Medicamentos para el autismo

Medicamentos para el trastorno del espectro autista

No existe cura para el trastorno del espectro autista, pero los medicamentos pueden ayudar a mejorar algunos comportamientos asociados con la afección, como la hiperactividad y la agresión.

El trastorno del espectro autista (TEA) es un trastorno del desarrollo neurológico, lo que significa que afecta la forma en que una persona se comporta, interactúa y se comunica.

El autismo existe en un rango, y hay un amplio rango de necesidades de apoyo en ese rango. El nivel de apoyo requerido varía de una persona a otra. No hay dos personas con autismo iguales.

Por lo tanto, el médico trabajará con usted para determinar el nivel de sus necesidades individuales. Esto les ayudará a desarrollar el plan de gestión adecuado para usted.

No existe una forma única de controlar el autismo. Los servicios generalmente incluyen terapia conductual y programas educativos. En algunos casos, se pueden usar medicamentos para ayudar a controlar ciertas afecciones que a menudo ocurren al mismo tiempo que el autismo.

Pero la droga no está diseñada para “curar” el autismo. Si a usted o su hijo le recetan medicamentos, considere monitorear los cambios de comportamiento y los efectos secundarios, y hacer un seguimiento del progreso. Si encuentra algún problema, comuníquese con su profesional de la salud o de salud mental.

¿Por qué consumir drogas?

La medicación para el autismo es un tema complejo y controvertido.

Los investigadores estiman que a más del 50% de los niños y adolescentes con autismo se les recetan medicamentos para ayudar a controlar los comportamientos relacionados con el autismo o las afecciones concurrentes.

Un estudio de 2013 mostró que el 64% de los niños con autismo habían tomado al menos un fármaco psiquiátrico y el 35% había tomado más de uno. Es más probable que los adultos con autismo tomen más de un medicamento.

No existe ningún medicamento para el autismo en sí o sus síntomas principales, y generalmente se divide en tres categorías:

  • Dificultad en la interacción social.
  • Dificultades de comunicación
  • Comportamiento repetitivo

Sin embargo, se pueden usar medicamentos para controlar comportamientos o condiciones que tienden a coincidir con el autismo.

ISRS

Una clase de antidepresivos llamados inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) se usan comúnmente para tratar la depresión. Actúan cambiando los niveles de serotonina, un neurotransmisor en el cerebro que se cree que es responsable de estabilizar su estado de ánimo.

Los estudios han demostrado que los ISRS pueden ayudar a reducir la intensidad y frecuencia de estos comportamientos relacionados con el autismo:

  • Acción repetitiva
  • ansiedad
  • irritabilidad
  • Perder la paciencia
  • Comportamiento agresivo

Los posibles ISRS incluyen:

  • Fluoxetina (Prozac)
  • Sertralina (Zoloft)
  • Escitalopram (Lexapro)
  • Paroxetina (Paxil)
  • Citalopram (Celexa)
  • Fluvoxamina (Luvox)

Los ISRS más utilizados en pacientes con autismo son la fluoxetina y la sertralina.

La sertralina suele ser la primera opción porque tiene efectos secundarios más leves que otros ISRS y tiene menos interacciones con otros medicamentos. Además, ha sido aprobado por la FDA para el tratamiento del trastorno obsesivo compulsivo (TOC) en niños, pero no para el autismo.

Sin embargo, otros dos estudios recientes, uno en 2019 y el otro en 2020, muestran que los ISRS, especialmente la fluoxetina (Prozac), no mejoran el comportamiento repetitivo en niños y adolescentes con autismo. Estos hallazgos se hacen eco de los resultados de estudios anteriores.

Sin embargo, estos medicamentos todavía se usan mucho porque a veces ayudan a controlar los síntomas de enfermedades que coexisten con el autismo, como la ansiedad y la depresión. De hecho, según un ensayo clínico en 2019, aproximadamente del 21% al 32% de los niños y adolescentes con autismo tomaron ISRS.

Los ISRS pueden tener efectos secundarios obvios, como:

  • agitación
  • ansiedad
  • Diarrea o estreñimiento
  • Cambio de peso
  • Mareo
  • Boca seca

Los padres y cuidadores de niños con autismo a menudo se preocupan de que los efectos a largo plazo de los ISRS aún no se hayan establecido por completo. La FDA sigue exigiendo advertencias de recuadro negro en las etiquetas de los ISRS, lo que sugiere que los adolescentes y los jóvenes tienen un mayor riesgo de tener ideas y comportamientos suicidas. Esta advertencia ha sido efectiva desde 2004.

Tricíclico

Los antidepresivos tricíclicos son los antidepresivos más antiguos y se remontan a la década de 1960. Su función es reducir la recaptación o absorción de dos neurotransmisores: norepinefrina (también llamada norepinefrina) y serotonina.

Esto aumenta la disponibilidad de estos neurotransmisores en el sistema nervioso central, que se cree que ayuda a mejorar los siguientes comportamientos:

  • irritabilidad
  • TDAH
  • Comentarios inapropiados

Los tres anillos de uso común incluyen:

  • Amitriptilina (Elavil)
  • Clomipramina (Anafranil)
  • Desipramina (Norpramina)

Los medicamentos tricíclicos se usan con menos frecuencia porque tienden a causar efectos secundarios más graves que los ISRS.

En comparación con otros antidepresivos, también es más probable que sufra una sobredosis de medicamentos tricíclicos. Incluso tomar una pequeña cantidad que exceda la dosis normal puede provocar una sobredosis.

Los efectos secundarios más comunes de los fármacos tricíclicos son:

  • Aumento de peso
  • somnolencia
  • Mareo
  • Boca seca
  • estreñir
  • Retención urinaria (cuando la vejiga no se siente vacía)
  • Perplejo
  • Visión borrosa u ojos secos

Fármacos antipsicóticos

Los antipsicóticos atípicos Risperdal (Risperdal) y aripiprazol (Abilify) son los únicos dos medicamentos aprobados por la FDA para ayudar a reducir la irritabilidad en niños y adolescentes con autismo.

Estos medicamentos más nuevos tienen efectos secundarios diferentes de los medicamentos antipsicóticos originales. Se cree que los fármacos antipsicóticos actúan al afectar la dopamina, que es un neurotransmisor en el cerebro asociado con el placer y la recompensa. También se cree que la dopamina ayuda al estado de ánimo y a la toma de decisiones.

Otros antipsicóticos atípicos que a veces se recetan son:

  • Clozapina (Clozaril)
  • Olanzapina (Zipule)
  • Fumarato de quetiapina (Seroquel)
  • Ziprasidona (Geodon)

Los dos antipsicóticos más antiguos que se usan a veces incluyen:

  • Haloperidol (Haldol)
  • Clorpromazina (torazina)

Los efectos secundarios comunes asociados con los antipsicóticos atípicos incluyen:

  • somnoliento
  • Aumento de peso
  • Dificultades de movimiento
  • Temblor

Dopaje

Los estimulantes se usan comúnmente para tratar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Los niños con autismo también suelen tener TDAH o algunos de los mismos síntomas, como TDAH, falta de atención e impulsividad.

El metilfenidato (Ritalin) es el estimulante más utilizado para los niños autistas con TDAH.

Otros posibles estimulantes incluyen:

  • Sal mixta de anfetaminas (Adderall, Adderall XR)
  • Metilfenidato XR (Concerta, CD de metadatos)
  • Dexedrina
  • Dexmetilfenidato (Focalin)

Sin embargo, existen estudios mixtos sobre si los estimulantes son realmente útiles para los niños autistas con TDAH. Aunque algunos estudios han demostrado que es eficaz y que los niños pueden tolerar el fármaco, otros estudios son lo contrario.

El desafío para los estimulantes es encontrar un fármaco de efectos secundarios que los niños puedan tolerar. En algunos casos, los estimulantes pueden empeorar el comportamiento, lo que puede provocar rupturas agresivas o violentas.

Medicamentos contra la ansiedad

La ansiedad es una condición de coexistencia común en pacientes con autismo. Algunos estudios indican que alrededor del 50% de los adultos y niños con autismo viven con ansiedad. Si tiene autismo, puede experimentar:

  • Ansiedad social
  • Ataque de pánico
  • Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)
  • Trastorno de ansiedad generalizada (TAG)

Manejar la ansiedad en niños y adultos con autismo es complicado. A veces, el autismo y la ansiedad tienen los mismos síntomas, por lo que es difícil saber qué ocurre primero. ¿Los comportamientos relacionados con el autismo provocan ansiedad o la ansiedad provoca comportamientos de tipo autista?

Además, existen pocos estudios sobre el tratamiento de la ansiedad en niños y adultos con autismo, y suelen ser contradictorios.

Según datos del Instituto Nacional de Salud Mental, los tres medicamentos principales que se utilizan para tratar la ansiedad son:

  • Antidepresivos
  • Medicamentos contra la ansiedad
  • bloqueadores beta

Hay estudios mixtos sobre si estos son efectivos para la ansiedad de los pacientes autistas. Un estudio recomendó que los medicamentos contra la ansiedad se usen solo después de que las intervenciones conductuales hayan fallado. Además, corregir situaciones problemáticas como el acoso escolar puede ayudar a mejorar la ansiedad.

Los investigadores sugieren que puede probar los siguientes medicamentos, pero con una supervisión médica cuidadosa y cuidadosa, porque algunos de estos medicamentos llevan una advertencia de recuadro negro de la FDA con respecto a su uso en niños:

  • Sertralina (Zoloft)
  • Fluoxetina (Prozac)
  • Clonidina (Catapres)
  • Buspirona
  • Citalopram (Celexa)
  • Escitalopram (Lexapro)

Cada medicamento tiene sus propios efectos secundarios, pero algunos comunes incluyen:

  • Mareo
  • somnolencia
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas y vómitos
  • Boca seca
  • Estreñimiento o malestar estomacal

Medicamentos antiepilépticos

En ocasiones, los fármacos antiepilépticos se utilizan para tratar otras enfermedades que coexisten con el autismo, como la epilepsia.

La epilepsia es un tipo de epilepsia común en personas con autismo. Los estudios han demostrado que aproximadamente el 12% de las personas con autismo sufren de epilepsia.

Los fármacos antiepilépticos de uso común son:

  • Carbamazepina (Tegretol)
  • Clonazepam (Klonopin)
  • Diazepam (Valium)
  • Divalproato de sodio (Depacot)
  • Lamotrigina (Lamictal)
  • Levetiracetam (Keppra)
  • Oxcarbazepina (Trileptal)
  • Topiramato (Topamax)

Los efectos secundarios comunes de los medicamentos antiepilépticos incluyen:

  • Aumento de peso
  • Enfermedad del estomago
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga o somnolencia
  • agresión
  • agitación

Consejos para encontrar el medicamento adecuado

Encontrar el medicamento adecuado para su hijo puede ser un desafío. La medicación para niños con autismo nunca ha sido una elección fácil. Es posible que le preocupe que el medicamento convierta de alguna manera a su hijo en alguien que no conoce o que los efectos secundarios sean demasiado graves para él.

Incluso puede preguntarse si necesita medicación.

Primero puede preguntarle a su médico, o al médico de su hijo, si puede elegir medicamentos.

Recuerde: las drogas no pueden curar el autismo. Sin embargo, pueden tratar los síntomas o comportamientos asociados con el autismo.

Si su médico recomienda que usted o su hijo tomen medicamentos, considere hacer las siguientes preguntas:

  • ¿Por qué recomiendan las drogas?
  • ¿Qué puedo esperar de la droga?
  • ¿Qué efectos secundarios debo tener en cuenta?
  • Si mi hijo tiene una pregunta o tengo una inquietud, ¿a quién debo comunicarme?
  • ¿Hay algún alimento o medicamento que afecte a este medicamento?
  • ¿Qué tan pronto estaremos de regreso para una visita de seguimiento? ¿A quién nos encontraremos?
  • ¿El seguro cubrirá esto? ¿Cuanto costara?

Una vez que su hijo comience a tomar el medicamento, pueden producirse efectos secundarios no deseados, como irritabilidad o agitación. Además, los síntomas pueden seguir existiendo incluso después de comenzar a tomar el medicamento.

Es posible comenzar a usar múltiples terapias con medicamentos, tomando varios medicamentos para tratar una enfermedad.

Si usted o su hijo experimentan efectos secundarios, es posible que le receten un segundo medicamento para ayudar a controlarlos. Para cada síntoma individual, también se puede recomendar un medicamento por separado.

Por ejemplo, se pueden usar estimulantes para la inatención, se pueden usar ISRS para la depresión o ansiedad y se pueden usar antipsicóticos para la agresión.

Varios medicamentos pueden ser útiles, pero a veces pueden dar lugar a interacciones medicamentosas indeseables. Comprenda cada medicamento recetado y por qué. Asegúrese de que usted y todos sus cuidadores estén al tanto de los posibles efectos secundarios o interacciones medicamentosas que necesitan atención.

Próximo paso

Si usted es el cuidador de un niño con autismo o un adulto con autismo, no está solo. Hay muchos servicios sociales, programas de educación comunitaria y otros recursos que pueden ayudarlo.

A continuación, se ofrecen algunos consejos para encontrar los servicios que necesita:

  • Su médico, el departamento de salud local o la escuela pueden brindarle información sobre programas o recursos especiales. Puede encontrar recursos cerca de usted a través de la Sociedad de Autismo.
  • Su capítulo local de la Asociación Nacional de Autismo también puede brindar ayuda y recursos.
  • Si necesita ayuda con problemas laborales y profesionales, puede visitar la Lista de recursos para el autismo del Departamento de Trabajo de EE. UU.
  • Puede encontrar un grupo de apoyo para el autismo donde puede compartir información y aprender sobre opciones y planes de tratamiento.
  • Cuando se reúna con el personal de la escuela y los profesionales médicos, considere tomar notas detalladas. Estos le ayudarán a tomar decisiones sobre el tratamiento durante el proceso.
  • Es una buena idea guardar una copia de cualquier informe o evaluación médica. Estos le ayudarán cuando solicite un programa especial.

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.

(Visited 3 times, 1 visits today)