29 consejos para mejorar su relación madre-hija

29 consejos para mejorar su relación madre-hija

Una relación madre-hija puede ser diferente. Pero a veces, la vida puede forzar ese vínculo.

Madre e hija adulta conversando en el porcheCompartir en Pinterest Realizado por MoMo/Getty Images

Las relaciones pueden ser complicadas y, a veces, suceden cosas que separan a las personas. La relación madre-hija no es una excepción.

A veces estas diferencias son irreconciliables. Otras veces, el trabajo por cuenta propia, la paciencia y el esfuerzo consciente pueden ayudar a sanar y fortalecerte a ti y a tu relación.

5 consejos para que las mamás acerquen a sus hijas

Como mamá, la conexión con su hija puede ser estresante para usted. Sin embargo, hay maneras de fortalecer su vínculo y abrir espacios donde su hija se sienta más cómoda estando cerca de usted.

mente abierta

Ser escuchado y aceptado es una de nuestras mayores necesidades en las relaciones, dice Kate Fish, terapeuta matrimonial y familiar licenciada en Oswego, Illinois, y propietaria de Graceful Therapy.

«Cuando su hija se abra y comparta, sea lo más abierto e imparcial posible. Hágale preguntas y deje que le cuente su experiencia, incluso si ya sabe las respuestas», dice Fish.

apoyarla

Párese al lado de su hija tanto como sea posible.

«Hay muchas otras personas en el mundo que pueden hacer de abogado del diablo. Necesitamos más que detractores, necesitamos a alguien que valide nuestra experiencia y nos haga sentir apoyados», dijo Fish.

Practica la escucha reflexiva

La escucha reflexiva implica prestar especial atención a qué y cómo habla su hija. Se trata de hacer saber a la otra persona que se entiende.

«Muéstrele que está escuchando y coordinando reflejando lo que dice mientras habla», dice Fish.

deja que ella te enseñe

Fish dice que si bien el papel de una madre puede ser guiar y enseñar, es importante que su hija comparta sus conocimientos con usted a medida que madura.

«Ábrete y aprende cosas nuevas de tu hija como una forma de recordarle que estás en una relación bidireccional, no solo para formarla», dice ella.

dale su espacio

La conexión también necesita ser desconectada.

Si nunca se separan, dijo Fish, es posible que no puedan disfrutar de su tiempo juntos.

Dependiendo de su relación, no verse ni hablar durante unos días o semanas puede ayudarlos a reconectarse mejor.

5 maneras en que las hijas adultas pueden acercar a las mamás

Tu mamá puede ser parte de tu identidad, ya sea que permanezcas cerca o distante en tu vida. Si ha decidido trabajar en su relación, considere algunas formas de abrir la puerta para reconectarse.

apreciar su papel

Reconoce y aprecia el papel de tu madre en tu vida y cómo puede ayudarte en el camino.

Esto incluye cosas básicas como comida y refugio para las lecciones que te enseña.

Es posible que tu mamá quiera escuchar todas estas cosas que aprecias.

expresar su gratitud

Fish recomienda practicar y expresar gratitud por las tradiciones y valores que aprendiste de tu madre.

Puede mostrar su gratitud diciéndole a mamá oralmente, escribiéndole una nota o dándole un regalo.

Deja que tu madre te siga influenciando

Mostrarle a tu mamá que aún aprecias sus opiniones y conocimiento de las situaciones que estás experimentando puede ayudarla a sentirse necesaria en su vida.

Por ejemplo, pedirle consejo sobre opciones de carrera, situaciones de la vida, relaciones o criar a sus propios hijos la hará sentir valorada.

hazla parte de tu familia

Si bien es difícil para su mamá verlo enfocado en su familia, hacerla parte de la vida de su hijo puede ayudarlos a estar más cerca.

Podría ser algo más que simplemente invitarla a pasar el rato. También puede involucrarla en decisiones familiares, días festivos y celebraciones importantes.

Pasa tiempo con tu mamá continuando con la tradición.

Si bien la vida adulta puede ser agitada, organizar tiempo de calidad con mamá puede ser un paso importante en una relación.

Las opciones económicas a considerar pueden incluir invitarla a cenar, organizar un picnic, dar un paseo juntos o hacer mandados para ella.

3 consejos curativos para mamás

deja ir la vergüenza

Aprender a dejar de lado la vergüenza que surge al enfrentar desafíos complejos en las relaciones puede ayudarlo a sanar, dice Gina Moffa, psicoterapeuta en la ciudad de Nueva York.

«La sociedad nos bombardea con anuncios y películas que ven a las madres y las hijas como mejores amigas, lo que puede generar vergüenza y confusión para aquellos que luchan con la realidad del anhelo de intimidad en lugar de los bordes afilados de las relaciones», dijo.

Solo tú conoces las circunstancias especiales de tu relación. Lo que experimentas y sientes es válido. Si quieres curarte a ti mismo y a tu relación, es mejor concentrarte en lo que viene que en lo que pasó.

Rompe con la tradición

Algunas mujeres pueden heredar generaciones de modelos, manteniéndolas en la tradición de no expresar sus necesidades o reconocer cuáles son esas necesidades. Comprender sus propias necesidades, miedos, traumas y deseos no expresados ​​ayuda a crear patrones y conversaciones saludables, dijo Moffa.

“Tenemos que tener cuidado de no comunicarnos en proyección, porque es una forma de perder el objetivo y simplemente cierra la posibilidad de una conexión más profunda”, dijo Moffa.

Recuerda la edad que tenías para ser tu hija

Para involucrar a su hija cuando ocurra la interacción, Fish recomienda ponerse en el lugar de su hija a su edad.

«Recuerda que tu hija, al igual que tú a tu edad, necesita aprender a ser quien es experimentando y desarrollando sus propias relaciones. Esto no es una expresión de lo que has hecho mal, pero si tu hija’ deja den’, es muestra que estás haciendo algo bien», dijo.

3 consejos curativos para su hija

Sé que eres lo suficientemente bueno

Si te ha lastimado una experiencia de relación pasada, dice Moffa, tratar de comprender la fuente de tu dolor puede ayudarte a no proyectarlo en tu madre.

Explicó que la mayoría de las hijas probablemente están equilibrando dos cosas: cómo estar cerca de su madre y cómo ser independientes de su madre.

Si la madre actúa de manera desagradable y cálida, o parece desdeñosa o crítica, la hija puede estar buscando formas de conectarse cuando nunca se siente lo suficientemente bien.

«En esta situación, es fundamental validar a la hija de alguna manera para que se sienta lo suficientemente valiosa como para hacer conexiones saludables en su vida», dijo Moffa.

Puede ser útil recordar que tu relación no te define, ni siquiera la relación con tu madre.

Ser considerado con las necesidades de la madre.

Considere darle gracia a su madre y reconocer que incluso las madres tienen sus propias necesidades y limitaciones.

Es posible que tu mamá haya tenido una experiencia traumática de la que se está recuperando, dijo Fish.

Puede ser una buena idea recordar que todos están haciendo lo mejor que pueden con los recursos disponibles.

evitar la culpa

A veces puedes sentirte inclinado a culpar a tu mamá porque tu relación es tensa. Otras veces, podrías culparte a ti mismo. Pero aprender a comprender y comunicar las necesidades del otro de una manera que no culpe a ninguno de los dos puede conducir a una conexión más honesta.

«Así que hay posibilidades de satisfacer esas necesidades o de construir o fortalecer conexiones», dijo Moffa.

5 actividades para hacer juntos para fortalecer su vínculo

Si alguno de ustedes ya ha dado los primeros pasos para reconectarse, estas actividades pueden ayudar a aliviar la tensión de estar juntos por primera vez.

  • Reviva un recuerdo o tradición favorita juntos, como tomar el té de la tarde, preparar recetas familiares o cepillarse el cabello.
  • Comparta los deseos y necesidades de cada uno de ustedes para su relación y tomen turnos sin interrumpir o juzgar las respuestas de los demás.
  • Tómese unos minutos para hablar o escribir sobre algo que tengan en común y construya sobre eso. Por ejemplo, si a ambos les gusta hacer manualidades, hagan una colcha juntos o si a ambos les gustan los deportes, únanse a una competencia.
  • Crea un escenario en el que tengas que unirte a un equipo y usar tus habilidades en un «tú y yo contra el mundo, no uno contra el otro». Esto podría ser un juego de mesa con otros miembros de la familia o algo más complicado como una sala de escape.
  • Ofrézcanse como voluntarios juntos en un refugio u organización local que les apasione a ambos.

8 preguntas para entablar conversaciones significativas

Las siguientes preguntas pueden ayudarlos a conocerse mejor. Podéis pasar una tarde juntos, sentaros en el parque o en casa y empezar a hablar.

  • ¿Cuándo fue el momento más importante de tu vida?
  • ¿Qué miedos llevabas contigo de niño?
  • ¿Cómo ha sido ser mi madre/hija hasta ahora?
  • ¿Qué es lo que realmente aprecias de mí?
  • ¿Qué crees que es lo más importante para mí?
  • ¿Qué es lo que más quieres en esta relación?
  • ¿Cuál es tu mayor temor acerca de esta relación?
  • Si pudieras cambiar una cosa en tu vida, ¿qué sería?

«Estas preguntas abiertas permiten que todos sean humanos, honestos y reales. Se deben hacer reglas y los comentarios negativos no son bienvenidos en este evento porque este es el momento de abrirse unos a otros», dijo Moffa.

Cuándo buscar ayuda profesional

Si es demasiado difícil tener una conversación sin una escalada o un cierre, puede ser el momento de buscar ayuda profesional, dijo Fish.

Moffa anotó que si hay trauma, pérdida o abuso en la familia, o si la madre o la hija tienen un problema de salud mental, la terapia puede ayudar a sanar la relación madre-hija.

«Por alguna razón, si una madre y una hija buscan vincularse pero tienen dificultades para encontrar una base sólida en su relación, es hora de buscar ayuda», dijo Moffa.

Si decide dar este paso, estos recursos pueden ser útiles:

  • La herramienta «Encuentre un psiquiatra» de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría
  • La herramienta «Encuentra un psicólogo» de la Asociación Americana de Psicología
  • Directorio de terapeutas para el grupo asiático de salud mental
  • La herramienta «Encontrar un psicólogo» de la Asociación de Psicólogos Negros
  • Líneas de ayuda y herramientas de apoyo de la Liga Nacional de Enfermedades Mentales
  • Directorio de líneas de ayuda del Instituto Nacional de Salud Mental
  • Red Nacional de Terapeutas de Color Queer y Transgénero
  • Terapeuta inclusivo

Revisemos

A veces, tu relación con tu madre o tu hija necesita un poco de ayuda. Hay maneras de fortalecer su propia conexión. Pero cuando haya agotado todos sus esfuerzos, un profesional de la salud mental puede ayudarlo a navegar su relación.

“Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.”