Cambio de relación: por qué sucede y qué hacer al respecto

Cómo navegar y aceptar el cambio en sus relaciones

Las relaciones cambian naturalmente a medida que crecen y se desarrollan. Responder al cambio comienza conociendo a sus socios y aprendiendo formas de manejar la diferencia.

mujer abrazando hombreCompartir en PinterestCavan Images/Getty Images

Lidiar con las relaciones con parejas íntimas, amigos y familiares puede ser uno de los aspectos más desafiantes y complejos de la experiencia humana.

Si bien es natural que haya cambios en una relación, a veces puede ser difícil para una o ambas partes entender por qué y cómo lidiar con eso.

La frustración y el conflicto resultantes pueden hacerte sentir que los problemas de tu relación son insuperables. La buena noticia es que si dedica algún tiempo a comprender las causas fundamentales de los cambios en las relaciones, puede aprender formas de resolver problemas juntos.

Por qué cambiar

Las relaciones, especialmente las íntimas, pasan por varias etapas a medida que se desarrollan. Mientras esto sucede, usted y su pareja también pueden estar pasando por eventos estresantes en la vida, como problemas de salud, dificultades financieras y conflictos con amigos o familiares.

A veces, las grandes cosas de la vida son emocionantes, como mudarse a un nuevo lugar o encontrar un nuevo trabajo. Pero incluso los factores estresantes positivos pueden causar problemas en las relaciones.

Según un estudio de 2017, los factores estresantes pueden tener un impacto negativo en la satisfacción de la relación, ya sea que el estrés provenga de dentro o fuera de la relación.

¿Qué cambios podrías experimentar en una relación?

Algunos cambios que ocurren en las relaciones son más impactantes que otros. Por ejemplo, los cambios significativos pueden incluir:

  • Uno de ustedes ya no quiere hijos.
  • Tu pareja quiere vivir en un lugar que no te gusta.
  • Tu pareja se da cuenta de que no es monógama, se identifica como de otro género o ya no tiene las mismas preferencias sexuales que tú.
  • Su pareja está experimentando una nueva condición de salud física o mental.

Sin embargo, a veces, cambios aparentemente pequeños pueden conducir a una transformación en una relación. Éstas incluyen:

  • Tu pareja se apunta al gimnasio o comienza un nuevo pasatiempo.
  • Uno de ustedes ha hecho un nuevo amigo.
  • Un cambio en su horario de trabajo o el de su pareja.
  • Por primera vez, comienzan a surgir hábitos molestos.

Muchos de estos cambios se deben simplemente a las etapas naturales del desarrollo de la relación. Por lo tanto, podría ser útil saber cuáles son estas etapas y cómo se siente mientras navega por ellas.

Cómo evolucionan las relaciones

En términos generales, una relación puede pasar por cinco etapas generalmente aceptadas en su desarrollo.

1. La etapa de enamoramiento o “luna de miel”

Intoxicantes y que lo abarcan todo, son las primeras etapas de una relación en las que parece que no pueden tener suficiente el uno del otro.

Si bien se sienten felices, esta etapa también es donde ambas personas se desempeñan mejor, por lo que puede ser difícil ver rasgos negativos en el otro. Este puede ser el origen del término “cegado por el amor”.

2. La etapa de reunión

En esta etapa, ambos se dan cuenta de su amor mutuo y comienzan a integrar sus vidas. Puede anunciar su asociación a otros publicando en las redes sociales y comenzar a discutir objetivos de vida a largo plazo como el matrimonio o la cohabitación.

Aquí es donde comienzan a ocurrir pequeños cambios, lo que podría significar que usted y su pareja están ingresando a la siguiente fase de su relación.

3. Etapa de lucha de poder o desilusión

Esta etapa se caracteriza por cambios naturales ingobernables.

Lo que una vez fue halagador en tu pareja puede volverse molesto. Las diferencias de valores y objetivos de vida se hacen evidentes, y la ceguera amorosa experimentada durante la fase de enamoramiento ahora es reemplazada por una visión 20/20.

Aquí, la mayoría de las parejas pueden comenzar a dudar de todo sobre la relación, o incluso si debe continuar.

4. Fase de Compromiso

Una vez que se desvanece el camino lleno de baches que generalmente se experimenta en la etapa final, su relación puede entrar en una etapa de comprensión y respeto mutuo.

Ambos se dan cuenta de que no pueden cambiar al otro y comienzan a aceptar sus diferencias. Por supuesto, esta etapa no es inmune a los desafíos de los factores estresantes de la vida, pero tú y tu pareja ahora están mejor equipados para enfrentar los problemas que surjan.

5. Etapa de co-creación

Con el tiempo, su relación ha capeado varias tormentas y ha prevalecido un sentido de cooperación. Como un equipo dedicado, usted y sus socios se conocen y comienzan a enfrentar el mundo juntos.

Esta etapa no está exenta de desafíos. Sin embargo, un estudio de 2014 que analizó la longevidad de las parejas mostró que cuanto más tiempo estaban juntas, menos probable era que se separaran.

¿Son malos los cambios de relación?

Cuando una relación cambia, no es necesariamente algo malo, depende de ti o de tu pareja manejarlo.

A veces, el cambio es bueno, como encontrar un nuevo trabajo o elegir un estilo de vida saludable, como inscribirse en un gimnasio.

Aunque es un cambio positivo, puede resultarte difícil adaptarte a cualquier tipo de cambio.

Por ejemplo, la promoción de su pareja en el trabajo puede ser un cambio bienvenido en la naturaleza, pero también viene con muchas horas. Si usted o su pareja tienen problemas con este nuevo horario, puede generar tensión en la relación.

Sin embargo, algunos cambios no siempre son buenos.

Por ejemplo, supongamos que su pareja es cariñosa y atenta al comienzo de la relación, pero se vuelve abusiva con el tiempo. Este cambio negativo puede afectar sus relaciones centrales.

Si su pareja ha cambiado de alguna manera que le haya causado algún daño emocional o físico, considere reevaluar su relación para determinar si ya no es segura para usted.

hacer frente al cambio

Si su relación cambia repentinamente, grande o pequeña, aquí hay algunos consejos para ayudarlo a navegar con éxito.

Investigar las posibles razones del cambio.

Ciertos cambios en usted o su pareja pueden indicar que están desarrollando una condición de salud física o mental como la depresión. Si sospechas que este es el caso, considera acercarte a ellos con empatía y preguntarles si hay algo que puedas hacer para ayudarlos.

En otros casos, es posible que los cambios de comportamiento de su pareja no cambien en absoluto. En cambio, es probable que sea algo que han estado haciendo, pero ahora, por alguna razón, está empezando a molestarte.

En este caso, considere hacer un poco de autoexploración para ver si esto es aceptable para usted. De lo contrario, puede intentar comunicarse con su pareja para encontrar una solución o compromiso que funcione para ambos.

El verdadero problema es cero.

Una forma de lidiar con un cambio de pareja es preguntarse: ¿cuál es exactamente esa diferencia que me molesta? Una vez que determine qué es eso, podrá comunicar sus inquietudes de manera más efectiva.

Por ejemplo, en lugar de decir “Odio a este nuevo amigo tuyo”, explícale a tu pareja “Me alegro de que hayas encontrado a alguien que te gusta, pero no creo que hayamos gastado tanto dinero en pasar el tiempo que amamos juntos”. .”

Comunicar y comprender

Cuando algo no se siente bien en una relación, la comunicación es clave para comprender el punto de vista de la otra persona.

Para un cambio importante como una pareja que de repente no quiere tener más hijos, esto puede significar indagar en las posibles causas.

Por ejemplo, tal vez realmente quieran tener hijos, pero les preocupa no poder mantenerlos económicamente. Una vez que comprendan las razones detrás de este cambio, pueden trabajar juntos para disminuir sus temores.

Darse cuenta de cuándo el cambio puede ser un factor decisivo

Si tu pareja cambia, sabes que será difícil, o si está haciendo algo hiriente o abusivo, a veces es necesario terminar la relación. Está bien.

No es fácil abandonar una relación, pero a veces es la mejor solución para uno o dos socios.

Cambios en las relaciones no románticas

Las relaciones con amigos, familiares e incluso colegas no son inmunes al cambio.

Por ejemplo, uno de tus amigos puede haber comenzado recientemente una nueva relación mientras aún estás soltero. Esto puede cambiar la dinámica de su amistad.

Lidiar con esto es muy parecido a lidiar con los cambios en una relación romántica. La comunicación honesta y abierta junto con la empatía pueden ayudarlo a adaptarse a las nuevas normas.

¿Que sigue?

Las relaciones son como los seres vivos: crecen y cambian con las estaciones de la vida.

Cuando no se cumplen las expectativas, aceptar el cambio y aprender a adaptarse puede garantizar que su relación continúe desarrollándose de la manera prevista.

Si usted y su pareja tienen problemas para hacer un cambio, grande o pequeño, pueden considerar la terapia de pareja o el asesoramiento matrimonial. Muchas parejas descubren que hablar con un profesional capacitado les ayuda a adaptarse al cambio, lidiar con el conflicto y proporcionar las herramientas que necesitan para sobrellevarlo.

“Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.”

(Visited 2 times, 1 visits today)