10 consejos rápidos y fáciles para un hogar ordenado y tranquilo

10 consejos rápidos y fáciles para un hogar ordenado y tranquilo

Ahora que hemos estado en esto durante varios meses, que pueden ser más largos según su situación laboral y el campamento y la escuela de su hijo, tener un hogar tranquilo parece especialmente importante. Esto puede sentirse especialmente imposible porque también estás cansado y exhausto.

Pero aunque crear un refugio requiere algo de esfuerzo, no requiere mucho tiempo ni una técnica agotadora. Las pequeñas acciones recorren un largo camino.

Es por eso que hoy comparto 10 consejos rápidos que puede tomar para organizar su hogar ahora mismo, esta semana o este verano del nuevo libro de Cassandra Aarssen, The Declutter Challenge: A Guided Journal. Su libro está lleno de estímulo, empoderamiento y estrategias perspicaces. También me gusta el humor y la actitud positiva de Aarssen. (Y tiene un sitio web muy útil y un canal de YouTube con más consejos).

  1. Obtén la perspectiva de un extraño. Haz una foto del espacio que quieras organizar. Mirar la foto (en lugar de ver la habitación en persona) puede ayudarte a verla bajo una luz completamente nueva. Luego pregúntese: ¿Qué noté cuando miré esta foto? ¿Qué puedo eliminar para que mi espacio se vea menos abarrotado?
  2. Encuentra basura. Obtenga dos bolsas: una para basura y otra para reciclables. Configure un temporizador de 5 minutos y busque medicamentos, cosméticos y alimentos vencidos, artículos rotos, recibos que no necesita y envoltorios de alimentos vacíos.
  3. Encuentra 21 artículos que puedes tirar o donar– cosas como zapatos que no usa, tazas que no le gustan, tarjetas de felicitación y obras de arte viejas, y electrodomésticos que no usa.
  4. Prioriza tu dormitorio. Según Aarssen, ordenar el dormitorio principal tendrá el mayor impacto. “Tu dormitorio es lo último que ves todas las noches antes de irte a dormir, y lo primero que ves cuando abres los ojos por la mañana. Un dormitorio desordenado, desordenado y desordenado puede hacer que sea difícil relajarse y conciliar el sueño, o cuando te despiertas agota tu energía, motivación y alegría”. Primero, reflexiona sobre lo que funciona y lo que no funciona en tu dormitorio. A continuación, coge una bolsa o caja para caridad o basura y empaca lo siguiente: 15 tops y 5 pantalones que no te quedan o no te quedan; 2 pares de pijamas viejos; 5 pares de ropa interior que la hayan pasado bien; 2 no Un sostén ajustado; 10 medias con agujeros o sin par; y 5 accesorios para recoger el polvo (joyas, corbata, cinturón, bufanda, gorro). Finalmente, anota algunas tareas que necesitas para mantener tu dormitorio ordenado, como: tender la cama, lavar la ropa 3 veces por semana y pasar 5 minutos por la noche limpiando las superficies.
  5. Deja ir el “caos sentimental”. Aarssen lo define como “un elemento que tiene un profundo significado o valor para usted, pero que no es necesariamente útil y ocupa un espacio valioso”. Comience eligiendo un artículo sentimental y observe por qué es sentimental. Luego considere estas preguntas: ¿Por qué deshacerse de este elemento no elimina la memoria? ¿Qué me ha impedido liberar el caos emocional en el pasado? ¿Por qué renunciar a más artículos sentimentales? Finalmente, tome una foto del artículo que está regalando.
  6. Cree una lista de tareas que se pueden completar en un minuto o menos. Aarssen compartió ejemplos de: limpiar el mostrador de la cocina, tirar la ropa sucia en la canasta, guardar los zapatos, poner los platos sucios en el lavavajillas y colgar los abrigos.
  7. Tira el papel. Triture los recibos, facturas y estados de cuenta antiguos que tengan más de un año. Recicle sobres vacíos, volantes viejos, periódicos, boletines escolares, cupones vencidos y correo no deseado.
  8. Cree un sistema de papel lo suficientemente bueno.La clave aquí es la simplicidad. Por ejemplo, mantenga una canasta pequeña en el mostrador para el correo, volantes y documentos escolares, según Aarssen. Revisar y vaciar una vez por semana.
  9. Organiza los juguetes de tu hijo.Tome una caja y done, recicle o deseche lo siguiente: 5 juguetes más grandes y 10 juguetes más pequeños que su hijo no haya tocado en 6 meses; 5 libros que su hijo tenga demasiado viejos; 3 rompecabezas, kits de manualidades o juegos que nunca se hayan jugado , 10 juguetes de peluche y cualquier juguete roto o al que le falten piezas.
  10. Haz que la limpieza sea más agradable. Para que las tareas del hogar sean menos aburridas y frustrantes, combine sus sesiones de limpieza con actividades divertidas. Por ejemplo, escucha música, audiolibros o podcasts. Habla con amigos por teléfono. Configure un cronómetro durante 15 minutos y desafíese a sí mismo para ver cuánto puede lograr (también es una excelente manera de hacer que sus hijos limpien).

Su hogar puede ser otra poderosa fuente de cuidado personal, siempre que luzca y funcione a su gusto. Un ambiente tranquilo y limpio puede reducir su estrés y abrumarlo. Cuando la vida fuera de nuestro hogar se vuelve caótica, tener un refugio en tu hogar se vuelve aún más importante.

Foto de Annie Spratt en Unsplash.

Psych Central no revisa el contenido que aparece en nuestra red de blogs (blogs.psychcentral.com) antes de su publicación. Todas las opiniones expresadas en este artículo pertenecen únicamente al autor y no reflejan las opiniones del personal editorial ni de la gerencia de Psych Central. Publicado en PsychCentral.com. reservados todos los derechos.

“Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.”

(Visited 1 times, 1 visits today)