Autismo, enfermedad de Asperger y empatía: conozca los hechos

Todo lo que necesita saber sobre el autismo y la empatía

Uno de los mayores malentendidos de las personas con autismo es su falta de empatía. ¿Hay algo de verdad en esta creencia?

Chica abrazo hombreCompartir en Pinterestmartinedoucet / Getty Images

El trastorno del espectro autista (TEA) es una afección del desarrollo caracterizada por diferencias sociales, de comunicación y de comportamiento.

Según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), en 2016, entre los niños de 8 años, se estimó que 1 de cada 54 niños tenía TEA.

El autismo, el trastorno generalizado del desarrollo (PDD-NOS) y el síndrome de Asperger se han diagnosticado por separado. Ahora se diagnostican como TEA en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (quinta edición). Sin embargo, algunos pacientes autistas están más dispuestos a identificarse con autismo o con síndrome de Asperger.

Uno de los sellos distintivos del TEA es la dificultad en la comunicación social. Esto puede manifestarse como el desafío de interactuar con los demás, la falta de interés en los demás y la dificultad para aceptar y expresar el lenguaje.

Pero, ¿estos desafíos significan que las personas con autismo no pueden ser empáticas?

¿Por qué algunas personas piensan que las personas con autismo no tienen empatía?

A lo largo de los años, la investigación sobre el autismo y la empatía ha continuado desarrollándose. Inicialmente, se pensó que la falta de empatía era una característica de todas las personas con autismo. Sin embargo, ahora sabemos que esta característica existe en el rango de pacientes con TEA, al igual que en los individuos neurotípicos.

Las personas con autismo tienen diferentes formas de pensar, lo que puede ser una de sus muchas ventajas. Sin embargo, debido a esto, algunas de sus interacciones y comportamientos sociales a menudo se malinterpretan.

Esto puede llevar a algunas personas a creer que sus estilos y comportamientos de interacción carecen de empatía.

Por ejemplo, cuando otras personas experimentan angustia emocional o reaccionan de manera inapropiada en situaciones sociales, las personas con autismo pueden parecer inconscientes.

Para las personas sin autismo, estos comportamientos pueden hacer que las personas se sientan frías o duras, haciéndoles creer que las personas con autismo no tienen empatía.

Autismo y empatía: ¿que es la realidad?

La investigación en 2018 mostró que las personas con autismo pueden tener dificultad en la empatía cognitiva (reconocer el estado emocional de los demás), pero la empatía emocional (la capacidad de sentir el estado emocional de los demás y la motivación para responder a ellos) No hay ningún aspecto.

Por ejemplo, pueden ver a alguien tratando de llevar muchos comestibles sin darse cuenta de que puede necesitar ayuda (empatía cognitiva). Sin embargo, pueden notar que la persona está molesta por esto y preguntar por qué (empatía emocional).

La empatía también requiere habilidades de comunicación social “entre líneas” e interpretar cómo se siente otra persona en una determinada situación. Para las personas con autismo, esto puede ser un desafío porque tienden a pensar literalmente.

Por ejemplo, si le preguntas a una persona autista: “¿Te gusta mi nuevo peinado?” No le importa, es posible que se nieguen sin comprender cómo te hace sentir la reacción.

Por lo tanto, quizás la combinación de dificultades sociales y déficits de empatía cognitiva pueda crear la impresión de que las personas con autismo no tienen empatía. En realidad, lo son, simplemente se presenta de una manera que puede no cumplir con las expectativas sociales.

¿Cómo califican los educadores el autismo y la empatía?

Según Eric Mikoleit, director de Lakeland STAR School / Academy, una escuela autónoma en Minokwa, Wisconsin, “las barreras sociales, el interés limitado y la atención a los detalles” son algunas de las causas del autismo. Puede ser difícil para las personas expresar empatía.

Pero, dijo, tienen empatía; sin embargo, “el grado de empatía varía de persona a persona”.

Las personas con autismo a menudo necesitan orientación directa para reconocer el estado emocional de los demás y aprender a etiquetar sus propios sentimientos.

Mikoleit dijo que los estudiantes con autismo pueden mejorar estas habilidades a través del modelado, enseñándoles cómo reconocer y etiquetar las emociones de los demás, y las acciones que deben tomar para lidiar con estas emociones.

Dijo que hay planes de lecciones especialmente diseñados para ayudar a enseñar estas habilidades.

¿Qué pasa con el trastorno del espectro autista y la alexitimia?

Según un metaanálisis, aproximadamente el 50% de las personas con autismo también sufren de alexitimia, una condición caracterizada por la dificultad para comprender y expresar sus emociones, incluida la empatía. Por tanto, la coexistencia de esta situación puede explicar en parte el malentendido de que todos los pacientes autistas carecen de empatía.

Sin embargo, un informe de investigación de 2020 mostró que la alexitimia, no el autismo, afecta el apego a los demás, incluidos sus padres. Aunque el apego y la empatía no son lo mismo, están relacionados.

Investigaciones posteriores han demostrado que los defectos emocionales de la expresión facial que generalmente se consideran exclusivos de los TEA en realidad pueden deberse a la alexitimia más que al autismo.

Sin embargo, aunque estos estudios pueden proporcionar algunas ideas, no está claro hasta qué punto la alexitimia contribuye a las diferencias en la empatía entre los pacientes autistas.

La empatía en el autismo puede ser una “calle de doble sentido”

Se podría pensar que otra razón de la falta de empatía entre los pacientes autistas es el desajuste en la comunicación entre los pacientes autistas y los pacientes neurotípicos.

Los estudios han demostrado que cuando dos personas con autismo interactúan, tienen el mismo nivel de relación con dos personas neurotípicas. Sin embargo, cuando una persona autista interactúa con una persona no autista, existe una tendencia a comunicarse mal.

Además, otros estudios han demostrado que reconocer las expresiones faciales a veces puede ser un desafío para los pacientes con TEA. Y debido a que los propios pacientes con TEA pueden no mostrar muchas expresiones faciales, puede ser difícil para las personas neurotípicas interpretar su estado emocional.

Esto puede hacer que las personas neurotípicas piensen que las personas con autismo carecen de empatía. En realidad, las personas neurotípicas también carecen de una comprensión empática de las opiniones de los pacientes autistas.

Esta teoría de los problemas de la doble empatía enfatiza la necesidad de una mayor comprensión y aceptación del autismo. También muestra la necesidad de aprender más sobre los pensamientos y sentimientos de las personas con autismo.

Próximo paso

El grado de empatía varía mucho entre todas las personas, incluidos los pacientes con TEA. Para los pacientes autistas que también tienen alexitimia, comprender la empatía puede ser más difícil.

Pero para la mayoría de las personas, las diferencias en los patrones de pensamiento, la comunicación social y el comportamiento relacionado con el TEA pueden ser la razón por la que algunas personas creen erróneamente que las personas con autismo carecen de empatía.

Ayudar a los pacientes con TEA a aprender a reconocer el estado emocional de los demás a través de una guía directa es una forma de mejorar su capacidad para sentir empatía de manera efectiva con los demás.

Sin embargo, al aprender cómo piensan, sienten y se comunican las personas con autismo, las personas neurotípicas también pueden ser parte de esta solución.

Acercarse a la empatía de esta manera puede cerrar la brecha de comunicación y promover la aceptación y la comprensión que merecen las personas con autismo.

Para obtener más información, las siguientes organizaciones brindan recursos y apoyo para la comunidad del autismo:

  • Asociación Estadounidense de Autismo
  • Red de autodefensa del autismo
  • Mujeres autistas y redes no binarias
  • Instituto de autismo

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.

(Visited 10 times, 1 visits today)