Cómo vencer el pensamiento negativo

Cómo vencer el pensamiento negativo

¿Siempre recuerdas criticar, nunca alabar? ¿Pasas horas pensando en errores anteriores? Puedes quedar atrapado en pensamientos negativos, pero hay una manera de salir de este patrón.

Para algunas personas, la felicidad no parece durar mucho y luego se convierte en pensamientos y sentimientos menos positivos. Pero si su capacidad de atención es más negativa de lo que le gustaría, no piense que es solo un mal hábito: los eventos negativos tienden a quedarse para todos por más tiempo que los felices. Está en la naturaleza humana dedicar tiempo a investigar qué salió mal para aprender para el futuro. Así que no te digas a ti mismo que eres paranoico, sé realista.

Sin embargo, si los pensamientos negativos nublan tu vida, puedes aprender algunas técnicas para detenerlos.

Controla los pensamientos negativos:

  • contrarrestarlos. Recuerda una situación que te haga sentir a gusto y tranquilo. Trae este sentimiento a tu mente.
  • Mantén tu punto. Las cosas rara vez son tan malas como parecen a primera vista. Evita sacar conclusiones precipitadas.
  • Pensamientos separados. Sea claro en cada tema individual en lugar de desordenarlos.
  • Se racional. No dejes que el pánico se apodere de ti. Usa tu energía para encontrar una solución.
  • Busca lo positivo. Por lo general, existe la oportunidad de cambiar las cosas.

entender el pensamiento negativo

Todos a veces quedamos atrapados en un ciclo de pensamiento negativo, y hay una razón neurológica para esto, dicen los científicos. Cuando la amígdala, la parte del cerebro que se cree que juega un papel clave en el estado de ánimo, se activa, permanece así durante largos períodos de tiempo. Al mismo tiempo, el recuerdo de la situación queda impreso en el cerebro. Cuanto más emocional es la situación, más fuerte es el recuerdo.

Con el tiempo, los recuerdos específicos se unen a emociones específicas. Por ejemplo, sentirse nervioso puede traer recuerdos de haber sido despedido hace algunos años y el sentimiento persistirá. Esto puede continuar por mucho tiempo y se conoce como “inundación”, donde cada evento negativo que has experimentado alguna vez te viene a la mente de manera repentina y abrumadora.

Este proceso puede evolucionar para ayudarnos a sobrevivir y prepararnos para lo peor, ya que las emociones negativas pueden activar las alarmas que exigen atención y nos alertan de que algo anda mal. Al mismo tiempo, el cuerpo produce hormonas de “lucha o huida” y nos ponemos nerviosos.

Los beneficios del pesimismo

Sin embargo, la negatividad no es necesariamente del todo mala. Algunos psicólogos creen que el pesimismo tiene sus méritos. Aquellos que anticipan lo peor tienden a tener más recursos porque están mejor preparados cuando las cosas van mal.

Estar deprimido puede alentarnos a estar solos por un tiempo, darnos una idea y darnos la oportunidad de reunir fuerzas. La depresión tiende a hacer que las personas sean más cautelosas y lentas para actuar. Puede quedar claro más adelante que este sentimiento es una señal de que el momento no es el adecuado. Las decisiones y acciones se pueden tomar más tarde cuando nos sintamos más seguros.

Cómo se desarrolla el pensamiento negativo

Nuestra educación puede estar en el corazón de experimentar pensamientos negativos con más frecuencia que otros. Los estilos de crianza varían ampliamente. Algunos padres explicarán todos los peligros posibles en una situación para mantener seguros a sus hijos. Esto puede funcionar, pero como efecto secundario, el niño puede crecer con ansiedad, esperar lo peor en cualquier situación y tener una visión general negativa del mundo.

Otro factor es la crítica excesiva de los padres, que puede llevar a la adopción de un encuadre mental negativo. Puede ser que creciste con una larga lista de “debería” y “debe tener”, por lo que relajarse es difícil. Cuando la vida se convierte en una serie de tareas, puede ser difícil abrirse paso y adoptar nuevas perspectivas.

Trampas comunes de pensamiento negativo:

  • debería y debe. Decirte a ti mismo que no hagas algo en realidad te hace más probable que lo hagas. La voz de “comando” pertenece a tus padres y maestros. Recuerde que usted está a cargo ahora.
  • Ideas de todo o nada. Un fracaso no significa que fracasarás para siempre, o que la vida ha terminado para ti. Evite generalizar demasiado con palabras como “siempre” y “nunca”.
  • personalizar. Puede sentirse responsable, pero dé un paso atrás y, a menudo, se dará cuenta de que usted no es la causa de los eventos negativos. Piense con calma sobre los entresijos de las cosas y apéguese a los hechos.

avanzar

Cambiar la forma en que piensa sobre el pensamiento positivo puede cambiarle la vida, pero también requiere un poco de esfuerzo. Sin embargo, los beneficios son enormes: mayor creatividad, paciencia, calma y habilidades para resolver problemas. Su relación también puede mejorar, ya que las disputas son más fáciles de resolver si ambas partes sienten que hay una buena posibilidad de resolución y creen que el resultado vale la pena.

Referirse a

KS LaBar & LeDoux, JE Circuitos de aprendizaje emocional en animales y humanos. Manual de ciencia emocional. edición RJ Davidson, K. Scherer y HH Goldsmith Nueva York: Oxford University Press, 2003, pp. 52-65.

“Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.”

(Visited 14 times, 1 visits today)