Comprender la procrastinación

Comprender la procrastinación

La procrastinación es un problema común para los estudiantes y muchos adultos. Hay muchas personas que luchan con los plazos a diario y sienten que la ruina es inminente a medida que se acercan las fechas de los exámenes o proyectos. Este es uno de los mayores problemas que tienen los centros de consejería universitaria, y casi todos tienen que lidiar en algún momento de sus vidas.

Este artículo describe las causas fundamentales de la procrastinación.

La procrastinación tiene muchas causas

Hay muchas causas fundamentales de la procrastinación, y las razones específicas varían de persona a persona. Sin embargo, las causas a menudo están interrelacionadas y muchas de ellas deben abordarse adecuadamente antes de que pueda vencer la procrastinación.

Pensamiento y Distorsión Cognitiva

Las investigaciones muestran que las personas que procrastinan a menudo desarrollan cinco distorsiones cognitivas que promueven la procrastinación. (Qué es distorsión cognitiva• A menudo se le llama pensamiento irracional o pensamiento ilógico. )

  • Una persona sobreestima el tiempo restante para completar la tarea y subestima el tiempo requerido para completar la tarea
  • Una persona sobreestima su motivación futura (a menudo piensa que estará más motivada para completar tareas en el futuro)
  • Una persona piensa que necesita estar en el estado de ánimo adecuado para tener éxito en una tarea, si no tiene el estado de ánimo adecuado, no tendrá mucho éxito en la tarea.

La raíz de la procrastinación

La mayoría de las personas posponen las cosas porque buscan el perfeccionismo, tienen miedo de no hacer bien las tareas o simplemente porque su tiempo y recursos están demasiado desordenados. La procrastinación rara vez es una señal de que algo más le está sucediendo a la persona, como signos de trastorno por déficit de atención.

perfeccionismo

Los perfeccionistas tienen muchos pensamientos irracionales, pero como la mayoría de estos pensamientos, no se dan cuenta de que lo están haciendo. El perfeccionismo se define como el miedo a fallar o cometer errores, miedo a la desaprobación o la decepción, pensamiento en blanco y negro (todo o nada, sin tonos de gris), énfasis en «debería» («¡Debería poder hacer esto!»), y confiar en que el éxito de los demás es fácil para ellos.

Una actitud perfeccionista crea un círculo vicioso. Primero, los perfeccionistas establecen metas inalcanzables. En segundo lugar, no pudieron lograr esos objetivos porque era imposible comenzar. Por lo tanto, no poder alcanzarlos es inevitable. En tercer lugar, la presión constante por luchar por la perfección y los inevitables fracasos crónicos reducen la productividad y la eficiencia. En cuarto lugar, este ciclo conduce a la autocrítica perfeccionista y la autoinculpación, lo que lleva a una baja autoestima. También puede conducir a la ansiedad y la depresión. En este punto, el perfeccionista puede abandonar sus metas por completo, establecer metas diferentes y pensar: «Esta vez, mientras lo intente, lo lograré». Tal pensamiento comienza el ciclo de nuevo.

Miedo

El miedo es un gran motivador, pero también puede ser un gran refuerzo sin lograr mucho. Los postergadores que son impulsados ​​por el miedo a menudo usan la evasión y tienen un fuerte deseo de retrasar una tarea o simplemente esperar a que expire para que ya no sea necesario ocuparse de ella. A medida que aumenta el número de tareas, los procrastinadores pueden frustrarse y negarse a fracasar. Este miedo se refuerza a sí mismo, porque cada vez que fracasan debido a la procrastinación, refuerza su creencia en sus propias habilidades y autoestima: «Sé que voy a fracasar, entonces, ¿de qué sirve siquiera empezar a trabajar?». ¿Una tarea?» Este ciclo se repetirá sin cesar en el transcurso de un semestre o un año, y la persona simplemente se paralizará por el miedo a fallar o hacerlo mal en una tarea.

El miedo a fallar o hacer mal una tarea es difícil de superar porque el miedo a menudo se basa en la emoción más que en la lógica. La mayoría de las tareas están basadas en la lógica, mientras que la mayor parte de la procrastinación tiende a estar basada en la emoción (o confusión, una forma de falta de lógica). Sin embargo, se puede superar la procrastinación basada en el miedo utilizando las mismas herramientas y el mismo enfoque que el caos, porque una vez que una persona acepta que puede tener éxito, el éxito sigue.

Confusión

La confusión puede ser la mayor causa de postergación, especialmente entre los estudiantes. Si bien todos aprenden su ABC y trigonometría, nadie enseña habilidades de organización en la escuela. El mayor lío es priorizar correctamente las tareas. La mayoría de los procrastinadores tienden a abordar primero las tareas más fáciles, independientemente de su urgencia. Sin embargo, las tareas más urgentes o más difíciles comienzan a acumularse cuando se retrasan. En última instancia, estas tareas urgentes deben abordarse y la tarea actual debe dejarse de lado para centrarse en la tarea urgente en cuestión. Puede ver cómo esto puede conducir rápidamente a una agenda desordenada y a un malentendido sobre qué tareas deben manejarse y en qué orden.

La confusión se ve reforzada por creencias irracionales que prácticamente no tienen base en los hechos. Una de esas creencias es que las tareas son partes que no se pueden subdividir. Si la tarea no se puede hacer de una vez, como un todo, entonces ni siquiera vale la pena hacerla.

Otra creencia irracional que genera aún más confusión es que cada nueva tarea u oportunidad que surja debe abordarse primero y luego volver a la tarea más apremiante. Esta distracción significa que los procrastinadores a menudo no pueden «concentrarse en la tarea» porque surgen otras cosas. «Algo más» puede ser cualquier cosa. El punto no es qué son las otras cosas, sino que distrae a las personas de continuar completando la tarea principal.

Finalmente, muchos procrastinadores creen que su memoria es mejor que la propia. A todos nos gusta pensar que podemos recordar todo lo que nos dijeron, todos los plazos importantes, fechas de exámenes, etc. Pero la verdad es que, en esta sociedad acelerada y multitarea, es fácil olvidar cosas (¡incluso las cosas importantes!) Desafortunadamente, muchos procrastinadores no admiten haber olvidado nada, lo que exacerba sus problemas de procrastinación y confusión.

“Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.”