo y tome las medidas necesarias para garantizar que se satisfagan sus necesidades. Un café con amigos, una salida nocturna, un viaje al gimnasio o cualquier actividad que te haga sentir bien puede ayudarte a recuperar energías y enfrentar tus desafíos diarios.

Con tratamiento e intervención temprana, es posible que las personas diagnosticadas con esquizofrenia se recuperen y regresen a sus vidas anteriores. Encontrar ejemplos de personas que han vivido con éxito con el mismo diagnóstico puede ofrecer la esperanza de que pueda ayudarlo a superar algunos de sus días más difíciles.

Hombre ayudando a mujer disponible en Shutterstock

“Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.”

(Visited 22 times, 1 visits today)