Buscar atención de salud mental: un primer paso terrible

Buscar atención de salud mental: un primer paso terrible

A pesar de la creciente aceptación y conciencia pública, todavía existe una sensación de estigma al buscar ayuda de un profesional de la salud mental. Aunque las pruebas de detección y el tratamiento de la salud mental pueden mejorar significativamente la calidad de vida de una persona, la gente, por lo general, se resiste firmemente a esta idea.

Las personas pueden tener miedo de estar “locas” o de que otros las menosprecien a causa de esto. Pueden preocuparse irracionalmente de que los encerrarán. La verdad del problema es que, en muchos casos, buscar ayuda profesional es un curso de acción apropiado.

Si se niega a buscar ayuda de salud mental, hay algunas cosas que pueden ayudarlo a seguir adelante.

Descubra por qué es reacio

Algunas personas pueden señalar cosas muy específicas y decirles que no deben buscar ayuda de salud mental, pero otras solo tienen una fuerte y desconsiderada resistencia a esta idea. Si su mente evita automáticamente considerar esta posibilidad, pregúntese por qué. ¿Tienes miedo de que los demás te vean? ¿Le preocupa tomar drogas que le afectarán negativamente? Una vez que descubra por qué se opone a esta idea, puede seguir adelante.

Utilice la línea de ayuda anónima

Hay muchas líneas de ayuda anónimas y consejeros bien capacitados pueden ayudar a las personas que sufren o sugerir formas de lidiar con los problemas de salud mental. Aunque la línea directa de suicidio es la más famosa, existen otras líneas directas que pueden ayudarlo a aprender sobre los servicios de salud mental y ponerlo en contacto con la organización que necesita. No hay presión para llamar a la línea directa anónima, y ​​encontrará que puede hacer que se sienta más inclinado a hablar sobre cómo obtener la ayuda que necesita.

Deja de usar lenguaje despectivo

Muchas personas que temen buscar ayuda para su enfermedad mental devalúan a las que buscan ayuda. Usan palabras como “loco”, “psicológico” o “manicomio”. Esto no solo hará que las personas que puedan estar escuchando se sientan avergonzadas, sino que también creará una distancia entre ellas y las cosas que podrían ayudarlas. Cuando se dé cuenta de que se está llamando loco a sí mismo oa otra persona, deténgase. Como mínimo, puede inducirle a comprender cómo se comporta.

Pregunta por ahí

Es difícil encontrar el profesional de salud mental adecuado para usted. Por ejemplo, si está lidiando con problemas relacionados con estilos de vida alternativos, comportamiento sexual o abuso, debe asegurarse de tratar con profesionales que sean buenos en estos temas. Si sus amigos o familiares visitan al terapeuta con frecuencia, pídale consejo. Si no puede hablar con alguien que lo conozca, conéctese en línea. Muchas personas consultan a sus consejeros en Internet, esto puede ayudarlo a encontrar a alguien que pueda ayudarlo.

hablar claro

Habla con un amigo comprensivo sobre tus miedos. Encuentre a alguien que conozca que conozca ese problema, o al menos alguien que conozca que lo entienda. A veces, esta puede ser una buena manera de superar su miedo; otras pueden señalar lo que se perdió. También es muy gratuito hablar con alguien sobre cosas que pueden resultarle vergonzosas o problemáticas. Esto puede darle el valor que necesita para seguir adelante.

Pregunte a la empresa

Si está dando el primer paso para buscar ayuda psicológica profesional, le resultará difícil incluso salir. Puede encontrar que ha pospuesto su itinerario o lo pospuso repetidamente. Dar el primer paso es difícil y, a veces, es una buena idea asegurarse de tener un amigo que pueda ayudarlo. Cuando vaya al centro de salud mental por primera vez, pídale a un amigo que lo acompañe. Es posible que simplemente lo lleven allí o que lo esperen allí. Esto puede ser muy reconfortante si está preocupado o tiene problemas de ansiedad. Tus amigos quieren estar a tu lado, así que recuerda dejarlos.

Llevar un diario

A veces, la memoria de las personas sobre la salud mental es muy corta. Pueden tener una buena idea, pero de alguna manera, simplemente olvidan que tuvieron una mala idea. Este es un peligroso sube y baja. No reciben ayuda cuando están deprimidos porque carecen de fuerza de voluntad o motivación, pero cuando se sienten felices, no reciben ayuda porque creen que siempre serán felices. Llevar un diario para rastrear sus emociones puede ayudarlo a construir patrones y ayudarlo a comprender lo que está sucediendo. Además, un diario es un buen regalo para un profesional de la salud mental porque puede mostrar dónde ha estado y qué ha experimentado.

Considere el grupo de apoyo

Si conoce el área con la que está luchando, unirse a un grupo de apoyo puede ayudarlo. Los grupos de apoyo suelen estar mediados por personas que han recibido algún tipo de formación en salud mental. En algunos casos, los grupos de apoyo son menos abrumadores porque puede dar un paso atrás antes de participar, y la atención no está necesariamente en usted. Si vive en una gran ciudad, generalmente hay muchos grupos de apoyo, pero si vive en una ciudad más pequeña o en un área rural, es posible que requieran un poco de esfuerzo para participar. Recuerde, la participación en el grupo de apoyo es completamente voluntaria y puede retirarse en cualquier momento durante la reunión.

Considere lo que pasará

Las personas a menudo se sienten nerviosas por buscar ayuda psicológica porque tienen miedo a lo desconocido. Pueden pensar que alguien va a emitir juicios apresurados sobre su caso y pueden preocuparse por no poder negociar sus necesidades. Cuando programe una cita de salud mental, se le pedirá que complete un cuestionario sobre usted y por qué está buscando tratamiento. Luego, el terapeuta hablará con usted y, si corresponde, describa sus ideas de tratamiento. Estos no son vinculantes, puede indicar sus preferencias.

Pon límites

Algunas personas sienten que tratar con consejeros será completamente inútil. La verdad del asunto es que, a menos que esté hablando de hacer algo ilegal o de querer hacerse daño, un profesional de la salud mental no puede detenerlo de ninguna manera ni obligarlo a recibir tratamiento. Si no desea tomar el medicamento, puede establecerlo como un límite. Si algo lo molesta o lo molesta, también puede establecer un límite allí. Los profesionales de la salud mental siempre deben fomentar buenos límites.

La salud mental puede ser un problema aterrador, pero saber más sobre ella puede hacer que se sienta más saludable y feliz.

“Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.”

(Visited 7 times, 1 visits today)