Baby blues o depresión posparto: ¿cuál es la diferencia?

¿Es esto ‘baby blues’ o depresión posparto?

¿Está experimentando baby blues o depresión posparto? Aquí le mostramos cómo distinguir y tratar la depresión después de que nazca su bebé.

Después del parto, cuando sale la placenta, los niveles de estrógeno y progesterona en el cuerpo descienden drásticamente. Esto puede provocar cambios de humor, aumento de la ansiedad o ambos.

Estos sentimientos son naturales: no hay nada de malo en un cambio repentino en la respuesta de su cuerpo durante este tiempo. Es importante comprender los síntomas que está experimentando para determinar si son causados ​​por la melancolía o la depresión posparto.

Usted no está solo. Las opciones de tratamiento pueden ayudarla a sobrellevar los cambios físicos que enfrenta después de dar a luz.

¿Qué es el «baby blues»?

La melancolía posparto son sentimientos de preocupación, enojo o miedo experimentados por hasta el 80 % de las mujeres que dan a luz, generalmente de 2 a 3 días después del parto. Según el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos, estas sensaciones generalmente desaparecen por sí solas en unos pocos días o de 1 a 2 semanas sin tratamiento.

Varios factores contribuyen a la melancolía infantil, como:

  • Adaptarse a los nuevos patrones de sueño después de llevar al bebé a casa
  • Dificultad para amamantar
  • disminución de los niveles hormonales

Si nota que después de más de 2 semanas todavía se siente abrumada y la distraen de sus tareas diarias, considere comunicarse con su equipo de atención médica para hablar sobre la depresión posparto.

¿Qué es la depresión posparto?

Según los Institutos Nacionales de Salud, la depresión posparto (PPD, por sus siglas en inglés) es una afección de salud mental asociada con sentimientos intensos de tristeza, culpa, ira o desesperanza que pueden durar meses o incluso años. Aproximadamente uno de cada ocho nacimientos se ven afectados.

Una variedad de factores pueden causar depresión posparto, como los cambios hormonales durante y después del embarazo, la falta de sueño, los muchos cambios que vienen con el parto y más.

La DPP es una afección de salud mental diagnosticable descrita en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, quinta edición (DSM-5).

Para obtener un diagnóstico, su médico de atención primaria o profesional de la salud mental le preguntará cómo se siente y descartará otras posibles causas de sus síntomas que puedan ser similares a la DPP.

Puntos en común y diferencias

La depresión infantil y la PPD comparten síntomas similares, como tristeza, irritabilidad, dificultad para concentrarse e ira.

Pero es importante tener en cuenta que los síntomas de la DPP son más graves. Además, a diferencia de la tristeza infantil, las sensaciones relacionadas con la depresión posparto persistieron durante más de 2 semanas.

síntomas posparto

Tómese un momento para observar cómo se siente a lo largo del día y preste atención a cualquier desencadenante que pueda agravar sus síntomas, como la falta de sueño y la falta de apoyo social. Los signos y síntomas de la DPP incluyen:

  • disgustado
  • llorar a menudo
  • culpa
  • Cambios en el sueño, insomnio o dormir demasiado
  • dificultad para concentrarse
  • sentirse inadecuado, sin esperanza
  • Preocupaciones irracionales sobre la salud infantil
  • Miedo a estar solo con niños.
  • pesadilla
  • Dificultad con el bebe
  • pensamientos de hacerse daño a sí misma o al bebé

tratar

Si cree que tiene depresión posparto, considere comunicarse con un profesional médico o de salud mental para que pueda evaluar sus síntomas y recomendar un tratamiento si es necesario. La PPD es altamente tratable.

A continuación se encuentran las opciones de tratamiento para ayudarla a manejar su cuidado y el de su bebé.

droga

Los antidepresivos se usan comúnmente para tratar la depresión y generalmente son seguros para las personas que están amamantando. Hable sobre sus opciones con un profesional médico para asegurarse de que los medicamentos que toma sean seguros para usted y su bebé.

Los antidepresivos pueden tardar de 6 a 8 semanas en hacer efecto. Si desea dejar de tomar su medicamento, lo mejor es consultar primero a un profesional de la salud.

psicoterapia

Los tratamientos basados ​​en la evidencia, como la terapia cognitiva conductual (CBT) o la terapia interpersonal (IPT), se pueden usar para tratar la depresión y la ansiedad.

Su terapeuta puede:

  • Te ayuda a establecer conexiones entre los eventos de la vida y su impacto en el estado de ánimo.
  • Desafiar los patrones de comportamiento inútiles
  • Una fuente que lo apoya en el desarrollo de habilidades para mejorar la comunicación y aumentar el apoyo social

hospitalizado

Si tiene pensamientos de hacerse daño a sí misma o a su bebé, asegúrese de considerar la hospitalización. Esto debe ser discutido con su profesional de salud mental.

Si necesita ayuda, comuníquese con un profesional médico o de salud mental o llame al 911.

Si sufre de psicosis posparto, es posible que se requiera hospitalización, ya que se considera una afección de salud mental más grave que generalmente requiere un mayor nivel de atención. A diferencia de la DPP, la psicosis posparto puede hacer que experimentes uno o más síntomas psicóticos, como alucinaciones o delirios.

Consejos para padres

Además de las opciones de tratamiento que recomienda su profesional de la salud, puede probar los siguientes consejos para aliviar los síntomas.

cuida tu cuerpo

Después de dar a luz, es posible que se sienta menos conectada consigo misma y con la forma en que cuida su cuerpo. Algunas prácticas que puede encontrar útiles incluyen:

  • Comer comida sana. Los alimentos nutritivos como frutas, verduras y cereales integrales son esenciales para apoyar el desarrollo de su bebé y su salud.
  • Manténgase activo. El ejercicio regular puede ayudar a liberar dopamina y serotonina, lo que puede elevar tu estado de ánimo. Considere salir a caminar o dedicar al menos 20 minutos a su rutina de ejercicios favorita.
  • meditación. Comience por pasar de 5 a 10 minutos meditando, concentrándose en su respiración y observando sus pensamientos y sentimientos. La meditación puede ayudarte a defenderte mejor, reducir el estrés, mejorar el sueño y más.

Tiempo íntimo con el bebé

Si enfrenta desafíos para conectarse con su bebé, considere realizar algunas actividades con él para crear un vínculo seguro. Aquí hay algunos ejercicios que pueden ayudarlo a usted y a su bebé a relajarse y vincularse:

  • Mantén la rutina. Especialmente en los primeros meses, ayuda a mantener una alimentación, un sueño y un tiempo de juego regulares y predecibles. Esto ayuda a mantener a los padres y al bebé supervisados.
  • Mostrar cariño. Mientras interactúa con su bebé, puede calmarlo y calmarlo sonriendo, acariciando y acariciando.
  • tiempo precioso. Pasar un tiempo tranquilo juntos puede fortalecer su vínculo. Esto podría incluir salir a caminar juntos o leerle a su bebé.
  • actividad colectiva. Participar en actividades grupales, como lecciones de música, con su bebé y otros padres y cuidadores puede ayudarlo a sentirse conectado y apoyado.
  • Trabajo de respiración. Encuentre una posición cómoda con su hijo sentado en su regazo o en su pecho. Tome una respiración profunda por la nariz, concentrándose en enviar la respiración a su estómago, luego exhale por la boca. Repita este ciclo por lo menos 10 a 15 veces.
  • Yoga posparto. Puede unirse a clases locales o en línea para estiramientos de baja intensidad y ejercicios modificados para usted y su bebé. Sea paciente consigo mismo cuando reanude la actividad física y tómese un descanso según sea necesario para evitar el estrés en su cuerpo.

Lea más consejos sobre cómo crear archivos adjuntos seguros aquí.

comunicación sincera

Se necesita un pueblo para criar a un niño. Por lo tanto, es importante ser abierta y honesta sobre cualquier sentimiento o pensamiento que tenga después de dar a luz; no tiene que luchar sola esta temporada.

Cuanto antes exprese sus sentimientos, antes podrá comenzar a enfrentar y manejar los desafíos de la depresión posparto. El apoyo social de los demás puede mejorar en gran medida los síntomas de la DPP. No hay por qué avergonzarse de pedir ayuda.

Para comunicarse con otras personas en busca de apoyo, es posible que deba:

  • Cuando se sienta abrumado, comuníquese con sus seres queridos y con aquellos con quienes se siente seguro.
  • Únase a un nuevo grupo de apoyo para padres cerca de usted o en línea.
  • Mantenga un diario para registrar sus pensamientos a lo largo del día.
  • Trabaje con un profesional de la salud mental o una doula posparto para que la guíe durante esta transición.

Próximo paso

Conocer la diferencia entre la melancolía posparto y la depresión posparto puede ayudarla a controlar los síntomas que pueda estar experimentando y brindarle el tratamiento y el apoyo más adecuados.

Hable con su profesional de la salud para aclarar cualquier apoyo que pueda necesitar. Un profesional médico o de salud mental determinará la opción de tratamiento que mejor se adapte a tus necesidades, ya que cada experiencia posparto es única.

Cuidar a un recién nacido puede ser difícil y es posible sentir que tienes el control del estrés del parto.

Trate de ser consciente de sus pensamientos y sentimientos para poder comunicarse mejor con familiares, amigos y profesionales de la salud para satisfacer sus necesidades.

“Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.”