Conducir ansiedad: que es y más

¿Qué está impulsando la ansiedad?

Si vive con ansiedad al conducir, el miedo puede parecer abrumador. Pero con el apoyo adecuado, las perspectivas para esta situación son optimistas.

Compartir en Pinterest franckreporter / Getty Images

Al igual que otras fobias, la ansiedad al conducir puede ocurrir en el peor momento posible, como cuando viaja por una carretera muy transitada. Para muchas personas, la expansión repentina del miedo puede ser desorientadora o aterradora.

Por lo tanto, puede comenzar a conducir menos o evitar conducir. Incluso podría sentirse avergonzado por estar tan asustado.

Si esto le suena familiar, sepa que no está solo. Hay algunas opciones de tratamiento y consejos de cuidado personal que lo ayudarán a sentirse empoderado nuevamente en el asiento del conductor.

¿Qué está impulsando la ansiedad?

Según el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH), más de 19 millones de estadounidenses padecen fobias, que pueden incluir ansiedad al conducir.

Es difícil saber exactamente cuántas personas sufren de ansiedad al conducir, porque las investigaciones muestran que pocas personas buscan ayuda para esta afección.

El trastorno de ansiedad al conducir, también conocido como amaxofobia, oclofobia y motofobia, es el dolor intenso de conducir y participar en conductas de evitación, como hacer que otra persona conduzca por usted o evitar situaciones que lo hagan sentir inseguro.

Aunque muchos síntomas se superponen con síntomas de ansiedad y trauma, la ansiedad al conducir no es una condición oficial en la quinta edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (DSM-5).

Sin embargo, si los síntomas son lo suficientemente graves como para interferir con aspectos importantes de su vida, el médico puede diagnosticar un trastorno de ansiedad generalizada o un trastorno de estrés postraumático (TEPT).

¿Qué lo causó?

No existe una causa única para la ansiedad al conducir, todos tienen una experiencia diferente. Pero algunas razones comunes incluyen:

  • Envejecimiento
  • ansiedad
  • Miedo a perder el control
  • Claustrofobia
  • Pérdida de la audición
  • Cinetosis
  • Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)
  • Accidentes automovilísticos pasados, que pueden desencadenar trastorno de estrés postraumático o trastornos de adaptación
  • Problemas de la vista
  • Condiciones climáticas como nieve o niebla.

Signos de ansiedad al conducir

Para algunas personas, la ansiedad al conducir se acumulará lentamente con el tiempo. Para otros, parece haber aparecido repentinamente o causado por presenciar un evento traumático (como un accidente).

Algunos signos de ansiedad al conducir incluyen:

  • Sentirse ansioso cuando se sube al auto.
  • Trate de evitar conducir
  • Hay una constante sensación de fatalidad
  • Miedo a sufrir lesiones o morir
  • Palpitos del corazon
  • Alta vigilancia al conducir.
  • Experimentar un ataque de pánico
  • sacudir
  • Dificultad para respirar
  • Transpiración

También puede notar que se siente agotado después de conducir, incluso si es un viaje corto. Esto puede deberse a que todos sus sistemas están en alerta máxima, lo que lo hace sentir agotado y necesita suficiente tiempo para recuperarse.

¿Existe cura?

Todos se recuperan de la ansiedad por conducir de diferentes maneras, pero la recuperación es posible. La velocidad de su recuperación depende en gran medida de la causa y de su nivel de actividad en el proceso de tratamiento.

Evaluación médica

Si cree que puede tener ansiedad al conducir, considere ponerse en contacto con un profesional de la salud para ver si hay algún factor físico que pueda causar su miedo, como pérdida de visión o audición.

En este caso, la solución puede ser tan sencilla como probarse unos audífonos o unas gafas mientras conduce.

tratar

No tienes que hacer esto solo. La investigación muestra que la terapia cognitivo-conductual (TCC) puede ayudar a tratar el trastorno de ansiedad generalizada y enfermedades relacionadas, incluidas las fobias y el trastorno de estrés postraumático.

Si su ansiedad al conducir es el resultado de un accidente automovilístico u otro evento traumático, la terapia de desensibilización y reprocesamiento del movimiento ocular (EMDR) puede ayudarlo a procesar e integrar recuerdos dolorosos. Los estudios han demostrado que esta es una forma eficaz de tratar el PTSD.

La terapia de exposición es otra opción. Implica mover los factores desencadenantes de los más problemáticos a los menos, desarrollar habilidades de afrontamiento para los momentos difíciles y, cuando esté listo, exponerse poco a poco a las cosas que lo asustan.

Es importante saber de antemano que es natural sentirse incómodo ante el miedo. Esto no es malo, significa que está en el “trabajo”. Si persevera, a medida que progresa, tendrá más confianza.

Realidad virtual

Estudios recientes han demostrado que la terapia de realidad virtual (RV) puede ayudar a las personas con la ansiedad al conducir. Hay muchos videojuegos de conducción o simulaciones de conducción disponibles.

Sin embargo, no se recomienda que pruebe estas opciones sin la supervisión de un profesional de la salud mental. Ellos podrán guiarlo a través del proceso y ayudarlo a controlar sus síntomas durante el proceso.

droga

Dependiendo de la gravedad de su ansiedad al conducir, su médico puede recomendarle antidepresivos para ayudarlo a controlar sus síntomas.

También pueden recomendar el uso ocasional a corto plazo de medicamentos contra la ansiedad. Algunos medicamentos, como las benzodiazepinas (Valium o Xanax), pueden causar somnolencia al conducir, así que asegúrese de usarlos solo según las recomendaciones de los profesionales.

Estrategia de autocuidado

La ansiedad al conducir varía de leve a severa. Dependiendo de su situación, las estrategias de cuidado personal pueden ser útiles.

Intenta determinar tu desencadenante

Cuando algo nos asusta, es fácil pasar por alto toda la parte. Puede resultarle útil enumerar las partes más aterradoras de la conducción en orden de las más intensas a las neutrales (incluso agradables).

Algunos ejemplos pueden ser:

  • puente
  • Viajar solo
  • Conducir de noche
  • tráfico pesado
  • carretera
  • Malas condiciones climáticas
  • Intersección
  • área de cuarentena
  • Girar a la izquierda
  • Conducir un coche y ser pasajero
  • Viajar con otros
  • túnel

Una vez que comprenda la causa de sus síntomas, puede estar un paso más cerca de controlarlos.

Considere crear un ambiente tranquilo

Puede resultarle útil limpiar el automóvil del desorden que distrae, poner música relajante y usar aromas calmantes. Los estudios han demostrado que el aceite esencial de lavanda puede aliviar especialmente la ansiedad.

Trate de establecer metas realistas

Suponga que decide comenzar a entrenar para un maratón, incluso si no es corredor. ¿Te levantarás mañana por la mañana y correrás 26 millas? Ninguna posibilidad.

La ansiedad al conducir no es una excepción. Aunque la ambición es algo maravilloso, si establece una meta, como conducir por el país mañana, puede hacer más daño que bien.

En su lugar, trate esto como un juego largo. Sea paciente y ajuste su ritmo con hitos más realistas. Con el tiempo, llegará a donde quiere ir.

Considere una escuela de manejo profesional

Si necesita apoyo emocional o necesita detenerse para estacionarse, puede ser útil que lo acompañen en el automóvil. Si no le conviene pedir ayuda a sus amigos y familiares, considere ponerse en contacto con una escuela de manejo profesional.

Prueba técnicas de sedación

Cuando empiece a entrar en pánico, considere probar algunas estrategias que pueden ayudarlo a calmarse temporalmente. Algunas técnicas que pueden resultar útiles incluyen la respiración profunda y la meditación.

revisión

La ansiedad al conducir puede hacer que se sienta incómodo, aislado o perdido, pero no está solo.

Con la ayuda de profesionales de la salud o la salud mental, junto con estrategias de autocuidado, puede recuperarse de la ansiedad al conducir y volver a la carretera.

Si le gusta el trabajo autodirigido, también puede resultarle útil aprender más sobre cómo superar las fobias comunes en el libro más vendido “Workbook for Anxiety and Phobias”.

Cuando se recupere, recuerde que es importante celebrar cada pequeño éxito. Esto puede fortalecer su autoestima y motivarlo a seguir adelante. Milla a milla, tienes esto.

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.

(Visited 2 times, 1 visits today)