El sistema de casa enredada: qué es y cómo deshacerse de él

El sistema de casa enredada: qué es y cómo deshacerse de él

Estar cerca de la familia suele ser algo bueno, pero también puede ser demasiado cerca.

El enredo describe relaciones familiares que carecen de límites, como roles y expectativas mixtos, padres que dependen excesiva e inapropiadamente del apoyo de los niños y no permiten que los niños sean emocionalmente independientes o separados de sus padres. Los miembros de la familia se fusionan emocionalmente de una manera poco saludable.

Signos y síntomas comunes de angustia

Si creciste en una familia enredada, estas señales comunes de enredo te resultarán familiares.

  • Falta de límites emocionales y físicos.
  • No piensas en lo que es mejor para ti o lo que quieres, siempre se trata de complacer o cuidar a los demás.
  • Te sientes responsable de la felicidad y el bienestar de los demás.
  • Si desea reducir el contacto (no hable con su madre todas las semanas o quiera tomarse unas vacaciones sin sus padres), o toma decisiones que funcionan a su favor (como mudarse a una buena oportunidad de trabajo en otro lugar del país), te sientes culpable o avergonzado.
  • La autoestima de sus padres parece depender de su éxito o logro.
  • Tus padres quieren saber todo sobre tu vida.
  • Tus padres viven a tu alrededor.
  • Tus padres te disuaden de seguir tus sueños, pueden imponer sus ideas sobre lo que debes hacer.
  • Los miembros de la familia comparten en exceso experiencias y sentimientos personales, lo que da como resultado expectativas poco realistas, dependencias poco saludables y roles confusos. A menudo, los padres enredados ven a sus hijos como amigos, confían en ellos para recibir apoyo emocional y comparten información personal inapropiada.
  • Sientes que tienes que cumplir con las expectativas de tus padres, tal vez renunciando a tus propias metas porque no están de acuerdo.
  • Intenta evitar el conflicto, pero no sabe cómo decir que no.
  • No tienes un fuerte sentido de quién eres.
  • Absorbes los sentimientos de otras personas y sientes que necesitas resolver los problemas de otras personas.

¿Qué causa el enredo?

El enredo es una dinámica familiar disfuncional que se transmite de generación en generación. Tendemos a recrear la dinámica familiar con la que crecimos porque nos resulta familiar. El enredo generalmente proviene de algún tipo de trauma o enfermedad (adicción, enfermedad mental, niño en estado crítico sobreprotegido). Sin embargo, dado que a menudo es un patrón intergeneracional, es posible que no pueda identificar los orígenes del enredo familiar. Es más importante identificar las formas en que el enredo te está causando dificultades y trabajar para cambiar estas dinámicas en tu relación.

Las familias necesitan límites

Los límites establecen roles adecuados, quiénes son responsables de las cosas en la familia. Los límites crean un espacio físico y emocional entre los miembros de la familia. Los límites crean seguridad en el hogar. Reflejan respeto por las necesidades y sentimientos de todos, comunican expectativas claras e identifican lo que se puede y lo que no se puede hacer.

A medida que el niño crece, los límites deben cambiar gradualmente para permitir una mayor autonomía, más privacidad, el desarrollo de sus propias creencias y valores, etc. En familias saludables, se anima a los niños a ser emocionalmente independientes, a separarse, a perseguir sus propios objetivos, a ser ellos mismos, en lugar de ser una extensión de sus padres (compartiendo sus sentimientos, creencias, valores) o cuidando de sus padres.

En una familia enredada, estos límites saludables no existen. Los padres comparten información personal en exceso. No respetan la privacidad. Dependen de sus hijos para obtener apoyo emocional o amistad. No permiten que los niños tomen sus propias decisiones y errores. Se desalienta a los niños a explorar su propia identidad, madurar emocionalmente y separarse de sus padres.

Esto coloca la carga sobre el niño de:

  • Cuidar a los padres (generalmente cuando son emocionalmente inmaduros)
  • Confusión de roles (los niños deben cuidar a sus padres y/o ser vistos como amigos o confidentes)
  • Pon las necesidades de tus padres por encima de las tuyas
  • Falta de respeto por sus sentimientos, necesidades y personalidad.

Los niños necesitan ser independientes de sus padres.

Para ser un adulto maduro y emocionalmente saludable, debes ser individual e independiente de tus padres. La personalización es el proceso de separarse física, emocional, intelectual, espiritualmente, etc. La personalización es el proceso de convertirse en un individuo, no solo en una extensión del padre.

El proceso de individuación normal es evidente en los adolescentes. Aquí es cuando normalmente comenzamos a pasar más tiempo con nuestros amigos. Probamos nuestro propio estilo y apariencia. Nos damos cuenta de que no tenemos que creer las mismas cosas que creían nuestros padres. Entendemos claramente nuestros valores, creencias e intereses y somos capaces de expresarlos y actuar en consecuencia. Tomamos más decisiones por nosotros mismos. En otras palabras, comenzamos a descubrir quiénes somos como individuos únicos y buscamos en el mundo exterior mayores oportunidades.

En familias enredadas, la individualización es limitada. Es probable que caiga en un estado emocionalmente dependiente, como el de un niño. Esto crea una extraña yuxtaposición de ser indiferenciado, emocionalmente inmaduro y ser padre (tratado como un amigo o cónyuge sustituto).

el enredo es confuso

El enredo se puede confundir con una intimidad saludable, especialmente si ambos lo saben. El enredo crea lazos emocionales, dependencias e intimidad entre los miembros de la familia. Pero no es una dependencia o conexión saludable. Se basa en utilizar a las personas para satisfacer sus necesidades emocionales en lugar de convertirlas en personas totalmente propias. Los adultos no deben usar a sus hijos (u otros) para sentirse valorados y seguros.

legado enredado

Además de los problemas mencionados anteriormente, el enredo puede dar lugar a otros problemas como estos.

  • Buscando aprobación y baja autoestima.
  • miedo a ser abandonado
  • ansiedad
  • No desarrollar un fuerte sentido de sí mismo; no mantenerse en contacto con sus sentimientos, intereses, creencias, etc.
  • no perseguir tus objetivos
  • Acarrear culpa y responsabilidad indebidas
  • difícil hablar por uno mismo
  • relación de interdependencia
  • No aprenda a calmarse a sí mismo, sentarse en emociones difíciles y calmarse cuando esté molesto.
  • sentirse responsable de aquellos que abusan de usted o se niegan a asumir la responsabilidad por sí mismos

acabar con el enredo

Si creciste en una familia enredada, es posible que hayas replicado el enredo y la interdependencia en otras relaciones. Sin embargo, eso no significa que esté condenado a perder una relación disfuncional para siempre. Estos son los cuatro componentes básicos para revertir el enredo y convertirse en una persona más sana y auténtica.

1. Establezca límites.

Aprender a establecer límites es necesario si vas a cambiar una relación enredada. Los límites crean una separación saludable entre usted y los demás. Necesitamos límites físicos (como el espacio personal, la privacidad y el derecho a rechazar abrazos u otro contacto físico) y límites emocionales (como el derecho a tener nuestros propios sentimientos, decir no, ser respetados o no aceptar llamadas de personas tóxicas). ).

Para comenzar, debe identificar los límites específicos que necesita. Preste atención cuando se sienta culpable, resentido, despreciado o enojado. Es probable que explorar lo que se esconde detrás de estos sentimientos viole los límites. Para aprender los conceptos básicos para establecer límites, consulte mis 10 pasos para establecer límites y mis artículos sobre Establecer límites con personas tóxicas.

2. Descubre quién eres.

El enredo nos impide desarrollar un fuerte sentido de identidad. Como resultado, es posible que no tengas una idea clara de quién eres, qué es importante para ti, qué quieres hacer, etc. Puede sentirse obligado a hacer cosas que complazcan a los demás y sofoquen sus intereses, metas y sueños porque los demás no lo aprobarán ni lo entenderán.

Una parte importante de separarte de las relaciones enredadas es descubrir quién eres realmente. ¿Cuáles son tus intereses, valores y objetivos? ¿Cuáles son sus puntos fuertes? ¿Qué te apasiona? ¿Dónde te gusta ir de vacaciones? ¿Cuáles son sus creencias religiosas o espirituales? Este puede ser un proceso incómodo si no se le anima a desarrollar sus propios intereses y creencias. Puede suscitar sentimientos de culpa o traición. Pero no importa lo que digan los demás, ponerse a uno mismo primero no es egoísta. No tiene nada de malo tener sus propias opiniones y preferencias y tomar medidas.

Primero, puedes completar estas 26 preguntas para conocerte mejor, explorar cosas que te interesen y descubrir nuevos pasatiempos.

3. Deja de sentirte culpable.

La culpa puede ser una gran barrera para establecer límites, mantener la confianza en uno mismo, desarrollar un sentido independiente de uno mismo y hacer lo que es correcto para uno mismo en lugar de lo que otros piensan que es correcto. En familias con problemas, la culpa se usa a menudo como una táctica de manipulación. Se nos dice que si vamos contra la corriente, es incorrecto, egoísta o indiferente. Con el tiempo, la mayoría de nosotros internalizamos esta culpa y llegamos a creer que está mal establecer límites o tener nuestras propias opiniones. Este pensamiento vicioso a menudo está tan arraigado que es el enredo más difícil de superar.

El primer paso para cambiarlo es reconocer que la culpa y la autocrítica no ayudan ni reflejan fielmente la realidad. Observe con qué frecuencia se siente culpable y con qué frecuencia su culpa determina su comportamiento. Luego trate de desafiar los pensamientos distorsionados que perpetúan la culpa. Cambiar de opinión puede ser un proceso desalentador, pero puedes reducir tu culpa inapropiada poco a poco.

4. Obtenga apoyo.

Deshacerse del enredo es difícil porque puede ser un patrón de relación que conoce desde el nacimiento, y aquellos que se benefician de su enredo definitivamente intentarán dificultarle el cambio. Obtener ayuda de un terapeuta profesional o un grupo de apoyo como Codependientes Anónimos es invaluable para aprender nuevas habilidades y reducir la culpa y la vergüenza.

Cambiar la dinámica familiar enredada puede ser abrumador. Sin embargo, el enredo existe en un continuo, al igual que la terapia. No tienes que cambiar todo a la vez. Simplemente elija un cambio en el que centrarse y comprométase con la mejora continua en esa área. ¡Se vuelve más fácil!

Para leer más de mis artículos y consejos sobre relaciones emocionalmente saludables, suscríbase a mi correo electrónico semanal.

2019 Sharon Martin, LCSW. reservados todos los derechos. Fotografía: Anne Spratton en Unsplash

Psych Central no revisa el contenido que aparece en nuestra red de blogs (blogs.psychcentral.com) antes de su publicación. Todas las opiniones expresadas en este artículo pertenecen únicamente al autor y no reflejan las opiniones del personal editorial ni de la gerencia de Psych Central. Publicado en PsychCentral.com. reservados todos los derechos.

“Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.”

(Visited 7 times, 1 visits today)