Cinco pasos simples para una mejor comunicación

Cinco pasos simples para una mejor comunicación

Poder expresarte con claridad y saber escuchar bien puede ayudarte a evitar mucho estrés en tus relaciones más cercanas. Desafortunadamente, es más probable que tengamos una comunicación ineficaz con nuestros socios justo cuando más necesitamos expresar nuestros puntos de vista. De hecho, la comunicación en sí misma suele ser una fuente importante de dificultades.

Cuando estamos estresados, es posible que no mantengamos a nuestros socios actualizados. A menudo no escuchamos correctamente porque estamos totalmente concentrados. Pero comunicar nuestros sentimientos y pensamientos de manera efectiva puede evitar malentendidos y tensiones innecesarias. Es una buena idea mantener las líneas de comunicación abiertas tanto como sea posible. Es posible que necesite encontrar tiempo activamente para hablar con su pareja, como mientras viaja en el automóvil o lava los platos.

La comunicación efectiva se vuelve aún más importante durante los momentos de mayor estrés, como las vacaciones. En el gran día con grandes esperanzas, las pequeñas cosas parecen mucho más grandes.

Practique conscientemente las siguientes habilidades básicas de comunicación:

  1. escuchar. La escucha efectiva requiere concentración, tolerancia y sensibilidad. La concentración significa enfocarse solo en lo que dice el hablante. La tolerancia implica estar abierto a lo que otros tienen que decir, en lugar de juzgar o estar a la defensiva. Sensible significa aceptar los sentimientos y las palabras expresadas.

    Es menos probable que escuche bien bajo presión. Si dudas de haber entendido completamente, es un buen hábito pedirle a tu pareja que repita lo que dijo. Ser un buen oyente significa que obtendrá mejor información.

  2. Expresarse. Primero, necesitas escucharte a ti mismo para entender lo que quieres decir. Si está confundido, tómese un momento de tranquilidad para revisar sus pensamientos. Entonces, estará listo para expresar su mensaje de manera clara, honesta y constructiva.

    Evite hacer generalizaciones negativas sobre los demás. Durante una discusión, trate de mantenerse en el tema del problema real y evite generalizar, puntuar y ventilar su ira solo para calmarse. La determinación positiva no proviene de la ofensa.

    Aprenda cuándo dar retroalimentación y cómo decir que no a solicitudes irrazonables.

  3. Explique el lenguaje corporal. Explicar la comunicación no verbal con palabras es inherentemente difícil. Sin embargo, es una forma básica de comunicación. A través de sus señales de movimiento, es posible comprender cómo la otra parte está recibiendo su información. Encontramos estas pistas sin saberlo todo el tiempo, pero a veces ignoramos la información.

    Cuando hable, observe si su pareja muestra signos de comprensión, distracción, confusión o aburrimiento, y ajuste su comportamiento en consecuencia. Tenga cuidado de cruzar los brazos y evitar el contacto visual. Si esto sucede, es posible que deba cambiar su enfoque.

  4. Sé consciente de tus diferencias. Las percepciones de los individuos sobre el mismo evento o la misma información pueden variar ampliamente. Diferentes orígenes conducen a diferentes expectativas del mundo, y tendemos a escuchar lo que esperamos escuchar. Póngase en el lugar de su pareja y transmita su mensaje específicamente a él o ella. Asegúrese de que se haya recibido con precisión solicitando comentarios. También tenga en cuenta que muchas palabras y conceptos tienen diferentes significados, por lo que a menudo se malinterpretan con facilidad.
  5. resolver conflictos. Cuando las personas viven juntas, los conflictos surgen naturalmente. El conflicto ocurre por muchas razones, incluido el “pensamiento en blanco y negro”, los estándares o creencias en conflicto, los problemas infantiles no resueltos y las presiones de fondo de la vida moderna.

    Siempre que no haya amenazas ni terquedad, el conflicto puede ser útil y estar dirigido de forma sana. Siempre y cuando cada miembro de la pareja exprese sus sentimientos y opiniones de una manera honesta y amorosa, pueden generar discusiones e incluso acercar a las personas en una relación.

    Resuelva los conflictos trabajando juntos para que ninguno de los dos se vea obligado a “ceder” o ser dominado. Encuentre una solución mutuamente aceptable y siga trabajando hasta llegar a una conclusión satisfactoria.

“Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.”

(Visited 8 times, 1 visits today)