Entender y reconocer la presión

Entender y reconocer la presión

Todo el mundo ha experimentado estrés. Todos tenemos requisitos y nuestra respuesta a estos requisitos varía. Nuestra respuesta a estas necesidades determina nuestro nivel de estrés.

La vida es estresante. A veces va y viene, a veces persiste. A veces, nuestros factores estresantes son pequeños, a veces son grandes. La presión puede provenir del interior o del exterior. Existen diferentes tipos y causas de estrés. Comprender que el estrés es una parte importante del manejo del estrés.

El manejo del estrés nos da la oportunidad de dar un paso atrás y reiniciar. No queremos esperar a que nuestro cuerpo nos indique que estamos bajo demasiado estrés. Queremos ser capaces de reconocer el estrés y afrontarlo de forma eficaz.

Hay dos tipos principales de estrés agudo y estrés crónico.

El estrés agudo es la respuesta directa del cuerpo a una amenaza percibida. Esto a menudo se conoce como respuesta de lucha o huida. Esta presión no siempre es mala. Puede alejarte del peligro o, en algunos casos, incluso darte energía. En términos generales, el estrés agudo no causa mayores problemas. Cuando el estrés agudo ocurre con frecuencia o con regularidad, puede causar ansiedad, ataques de pánico, trastorno de estrés postraumático y otros problemas relacionados con la salud.

El estrés crónico ocurre cuando varias fuentes de estrés agudo no desaparecen. El cuerpo no tiene respuesta de lucha o huida a esta presión. De hecho, es posible que ni siquiera te des cuenta de esta presión. Por lo general, se acumula con el tiempo y sus efectos pueden volverse más problemáticos y causar problemas más duraderos.

Una de las mejores formas de identificar la fuente del estrés es llevar un “diario del estrés”. Cuando esté consciente de depresión, ansiedad, abrumador o cualquier otra emoción negativa, escriba la situación o el desafío. Es posible que incluso desee calificar la intensidad en una escala del 1 al 10. Al escribir sus factores estresantes, puede identificar algunos patrones y desencadenantes. Tómese un momento para confirmar si el estrés se siente temporalmente o si dura un día entero o más. Observe si lo desencadenan cosas pequeñas o grandes problemas. Finalmente, determine si son fuentes de presión internas o fuentes de presión externas.

La mayor parte de nuestra presión interna proviene de nuestros propios pensamientos y creencias. Tenemos la capacidad de controlarlos, pero a veces nos preocupan las preocupaciones, la ansiedad, la incertidumbre, el miedo y otras formas de emociones negativas. Determina si esto es adecuado para ti.

Los estresores externos son cosas que nos suceden pero que a menudo están fuera de nuestro control. Estos son eventos impredecibles, como nuevos plazos o problemas financieros inesperados. Estos tipos de factores estresantes también pueden incluir cambios importantes en la vida, positivos o negativos. Estos pueden incluir la promoción, el nacimiento o la adopción de niños, o problemas de salud inesperados o la muerte de seres queridos.

Es posible que desee estudiar algunas pruebas de estrés en línea. Existen múltiples versiones para determinar el nivel de presión con un alto grado de precisión.

Una vez que haya identificado los factores desencadenantes, puede comenzar a pensar en formas de controlar el estrés. Es posible que desee participar en ejercicios de relajación, meditación, atención plena u otras técnicas de manejo del estrés. Es importante recordar que las técnicas de manejo del estrés generalmente no curan de inmediato. Estas técnicas a veces requieren práctica y uso durante un período de tiempo para ser efectivas.

Reconocer que el estrés es solo el primer paso para manejarlo. Es posible que no pueda eliminarlo porque la vida sucederá, pero puede aprender a sobrellevarlo mejor. Si encuentra que su estrés es crónico y se siente incapaz de sobrellevarlo, o comienza a darse cuenta de síntomas mentales o físicos que indican que está demasiado estresado, consulte a un médico o terapeuta.

“Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.”

(Visited 4 times, 1 visits today)