Comprender el impacto del trauma: trastorno de estrés postraumático (TEPT)

Comprender el impacto del trauma: trastorno de estrés postraumático (TEPT)

El efecto psicológico básico del trauma es la destrucción de la inocencia. El trauma puede hacer que uno pierda la fe en la existencia de seguridad, previsibilidad o significado en el mundo, o en cualquier lugar seguro para retirarse. Implica una desilusión total. Debido a que los eventos traumáticos a menudo no pueden ser procesados ​​por la mente y el cuerpo como otras experiencias, no se integran ni digieren debido a su naturaleza abrumadora e impactante. El trauma entonces toma su propia vida y, a través de sus efectos persistentes, persigue al sobreviviente e impide que la vida normal continúe hasta que la persona reciba ayuda.

El trastorno de estrés postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés) es una condición que resulta de la exposición a eventos psicológicamente angustiantes fuera del rango de la experiencia humana que es marcadamente angustiante para casi cualquier persona y causa intenso miedo, miedo e impotencia. El trauma es un ataque a la fisiología y psicología de una persona. El evento puede haber ocurrido recientemente o hace mucho tiempo. Hay 3 categorías de síntomas de TEPT: 1) hiperexcitación, 2) reexperimentación y 3) evitación/entumecimiento.

sobreexcitado Se refiere a la función fisiológica de la persona traumatizada en un estado de funcionamiento a alta velocidad, que no puede ser reiniciado debido al impacto psicológico del evento que ocurre. Los síntomas de hiperexcitabilidad incluyen: dificultad para conciliar el sueño y concentrarse, sobresaltarse fácilmente, irritabilidad, enojo, agitación, pánico e hiperexcitación (alto nivel de alerta ante el peligro).

sintomas volver a experimentar Incluye: recuerdos intrusivos, pesadillas, escenas retrospectivas, respuestas exageradas a recordatorios de eventos y reexperimentación (incluida la reexperimentación de síntomas físicos cuando el cuerpo los “recuerda”).

entumecimiento Incluyendo sentirse robótico o “autónomo”, desconectado del sentimiento y el dinamismo, reemplazado por un sentimiento sin vida. Los síntomas de entumecimiento/evitación incluyen: pérdida de interés en la vida y en los demás, desesperanza, aislamiento, evitación de pensamientos y sentimientos relacionados con el evento traumático, sentirse separado y distante de los demás, retraimiento, depresión y narcosis emocional. Centrarse en evitar el trauma o los sentimientos y pensamientos relacionados con el trauma puede convertirse en un enfoque central en la vida de un sobreviviente.

Después de un trauma, es normal experimentar una variedad de síntomas típicos de PTSD. Sin embargo, cuando estos síntomas persisten por más de 3 meses, se consideran parte del síndrome de TEPT. Sin embargo, en algunos casos, los síntomas pueden tardar en aparecer. El PTSD tardío es a menudo típico en el entorno de abuso y trauma físico o sexual infantil. Los síntomas pueden ocultarse a través de contracciones emocionales o disociación, y luego aparecer después de eventos importantes de la vida, factores estresantes o factores estresantes que se acumulan con el tiempo, desafiando las defensas de una persona. Los factores de riesgo para el PTSD incluyen la falta de apoyo social, la falta de reconocimiento público o confirmación de lo que sucedió, la vulnerabilidad a traumas previos, la agresión interpersonal (especialmente con personas de confianza), el afrontamiento a través de la evitación, incluida la evitación Sentir o mostrar sentimientos (ver los sentimientos como debilidades) , pérdida real o simbólica: creencias, fantasías, relaciones, inocencia, identidad, honor, orgullo previamente sostenidos.

Muchas personas con PTSD no buscan tratamiento porque sus síntomas no se identifican correctamente o se identifican como relacionados con el trauma, o no saben que sus síntomas son tratables. Además, la evasión, el retraimiento, la interrupción de la memoria, el miedo, la culpa, la vergüenza y la desconfianza inherentes asociados con el PTSD pueden dificultar la búsqueda de ayuda.

El TEPT es tratable. Tratar el PTSD a través de la psicoterapia implica ayudar a que el trauma se procese e integre para que termine jugando en un segundo plano como otros recuerdos, en lugar de cobrar vida propia. El tratamiento para el PTSD inicialmente se enfoca en afrontar y consolar, restaurar una sensación de seguridad, calmar el sistema nervioso y educar a las personas sobre lo que están experimentando y por qué, e interrumpir el ciclo natural de evitación a través del proceso de hablar (que en realidad es un proceso largo). -término) síntomas de PTSD, aunque inicialmente es adaptativo y autoprotector). La terapia brinda a los sobrevivientes de trauma un lugar seguro para contar sus historias, reducir el aislamiento y tolerar saber lo que sucedió. Los psicólogos ayudan a los pacientes a establecer conexiones entre los sentimientos y los síntomas que ocurren en varios aspectos de los eventos actuales y traumáticos. A través de la terapia, los sobrevivientes comienzan a comprender lo que sucedió y cómo los afectó, se redescubren a sí mismos y al mundo a partir de ello y, en última instancia, restauran las relaciones y las conexiones en sus vidas.

Incluso sin un TEPT en toda regla, las personas pueden quedar traumatizadas por un evento, como la muerte de un ser querido, que sigue siendo doloroso o interfiere con sus vidas. El trauma y el duelo no resuelto pueden generar sentimientos abrumadores, depresión, agitación y ansiedad, desconfianza en los demás, dificultades en las relaciones, vergüenza, culpa, sentimientos de desesperanza o falta de sentido, impotencia y desesperanza. El trauma implica sentimientos de tristeza y pérdida. El duelo puede ser traumático, especialmente cuando se trata de una muerte repentina o no natural.

El tratamiento exitoso del PTSD permite que los sentimientos y recuerdos traumáticos se vuelvan conscientes e integrados, o digeridos, de modo que los síntomas ya no sean necesarios y eventualmente desaparezcan. Este proceso de integración hace que el trauma sea parte de la memoria normal, no algo que siempre se teme y evita, interfiere con la vida normal y se congela en el tiempo. La recuperación implica sentirse empoderado, reconectarse con uno mismo, los sentimientos y los demás, y volver a encontrar el sentido de la vida. La rehabilitación permite que los pacientes se recuperen para que puedan volver a la vida.

“Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.”

(Visited 43 times, 1 visits today)