Depresion y ansiedad

Depresion y ansiedad

Muchas personas creen erróneamente que la mayoría de las personas deprimidas no tienen energía. Pero este no es siempre el caso, ya que algunas personas con depresión a menudo experimentan una forma u otra de ansiedad.

La depresión y la ansiedad no son lo mismo, aunque a primera vista parezcan muy similares. La depresión produce emociones como la desesperanza, la desesperanza y la ira. Los niveles de energía a menudo son muy bajos y las personas deprimidas a menudo se sienten abrumadas por las tareas cotidianas y las relaciones críticas para la vida.

Sin embargo, las personas con trastornos de ansiedad experimentan miedo, pánico o ansiedad en situaciones en las que la mayoría de las personas no se sentirían ansiosas o amenazadas. Los pacientes pueden experimentar ataques repentinos de pánico o ansiedad sin desencadenantes reconocidos y, a menudo, viven con preocupación o ansiedad constantes. Sin tratamiento, estos trastornos pueden limitar la capacidad de una persona para trabajar, mantener relaciones o incluso salir de casa.

La ansiedad y la depresión a menudo se tratan casi de la misma manera, lo que puede explicar por qué los dos trastornos a menudo se confunden. Los antidepresivos a menudo se usan para tratar los trastornos de ansiedad y la terapia conductual a menudo puede ayudar a las personas a superar ambas afecciones.

depresion y ansiedad

Si bien nadie sabe la causa exacta, muchas personas con depresión también experimentan ansiedad. En un estudio, el 85 % de las personas con trastorno depresivo mayor también fueron diagnosticadas con trastorno de ansiedad generalizada, mientras que el 35 % tenía síntomas de trastorno de pánico. Otros trastornos de ansiedad incluyen el trastorno obsesivo-compulsivo y el trastorno de estrés postraumático (TEPT). Debido a que a menudo van de la mano, la ansiedad y la depresión se consideran mellizos de los trastornos del estado de ánimo.

Se cree que es causada en parte por un mal funcionamiento de la química cerebral, pero la ansiedad generalizada no es la preocupación normal que sienten las personas antes de hacerse una prueba o esperar los resultados de una biopsia. Las personas con trastornos de ansiedad sufren lo que el presidente Franklin Roosevelt llamó «el miedo mismo». Por razones que solo se entienden parcialmente, el mecanismo de lucha o huida del cerebro se activa incluso cuando no hay una amenaza real presente. La ansiedad crónica es como ser acechado por un tigre imaginario. La sensación de estar en peligro nunca desaparece.

«Incluso peor que la depresión, mi ansiedad y agitación se convirtieron en los síntomas definitorios de mi enfermedad. Como una convulsión, una serie de frenéticos ataques de ansiedad me sobrevenían sin previo aviso. Poseído por una fuerza demoníaca caótica, que me hacía temblar, caminar, y golpearme contra el pecho o la cabeza. Esta autoflagelación parecía proporcionar una salida física para mi tormento invisible, como si estuviera saliendo de una olla a presión y liberando vapor». — Doug Bullock

Estar ansioso y deprimido es un gran desafío. Los médicos han observado que cuando la ansiedad y la depresión coexisten, los síntomas de depresión y ansiedad son más graves que cuando estos trastornos ocurren solos. Además, los síntomas de la depresión tardan más en resolverse, lo que hace que la enfermedad sea más crónica y resistente al tratamiento. Finalmente, la depresión con aumento de la ansiedad tiene una tasa de suicidio mucho más alta que la depresión sola. (En un estudio, el 92% de las personas con depresión que habían intentado suicidarse también sufrían de ansiedad severa.*) Al igual que el alcohol y los barbitúricos, la depresión y la ansiedad combinadas pueden ser una combinación fatal.

¿Qué se puede hacer con los trastornos de ansiedad?

La ansiedad, como la depresión, es fácil de tratar. Para obtener más información sobre el tratamiento de la ansiedad, lea este artículo.

“Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.”