Cómo ayudar a un niño con TOC: qué pueden hacer los padres Psychological Center

Cómo ayudar a un niño con TOC

Los niños también pueden sufrir TOC, pero los signos a veces son difíciles de detectar. Con el apoyo adecuado, los niños pueden controlar mejor sus síntomas.

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es una afección de salud mental que hace que una persona repita pensamientos (obsesiones) y/o comportamientos (compulsiones) recurrentes e incontrolables una y otra vez.

El trastorno a menudo se etiqueta mal o se malinterpreta porque las personas lo asocian con rasgos como el perfeccionismo o la pulcritud, que es la forma en que el TOC a veces se caracteriza erróneamente en la cultura pop, las películas, la televisión y más.

Muchas personas no saben que los niños pueden tener la enfermedad, lo que puede significar que las personas pasan por alto los signos. De hecho, el TOC suele comenzar en la infancia o la adolescencia. Alrededor de un tercio de los adultos con TOC desarrollan la afección cuando son niños.

La Academia Estadounidense de Psiquiatría Infantil y Adolescente (AACAP, por sus siglas en inglés) informa que hasta 1 de cada 200 niños y adolescentes en los Estados Unidos hoy en día sufre de TOC.

Incluso si los padres saben que su hijo tiene TOC, es fácil sentirse impotente o inseguro de cómo ayudar cuando se enfrentan a comportamientos que no comprenden completamente. La buena noticia es que hay ayuda disponible.

¿Cómo afecta el TOC a los niños?

El TOC se ve relativamente similar en niños y adultos. El trastorno tiene dos características principales: trastorno obsesivo-compulsivo y trastorno obsesivo-compulsivo. Las obsesiones y/o compulsiones deben consumir mucho tiempo e interferir con la vida diaria para cumplir con los criterios de diagnóstico.

pensamientos obsesivos

Las obsesiones son pensamientos, preocupaciones o cavilaciones intrusivas, no deseadas y recurrentes. Estos pensamientos tienden a girar en espiral y complementarse entre sí, por lo que a las personas con TOC les resulta difícil dejar de pensar en ellos.

Por ejemplo, el Dr. Eric Hollander, director del Programa de Autismo y Espectro Obsesivo-Compulsivo del Centro Médico Montefiore, dijo: “Los niños más pequeños pueden estar preocupados por el perfeccionismo, queriendo que las cosas sean simétricas, correctas o en su lugar, y preocupándose por contaminación, incluidos los efectos de COVID-19. Miedo excesivo “.

Otros niños con pensamientos obsesivos pueden estar preocupados por hacer algo incorrecto o fallar en la escuela, preocuparse por algo malo que les suceda a ellos o a su familia, o pensar en la muerte y morir.

Algunas personas también pueden tener pensamientos o imágenes muy perturbadores en la mente, incluidos pensamientos hirientes o imágenes sexuales.

comportamiento compulsivo

El trastorno obsesivo-compulsivo se define en la 5ª edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales como un comportamiento mental o físico repetitivo. Para las personas con TOC, el TOC suele ser un ritual, y es posible que no siempre les parezca lógico como un fuerte impulso en respuesta a pensamientos obsesivos.

Por ejemplo, un niño al que le preocupa que un intruso le haga daño a él o a su familia puede comprobar a la fuerza que las puertas y ventanas de su casa estén cerradas con llave para aliviar la incomodidad de este pensamiento obsesivo.

Los niños que temen al COVID-19 pueden desarrollar el hábito de lavarse las manos y limpiar los escritorios en la escuela repetidamente.

Un adolescente obsesionado con ser “perfecto” y hacer las cosas “bien” puede borrar o reescribir las mismas respuestas o respuestas similares una y otra vez en una prueba, lo que puede impedir que complete la prueba.

El trastorno obsesivo-compulsivo a menudo funciona para controlar la ansiedad y la incomodidad asociadas con los pensamientos obsesivos. Algunos otros ejemplos de coerción son:

  • Buscar consuelo o hacer las mismas preguntas una y otra vez
  • admitir o disculparse una y otra vez
  • acumular cosas
  • decir palabras o números de la suerte
  • Organizar y reorganizar las cosas

Impacto en la vida de un niño

Las obsesiones y las obsesiones aparecen juntas o solas y pueden comenzar a interferir con la capacidad de un niño para realizar las actividades diarias.

A medida que los niños crecen, estos comportamientos cambian a medida que cambia su comprensión del mundo. Por ejemplo, los niños en edad preescolar pueden tener TOC relacionados con las comidas o la hora de acostarse, mientras que los niños en edad escolar pueden tener TOC en la escuela. Al mismo tiempo, los adolescentes pueden tener dificultades para completar la tarea.

Pero no importa cómo se manifieste la condición, por definición, los síntomas del TOC interfieren con el funcionamiento de un niño.

“Les lleva mucho tiempo”, explica el psicólogo Shagoon Maurya. “Es difícil para ellos concentrarse en otras cosas como la escuela, lo académico y la familia. Es estresante para ellos”.

¿Cómo tratar el trastorno obsesivo-compulsivo en niños?

El trastorno obsesivo-compulsivo en niños y adolescentes a menudo se trata con terapia cognitiva conductual (TCC). La TCC ayuda a los niños a aprender y comprender las conexiones entre sus pensamientos, sentimientos y comportamientos, y desarrolla sus habilidades para lidiar con patrones inútiles que conducen a la angustia.

El tratamiento para el TOC puede implicar un tipo específico de TCC llamado prevención de respuesta a la exposición (ERP). El ERP funciona al exponer de manera cuidadosa y gradual a una persona a un desencadenante que a menudo causa el TOC en un entorno seguro y controlado.

Luego, el ERP apoya a las personas en el desarrollo de habilidades para hacer frente a la angustia mostrándoles que están a salvo incluso si no están realizando rituales asociados con sus pensamientos obsesivos, en lugar de participar en comportamientos compulsivos.

“Los niños pueden ver el TOC como un ‘matón’ y luchar contra el TOC enfrentándose a sus miedos y resistiéndose a sus rituales”, explica Holland. Luego, con el tiempo, “si se resisten al comportamiento compulsivo, la ansiedad y la incomodidad eventualmente desaparecerán por sí solas”.

Para los niños con TOC, la participación de la familia es fundamental y, a veces, el tratamiento puede incluir terapia familiar para que todos puedan participar en el cuidado del niño y ayudarlos a mejorar.

En algunos casos, un psiquiatra también puede recetar un antidepresivo llamado inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina.

7 consejos para criar a un niño con TOC

Si a su hijo le han diagnosticado TOC, es comprensible que desee ayuda; de hecho, puede ser muy beneficioso para usted participar en el tratamiento de su hijo. Aquí hay algunos consejos sobre cómo hacer esto de manera efectiva:

1. Mantén la comunicación abierta

Los niños a veces se sienten avergonzados o avergonzados por sus síntomas de TOC, lo que puede hacer que se cierren, se mantengan alejados de los amigos y dejen de pedir ayuda a los maestros o padres.

Puede ser muy útil si trata de crear un tiempo regular para hablar de una manera de apoyo y escuchar a su hijo sobre sus pensamientos y sentimientos. Considere compartir que nota ciertos comportamientos y hágales saber que siempre está ahí para apoyarlos sin juzgarlos, y si quieren hablar, por favor escúchelos.

2. Participar en el tratamiento

Como se mencionó anteriormente, el tratamiento de su hijo incluirá terapia, y los padres juegan un papel importante en esto. El terapeuta de su hijo trabajará directamente con su hijo, pero también puede discutir cómo puede practicar, fortalecer y apoyar lo que están haciendo en casa.

3. Trate de ser paciente con el proceso

El tratamiento para cualquier condición de salud mental toma tiempo. El curso del tratamiento no tiene que ser rápido, la mejoría será gradual, pero gradual. A veces puede preocuparse de que no funcione.

Recuerde que al hacer que su hijo reciba TCC de un profesional, ya está haciendo mucho por él, aunque no siempre sea así, puede ayudar.

4. Intenta no habilitar

Como padre, es natural querer proteger a sus hijos de las cosas que les causan dolor o estrés. Entonces, si su hijo tiene miedo de algo, sus instintos pueden ayudarlo.

Por ejemplo, si su hijo tiene una obsesión con los gérmenes o se enferma, es posible que le pida que abra la puerta para no tener que tocarla, algo que tal vez desee hacer. Sin embargo, hacerlo también significa que usted participa en sus comportamientos y rituales obsesivo-compulsivos y, sin darse cuenta, refuerza su TOC.

5. Asegúrate de que todos sigan las reglas

Al aprender a sobrellevar el TOC, su hijo necesita información constante. Es importante discutir el diagnóstico de su hijo con toda la familia, así como con los maestros y otros cuidadores, para que todos puedan ponerse de acuerdo sobre la mejor manera de apoyar a su hijo.

6. Recuerda que mejorará

A veces, controlar el TOC de su hijo puede ser un desafío para ambos.

De hecho, es casi una garantía, especialmente al principio, de que mantenerse firme y no tolerante empeorará las cosas antes de mejorar. Su hijo puede enfurecerse, sentirse más angustiado o sufrir una crisis nerviosa. En esta situación, es importante ser constante y negar la acomodación a su hijo.

Por ejemplo, podría hacer que llegues tarde al trabajo o provocar una discusión entre hermanos. Puede poner a prueba su paciencia e incluso hacerlo enojar a veces.

Pero pase lo que pase, trate de recordar dos cosas: primero, su hijo no lo está desafiando a propósito. Están haciendo todo lo posible para controlar su dolor, y es su salud mental lo que los hace parecer antagónicos. En segundo lugar, es normal que tú también tengas sentimientos. Ya sea depresión, preocupación o culpa, trata de darte un poco de gracia.

7. Puedes obtener apoyo tú mismo

A algunos padres les resulta útil buscar tratamiento para ellos mismos, ya que el TOC afecta a toda la familia. Si cree que esto podría ser útil, considere ponerse en contacto con un terapeuta o un grupo de apoyo.

Si está buscando un terapeuta pero no está seguro de por dónde empezar, puede encontrar información útil en la página de recursos Find a Therapist de Psych Central.

Próximo paso

La buena noticia es que el TOC es tratable. Hay muchos recursos para ayudarlo a usted y a su hijo a aprender más sobre el TOC y cómo lidiar con él.

Considere preguntarle a su pediatra o terapeuta sobre grupos de apoyo para el TOC o encontrar recursos como:

  • Fundación Internacional del Trastorno Obsesivo-Compulsivo
  • Asociación de Ansiedad y Depresión de América
  • Academia Internacional de Trastornos Obsesivo-Compulsivos

“Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.”

(Visited 9 times, 1 visits today)